24 de enero de 2006

La peor estafa

Hace años que Cuba vive alimentando el mito de la calidad de su servicio de salud. Un mito que en desde que se inició el "Período Especial" apunta a recaudar divisas fuertes de los incautos que se avienen a ponerse en manos de los medicos que en la isla se han de fabricar como chorizos, a juzgar porque se han convertido a falta de otra producción en la exportación preferida del régimen.

Desde hace un tiempo, Fidel viene proclamando a los cuatro vientos que sus medicos van a restaurar la vista a todo el que lo necesite, de manera gratuita, como muestra de los logros de la revolución. A esta campaña de propaganda se sumó obviamente el pichón venezolano de Castro, que con su afán de ponerle a todo nombres rimbombantes lanzó su "Operación Milagro".
Así es que en la Argentina, desde hace unos meses y principalmente desde obras sociales sindicales se viene promoviendo el tratamiento oftalmológico en Cuba. Según promocionaron quienes participan de éste asunto unos 4.000 argentinos iban a ser "beneficiados" por la bondad socialista.

Hoy el diario La Capital publica el caso de una chica rosarina con retinosis pigmentaria, a la que se le prometió una cura en Cuba, un asunto sobre el que el el Consejo Argentino de Oftalmología fue lapidario: "Se está ante la peor de las estafas: las promesas de curación de enfermedades que no la tienen"
A raiz de ésta noticia, encontré que la misma entidad en su gacetilla del 28/11/05 afirmaba:
"El Consejo denunció que el programa "Operación Milagro" no está avalado por ninguna política oficial ni por la oftalmología nacional.
El Consejo Argentino de Oftalmología detectó con preocupación la derivación de casos de patología quirúrgica a Cuba, para lo cual se encuentran representantes de ese Estado, seleccionando pacientes en toda la Argentina. Primero se tuvo conocimiento de 4000 posibles casos en el Norte del país, y luego se confirmaron otros casos en José C. Paz y Mercedes, en la provincia bonaerense. El Consejo denunció que estos profesionales extranjeros estarían atendiendo fuera de todo marco sanitario y sin ninguna política oficial que los avale..."
"... ¿De donde vienen los medios y por qué no se los facilita a los médicos argentinos para que sean ellos mismos los que curen a sus conciudadanos. ¿Quién determina la idoneidad de los médicos cubanos?"


Se está comentiendo la peor de las estafas, y en ella alguien del gobierno argentino es cómplice.

2 comentarios:

Louis Cyphre dijo...

Rubén, esto es muy conocido en cualquier ámbito médico medianamente serio, que no se prende en las cuestiones de propaganda política ni en ideologías.

Lo realmente incomprensible es que tantos gobiernos y tanta gente se lo tome en serio.

Martin - Destructor de Mitos dijo...

¿Quién puede llegar pensar que Cuba tiene servicios de salud de excelencia? Hoy la salud pasa más por la disponibilidades de tecnología que por la atención personal.

¿Cómo puede creerse, aunque tan sea un segundo, que Cuba tiene mejor salud que Chile, Estados Unidos, Canadá o, increiblemente, Argentina?

Un país que usa autos de la década del 50 y que no tiene ni siquiera pintura, no puede tener un buen nivel de salud. Uno podría aceptar que tuvieran un buen sistema de prevención, pero no un efectivo sistema de curación.

Aquí les paso el link de un artículo escrito por un médico que fue funcionario en el area de salud de Cuba. Hoy puede escribir este tipo de cosas porque vive en España: www.cubaeuropa.com/Analisis/Lamedicinaencuba.htm