10 de abril de 2014

Recordatorio: lo que mata es la gente.



De los repetidos (demasiado repetidos) killing sprees que se dan en USA, pocos han tenido el efecto de la masacre de Columbine High School, en la que dos tarados mataron a 12 alumnos y a un profesor para despues suicidarse. Un show para el que emplearon una pistola Intratec Tec-9, una carabina calibre 9 y dos escopetas.

La matanza fomentó restricciones a la compra de armas por civiles, cuestionamientos a la Segunda Enmienda,  e incluso a la propia relación de la sociedad norteamericana con las armas. Insolitamente, el episodio también tuvo ecos por todo el mundo, aun cuando las normas para el acceso a las armas de fuego son absolutamente diferentes, y en nuestro caso tremendamente más restrictivas.

Ayer se dio otro ataque escolar,  22 heridos, dos muy graves. Esta vez no hubo fusiles de asalto, pistolas glock, municiones-sofisticadas-penetradoras-de-chalecos-antibalas, ni nada. Apenas dos cuchillas de cocina. Comunes y corrientes. Y el autor, un pibe de 16 años aparentemente normal y sin problemas.

Un amigo tirador dice siempre que las armas de fuego no matan a nadie, pero si las balas. Sin ser tan detallista es evidente que el problema es la violencia y no el medio empleado. Sin embargo permanentemente se hace hincapié en la herramienta y poco en la cabeza del autor. Quizás es más fácil prohibir un arma que indagar en la sociedad que genera asesinos.

Sin armas de fuego, se dió la matanza de Akihabara: siete muertos y diez heridos, a cuchillo.
Sin fusiles ni pistolas, Mamoru Takuma mató a ocho alumnos de escuela con una cuchilla.
En China, lo tipos con cuchillos mataron a 29 en la estación de trenes de Kunming. Hace apenas un mes.

Parece que matar con arma blanca es cosa de orientales. Pero no. En los barrios argentinos, todos los fines de semana, entre tinto, blanco y birra, los tramontinas se cargan a un montón de personas.

Pero para mucha, muchísima gente, el problema no está en los que matan, sino en que tengan a mano un arma de fuego.

15 comentarios:

Leandro dijo...

Escribiste killing spree y se me vino encima el DNI, aquellas tardes de secundaria cuando el Unreal Tournament recién había salido y yo armaba una LAN doméstica en el living de casa... Born in the 80's...

Por lo demás, supongo que Luberquincho ya debe haber presentado un proyecto para obligar a reemplazar los cuchillos de metal por los de goma...

BlogBis dijo...

¿born in the 80s?
Que envidia.

Leandro dijo...

Nací en 1984, Rubén.

Y a juzgar por como viene la Historia por acá en letrinoamérica, posiblemente en unos años todos vivamos como en 1984.

Ud. elige si me refiero a "atrasados" o a Orwellianos...

carancho dijo...

Quien quiera matar, mata con lo que pueda o tenga a mano: cuchillo, martillo, palos.
Supongo que ninguno de nuestros maravillosos políticos pro desarme tuvo esa idea.

Anónimo dijo...

No te olvides del 9/11. 5000 muertos sin disparar una sola bala.

Anónimo dijo...

Siempre lo mismo. Si adentro de la escuela hubiera habido al menos un guardia armado, la joda se terminaba en treinta segundos

El Enmascarado dijo...

BB, ¿no hay alguna cláusula de edad mínima para comentar en el blog? Leandro, por favor, corrija el año de nacimiento y miéntanos que tiene 10 años más....

Coki dijo...

22 heridos vs. 12 muertos.

La diferencia esta en la capacidad de daño.

Estoy seguro de que poquisimos creen que el unico problema es el acceso a armas.
Lo que varios creemos es que, dada la enfermedad mental, quisiera que su capacidad de matar sea lo mas limitada posible.

BlogBis dijo...

Coki, es sólo cuestión de oportunidad. Vió los otros casos?
8 muertos, 29 muertos, todos a cuchillo.
Y si sumamos los casos de homicidio por sobredosis de tramontina, seguro que sale el RENAPUCO

Coki dijo...

Blogbis, seguro. Solo me parece poco logico sugerir que un loco con un cuchillo es lo mismo que uno con un AK-47.

Si limitar el acceso legal a armas generaria que menos locos tengan armas es otro tema. No se la respuesta.

Solo me parece raro que se sugiera que da igual el arma. Si fuera asi, el ejercito usaria tenedores (lo cual tambien seria bastante practico).

Y tampoco me parece justo sugerir que quienes hablan de limitar la venta de armas creen que eso resolveria todos los problemas.

BlogBis dijo...

Tengo una docena de armas de fuego en casa. Y convivo con armas desde que tengo memoria. Nunca ocurrió que una de ellas se saliera de control y se le diera por matar gente.
Y balas... uff... he visto pasar algunos cuantos miles. Todas decidieron hacer caso y portarse bien.
Creer que las armas de fuego y no la violencia en la sociedad son la causa de los homicidios es puro animismo, vea.

El Enmascarado dijo...

BB, me pasa lo mismo a mí que a vos. Yo no le tengo miedo a las balas, es más, de hecho en este momento me estoy pasando por la cara, axilas e ainda mais una bala 7,62 mm.
A lo que le tengo un cagazo bárbaro es a la velocidad con que se te vienen encima cuando las disparan...

Gatienso dijo...

En algo, creo, estamos de acuerdo, las armas no son para cualquiera, el que las quiera comprar legalmente DEBE demostrar un minimo de idoneidad en el manejo y un análisis psicológico-psiquiatrico hecho de verdad, como para que no haya loquitos sueltos que se copren una Glok en el super de la misma manera que se compran un ferné 1884 a precios cuidados.
Cuando hablan de prohibir la portación de armas les pregunto si suponen que los wachiturros pasan por el RENAR antes de comprarse un fierro para salir a laburar.

Pablo dijo...

Muy buen artículo y interesantes comentarios.
Yo me pregunto cuándo hablan de desarme, por qué no hacen una grilla en las villas, inspeccionan casa por casa, y al que tenga armas sin papeles se las incautan y lo encanan.

Anónimo dijo...

En relación con el tema del post...
Don BB, ésto seguro le va a interesar:

http://www.eldia.com.ar/edis/20140413/Policias-locales-sin-armas-cuando-no-trabajen-laprovincia3.htm