Comentarios recientes

 

24 de abril de 2014

Autoinflingido

Una de las novedades introducidas por la generalización de las cámaras digitales en los teléfonos son las selfies. Y la pavada que les sigue, de subirla a la web, una típica adolescentada.

Así que cuando vi lo de la iniciativa de la NASA de sacarse una selfie y subirla para celebrar el Día de la Tierra no hice mas que confirmar eso de que a nivel global la inteligencia es una constante, a pesar de que la población crece permanentemente.

Para demostrar que esta ley se cumple inexorablemente (*), el jefe de gobierno porteño se metió en el baile y publicó su fotito. Así que se merece totalmente la devolución que le han hecho en Facebook:




Detalle vexilológoco que no conocía


Loca motora

Ayer la VE se comparó con una locomotora. Inmediatamente me acordé de esta, abandonada en Uyuni y sus memorables grafittis.



(otrosí digo: alguien debería explicarle -¿los amigos de "La Fraternidad?-  que hace rato que las locomotoras pueden arrancar en frío y que ya no se las lleva de cero a dos, cuatro, diez atmósferas. Que eso era de los tiempos del vapor.
Y también alguno le debería haber contado que sus innovadores "bitrenes" no están permitidos por la Ley de Tránsito, y que sólo se los usa en San Luis porque esa provinica no adhirió a esa norma)

El cuento del tío de la Izquierda chilena



Para algunos les sorprende que políticos de la ex Concertación se haya izquierdizado tanto como barrer lo que hicieron cuando fueron gobierno, como el actual ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre. La coalición que gobernó durante veinte años estuvo conformada por la Democracia Cristiana y la ex Unidad Popular. En materia de derechos humanos seguían al Partido Comunista, que estaba excluido de esa alianza. La DC chilena a diferencia de la Democracia Cristiana alemana es un partido de Izquierda. La DC chilena tenía un programa similar a la Unidad Popular, sólo que era estatista, según ellos. Eran estatistas más no totalitarios. Sin embargo, de nada sirve la distinción entre totalitario y estatista, cuando éstos últimos eliminaron el artículo que resguardada la propiedad privada. Alguien me puede decir, ¿cómo distinguir o separar la línea entre el estatismo y totalitarismo, cuando no hay ningún dique o contrapeso al poder? El primer límite al poder es el respeto a la propiedad privada. Y es donde nacen las demás libertades.

Nicolás Eyzaguirre, Eugenio Tironi, Ricardo Lagos y otros más nunca cambiaron.

Hay que recordar que el Partido Comunista se demoró más de treinta años en tener a los demócratas cristianos como aliados.  La agenda de la Nueva Mayoría la maneja el PC, lo que digan los DC vale un rábano.  Eso quedo demostrado en la fallida designación de una sub secretaria de Educación por tener vínculos con el lucro. Así, lo vemos por ejemplo, en la pugna de los dos sectores al interior de la coalición. Mientras la Izquierda radical propone hacer la política imponiendo, recordando el lema ‘Avanzar sin transar’ de la Unidad Popular, los DC quieren dar la impresión que desean escuchar las propuestas de la derecha, siempre y cuando acepten de las reformas o el programa de Bachelet. Sí o sí. La última declaración  que leí al estilo de la UP vino del diputado comunista, terrorista confeso del FPMR y vocero de la Nueva Pillería, Guillermo Teilleir, quien dijo: “Estamos dispuestos a dialogar, pero no para volver a la política de los consensos”. Obvio, si hay esto último se acaba la Revolución chavista que lidera Bachelet. Ahora no emplean la palabra ‘revolución’, sino que usan otras expresiones como el “nuevo ciclo que vive Chile”. El oficialismo saco apenas un 26% de los votos, pues la mayoría no quiso votar hablan de que “la ciudadanía ha votado por un programa de gobierno, ha votado por el cambio, ha votado por transformaciones importantes en Chile”. Esas palabras son del ministro de Interior, Rodrigo Peñailillo. Y otras del matón de la retroexcavadora y diputado del PPD, Jaime Quintana: "en 7 días hemos visto un gobierno que ha cambiado el clima del país".

El fallecido columnista y economista, Álvaro Bardón se moriría de la risa al escuchar las palabras de Peñailillo o Quintana. Parafraseándolo, estaríamos en una  Revolución Cultural al estilo que hubo en la China de Mao. Cada vez que sale electo un gobierno de Izquierda hay una Revolución, no así cuando llega un  gobierno de Derecha. Eso lo podemos ver claramente, cuando Margaret Thatcher  llegó al poder, y cuando lo hizo Bachelet. Solamente hay que leer a las feministas de Izquierda. Y si Matthei hubiese llegado antes de la ayudista del FPMR, no sería una Revolución.

La Nueva Mayoría está conformada por los demócratas cristianos (los malos), pues los buenos están en la oposición, la ex Unidad Popular con su dos partidos, el Partido por la Democracia y el Partido Socialista, y el Partido Comunista.

La Izquierda chilena les hizo creer, desde los noventa,  a sus compatriotas que ellos no eran los mismo de la Unidad Popular. Habían cambiado aparentemente. Respetaba la democracia liberal y el modelo económico instaurado por los militares, después del debacle del gobierno de Allende y los cuarenta años de socialismo que habían dejado el país en la ruina.

Por una parte, la Izquierda reemplazó a Lenin, a Louis Althusser, a Marcuse  por Bobbio, John Stuart Mill, Anthony Giddens y el filósofo norteamericano, John Rawls. Hasta el mismo Karl Marx lo desecharon. Lenin fue, asimismo, reemplazado por el pensador Antonio Gramsci. Y, naturalmente, el filósofo Gianni Vattimo. La Revolución violenta fue reemplazada por la Revolución Cultural, sin que el otro lado se diese cuenta. Y parece que nuestros representantes todavía no lo reparan.

La Izquierda chilena no tiene nada que ver con el laborismo británico, al laborismo de Estado de Israel o con el Partido Demócrata norteamericano. Si la Izquierda chilena quisiera parecerse a los partidos mencionados, tendría que renegar del gobierno de Salvador Allende, quien fue marxista leninista, y no socialdemócrata ni liberal. Y eso no lo han hecho. Al contrario, a medida que pasan los años, se sienten orgullosos y lo justifican como especie de excepción durante de la Guerra Fría. ‘Por excepción’ quiere decir que no estaban por el bloque comunista y por el Mundo libre, lo cual es falso. Cuando eran la Concertación nunca pidieron perdón por los atropellos sistemáticos a los derechos humanos cometidas por la Unidad Popular. Además, la Nueva Mayoría desea que revivamos ese nefasto gobierno.

Se imaginan al laborismo británico eliminando la Carta Magna y el Habeas Corpus, que impidió que el rey Juan sin Tierra expropiase de la tierra de los nobles porque se le daba la real gana. O se imaginan al Partido Demócrata eliminado los Bill of Rights. La Nueva Mayoría desea hacer barrer todos los límites. En ese sentido, el oficialismo se parece al monarca Juan Sin Tierra que cobra impuesto por cualquiera cosa, por una parte, y por otra, porque estaba interesado por incrementar su poder.

En realidad, nunca hubo renovación. Cambiaron de estrategia, mientras copaban las universidades, el poder judicial y la prensa, los cuales fueron, precisamente, los sectores que se opusieron a la Unidad Popular.

Para entender la historia política de los últimos cuarenta años, hay verlo con el principio aritmética de la conmutatividad: a + b = b + a. Mejor dicho con el principio de la identidad A= B = C.

A = La Unidad Popular y los DC que los apoyaban. El PC estaba en la UP.
B =  La Concertación La Unidad Popular mas los DC. El PC estaba fuera de la Concertación. Votaba por ella para que no saliera la Derecha.
C= La Nueva Mayoría: Democracia Cristiana, Socialistas y el Partido Comunista.

Alguien escribió que la Nueva Mayoría no era la Concertación. A decir verdad, lo eran. Eran los mismo más no se sacaban las máscaras. Estaba haciendo un personaje que baja los aranceles, firma tratados de libre comercio, se ufanan de que los feliciten en el extranjero, mientras internamente, se siente autoflagelantes, porque no les gusta administrar el modelo económico que heredaron de los miliares. Ver las columnas de Hermógenes Pérez de Arce de los noventa recopiladas en el libro “Contra la Corriente”. Hasta hace poco se vanagloriaban de que por primera vez los chilenos tenían tantas oportunidades y que por primera vez el país creara tanta riqueza.

Por eso sostengo que la Izquierda le hizo al país el cuento del tío. La expresión ‘el cuento del tío’, según Wikipedia, es el nombre que se le da en Argentina, Chile y Bolivia a estafa. Así lo resume: “aprovecharse de la inocencia y codicia de la víctima y una gran capacidad del estafador de actuar y contar un historia creíble”.

La Izquierda no cree en la democracia liberal y en el capitalismo. Para lo primero acabar con los altos quorum que protegen los derechos humanos de primera generación: la libertad, la vida y la propiedad. Para lo segundo, ocupar la retroexcavadora como consecuencia de reformar la Constitución que protege los derechos mencionados.

La Izquierda siempre ha tenido un objetivo y un programa, además de la perseverancia. Y eso lo hemos visto en las recientes reformas al voto a los chilenos residentes en el  extranjero y al sistema electoral.



La Nueva Mayoría que es una minoría de acuerdo al número de votantes, pues ni siquiera saco el 50% + 1, quiere el poder total.





Banderas en Ucrania

Las fotos que llegan del lío ucraniano dejan mucha tela para cortar para los aficionados a la vexilología, entre otras cosas. Estuve tratando de identificar qué divisas se exhiben, y se los pongo acá como un servicio a la comunidad de BB.



Una de las marcas más visibles entre los anexionistas secesionistas es una cinta naranja y negro. Es la cinta de San Jorge, que aunque ahora se ha convertido en símbolo separatista se remonta a la Orden de San Jorge instituida por el Zar, aunque la URSS también la empleó para medallas conmemorativas de la victoria en la "Gran Guerra Patriótica".


En los últimos días se ha visto mucho una bandera negro-azul-rojo con un águila doble. Es la bandera de la República de Donetsk, proclamada el 7 de abril, y aún no reconocida por nadie. Ni siquiera por Rusia, aunque seguramente falta poco para eso. Una bandera similar, pero sin águila, fue la enseña de la efímera República de Donetsk–Krivoy Rog que fue proclamada en 1918 pero duró apenas unos días.


Especialmente en el occidente además de la bandera amarilla y azul, se ve otra negra y roja. Curiosamente no se trata de canallas y leprosos sosteniendo la integridad territorial ucraniana. Es la bandera del UPA, el Ejército Insurgente de Ucrania, que en la Segunda Guerra Mundial peleó contra los alemanes. Pero también contra los rusos, en busca de una Ucrania independiente. Representa al nacionalismo ucraniano y en especial al sentimiento antiruso. 

En el caos de uniformes diferentes, camuflajes occidentales, gente de origen indefinido, combatientes no identificados, al menos las banderas sirven para tener una idea de qué bando es cada uno. Igual que en la edad media. Y ojo, no creo que sea casualidad. 



 

23 de abril de 2014

Culo


De la misma gente que quiere mandar a Macri al INADI porque reconoció que algunos culos le gustan más que otros.
 

22 de abril de 2014

Firepower




24 AH-64 Apache Longbow del US Army operando juntos en maniobras militares en Corea del Sur. ¿Cuántas fuerzas acorazadas del mundo se bancarían a estos chicos más de 48 horas?

Parchment


"Una podría tener algún rencorcito, con aquellos que producen soja. Pero el rencor hace mal, saca arrugas"

Un par más



Encuesta Universidad de Belgrano




 

21 de abril de 2014

Sor Lucía


Dentro de la sección "Argentinos que triunfan en el exterior" les presento a Sor Lucía Caram, una monja tucumana que está dando que hablar últimamente en España.

Se dedica a la acción social a través de una ONG y tiene un perfil progre con toques de separatismo catalán.

Hace un par de años había ganado menciones en medios argentinos por decir lo que todo el mundo piensa de CFK declaraciones bastante fuertes sobre CFK.

Aquí les dejo el video de un encuentro con un pseudo periodista - presentador en un programa de un medio español.

Cosmos


La verdad que la nueva serie Cosmos, promediando ya sus 13 capítulos, está a la altura de la original. El presentador, tal como anunciaban algunos comentaristas del blog, no tiene mucho que envidiarle a Carl Sagan.

La pedagogía empleada para explicar los temas en cada episodio es la envidia de cualquier persona que se dedique a la enseñanza.

Aceptemos que no llega al nivel didáctico de Lorenzino, pero Neil deGrasse Tyson y su equipo hace una gran labor.

RUSSELL Y POPPER (Carta de lectores en La Nación)


Quisiera señalarle al señor Kovadloff, a quien respeto, que ya antes de su citado Augé, Bertrand Russell escribió: "Nuestro desarrollo intelectual ha superado nuestro desarrollo moral". Y a esta observación le contestó Karl Popper: "Nosotros somos buenos, tal vez un poco demasiado buenos, pero también un poco estúpidos, y es esta mezcla de bondad y estupidez la que está en la raíz de nuestros problemas".

Agrego que la supuesta inclinación a la bondad en gran medida refleja la maldad implícita en la demagogia por el llanto por los pobres para lograr el poder político. La preocupación por la exclusión y la desigualdad económica producen la desigualdad política. Es decir, el poder político absoluto y su consecuencia: la corrupción en el reparto. A los hechos me remito, y ahí tenemos la crisis europea y la creación de una deuda que no se va a pagar. Y no olvidemos que si cae el consumo, hay más desempleo y más pobreza. La historia de la Argentina es una enseñanza, por lo que alcanzó y por lo que logró destruir.

Armando Ribas

(la nota de Kovadloff sobre Augé aquí)

Semana Santa


En España la Semana Santa sigue conservando un fuerte sentido religioso. Más allá de las numerosas familias que aprovechan los días para tomarse unas vacaciones, muchas van a pasar las festividades a sus pueblos y participan de las procesiones.

En algunos casos se producen estas escenas propias de una película de tinte de humor costumbrista

Foto de aquí.

Partida


Dos pensamientos que me provoca la partida de García Márquez.

Por un lado no puedo dejar de pensar en su eterna cercanía con Fidel Castro y su régimen. Eso lo descalifica en todos los apesctos como periodista. Un periodista que se precie de tal no puede ser amigo de regímenes totalitarios, por muy superior sea la calidad de su prosa.

Como escritor no puedo decir mucho porque no pasé de la página 10 de su "Cien años de soledad".
 

20 de abril de 2014

Felices Pascuas

Ordenemos la casa
De una buena vez
 

19 de abril de 2014

Por la ventana, pero adentro


Jockey clasificó a las semis del Nacional de Clubes.
Especial par los pibes de ESPN que se la pasan hablando de la superioridad del rugby de Buenos Aires, quedaron en semifinales Hindú, CUBA y el campeón y subcampeón de Rosario: Duendes y Jockey.

(Foto del facebook de Elvio Verdiblanco)
 

18 de abril de 2014

"Putin no es un genio; nosotros somos completos idiotas"

Siguiendo con la línea de traducciones fatto in casa de artículos sobre la situación en Ucrania, acá va la traducción de otro artículo de David P. Goldman, de quien ya citamos una nota suya, al respecto:

Putin no es un genio; nosotros somos completos idiotas
Por David P. Goldman (Spengler)

Vladimir Putin le permitió alegremente a las autoridades de Kiev dispararles a a algunos manifestantes prorrusos mientras mantenía en el hielo a sus fuerzas militares del otro lado de la frontera. Predije (y mantengo mi postura) que Rusia no tomaría más territorio en Ucrania Oriental, al menos no por el momento, en cualquier caso. Rusia se quedará donde está y verá cómo Ucrania implota, al igual que implotó Egipto en los dos años que siguieron al derrocamiento de Hosni Mubarak. Antes del golpe de Maidan, Putin estaba preparado para olvidarse de quince mil millones de dólares en pagos atrasados a Gazprom y aportar dieciocho mil millones más. Ahora quiere treinta y cinco mil millones en pagos atrasados de gas, que se suman a los quince mil millones de dólares al año de déficit que tiene actualmente Ucrania. El FMI quiere recortes masivos en subsidios, lo que hará del gobierno de Kiev un objeto de odio sin ponerle coto al problema. Los contribuyentes occidentales no van a poner cincuenta mil millones de dólares para Ucrania, ni siquiera una mínima fracción de esa suma.

Yankee Doodle fue a Maidan, se puso una pluma en su sombrero y la llamó "democracia". Nuestra política exterior se parece a los cultistas de los OVNIs que están tan convencidos de que hay extraterrestres invadiendo la Tierra que ven alienígenas en cada reflejo de gases de pantano. En este caso no se trata de alienígenas, sino de aspirantes a republicanos. Primero la Plaza Tahrir, y luego Maidan, fueron pruebas gloriosas del Destino Manifiesto de la democracia occidental.

Una búsqueda en Google de los términos "Putin" y "genio" arroja como resultado diez millones de hits. Si oigo a algún otro comentarista haciendo un panegírico del gran intelecto de Putin, vomitaré mi almuerzo. Putin no es tan inteligente; el problema es que somos completos idiotas. Cuando Ucrania implotó, nuestros líderes (desde Victoria Nuland en el Departamento de Estado hasta los neoconservadores) asumieron de hecho que revertiríamos la polaridad de Ucrania hacia Occidente y que humillaríamos a Rusia con la pérdida de Crimea. Putin dejó en evidencia nuestro farol, y no teníamos opciones militares viables.

Putin no necesita enviar al Ejército Rojo a Ucrania. Todos los oficiales ucranianos de grado superior a mayor hicieron sus carreras en el Ejército Rojo. Los comandantes ucranianos no van a luchar contra los rusos. Ellos son los rusos. Ayer vimos a los paracaidistas ucranianos entregarles sus vehículos blindados a los separatistas rusos. Tal vez John McCain pueda enviarles más armas para que se las entreguen a Moscú.

Los norteamericanos juegan al Monopoly, los rusos al ajedrez: pusimos nuestra ficha en el casillero de Park Place de manera justa y eso nos dio el derecho a instalar un hotel. No importa que Ucrania sea un caso perdido con un ingreso per cápita equivalente a la décima parte del de la Comunidad Europea, cuyos mejores jóvenes (junto con algunos de los peores) han dejado el país, con una economía en ruinas y una población declinante. Putin no está jugando según las reglas impresas en la tapa del juego de mesa. ¡Es otro Hitler! ¿Dónde está nuestro Churchill? Es una remake de Dr. Strangelove hecha por Monty Python. Unos pocos provocadores con bandera rusa reparten volantes exigiendo que los judíos de Ucrania oriental se registren ante las autoridades, y todos los medios al igual que la administración Obama se hiperventilan, hasta que todo el asunto queda revelado como un fraude.

La amenaza, como escribió el gran teórico del ajedrez Aron Nimzowitsch, es más poderosa que la ejecución. Putin dejará que Occidente se haga cargo del desastre ucraniano hasta que gangrene, y entonces elegirá y se quedará con lo que quiera. Nos hincharemos y bufaremos y protestaremos contra Putin, el nuevo Hitler, mientras la economía ucraniana se desintegra. El aforismo de Bismarck se aplica: die ganze Ukraine ist nicht die gesunden Knochen eines einzigen pommerschen Grenadiers wert. (*)

(*) "Ucrania entera no vale ni los huesos de un solo granadero de Pomerania".

Siguiendo el post anterior de Blogbis sobre el camouflage del BDU del ejército sueco.

A la derecha, soldado argentino de servicio en Cascos Azules de ONU. 
Blogbis, comparto totalmente tu opinión sobre el excelente camouflage del uniforme sueco, pero además te quería mencionar que las tropas especiales suecas son expertas en su capacidad de mimetizarse con el terreno, pero también en el uso de técnicas de infiltración detrás de las líneas enemigas con métodos secretos tan asombrosos que les permiten pasar por miembros de tropas extranjeras.

La foto superior es una prueba evidente de lo que dije. Aparentemente muestra a dos militares argentinos, hombre y mujer. El de la derecha es efectivamente un soldado argentino integrante de fuerzas de Cascos Azules, pero el mini cabo femenino que parece ser de Argentina ¡¡en realidad es una militar sueca infiltrada!! Asombroso realmente... 
 

17 de abril de 2014

Suecas

Para seguir en cierto modo con el tema planteado en el post anterior, vaya el homenaje a la las infantes suecas:



Àpropos,  que bueno está el camo sueco. Si alguna vez se reconstruyeran una FFAA locales como la gente, estaría bueno adaptar el esquema a los colores de la pampa. 

Otrosí digo, tendría que dedicarle otro post a la enorme cantidad de chicas que hoy conforman las tripulaciones de la US Navy, en los roles más duros y ásperos que puedan imaginarse. Seguro que todos los días estas chicas -y las suecas también- se lamentan como la VE repitiéndose que para ellas es más difícil por ser mujeres. 


 
Cargando...