31 de mayo de 2014

Borrador (1)


Propongo abrir un borrador para que los lectores propongan ideas y medidas para un futuro gobierno que impulse sanear la República.
Aporten por comentarios, que serán sucesivamente incorporados al post.

Apenas como disparador propongo:

- Derogar toda transferencia de poderes del legislativo al ejecutivo
- Recuperar la independencia del Banco Central
- Rediseñar estructura de ministerios, secretarías y subsecretarías, al mínimo necesario



52 comentarios:

-martin- dijo...

esto ya lo habían propuesto por ahi

pero mientras existan servicios públicos que los funcionarios y sus familiares (hijos, nietos, primos, tios, abuelos, madre, padre) sean obligados a consumirlos sin opción por lo privado.

pami, hospitales, escuelas, TDA(?), ppalmente

Leandro dijo...

Rubén! A una hora como ésta un día Viernes abriendo un thread que creo va a terminar siendo un hitazo... Qué sentido del marketing!!
Voy con algunas...

- transferencia masiva de competencias a los niveles municipal y provincial, con una consiguiente y necesaria
- reforma tributaria que invierta la potestad de crear, derogar y cobrar impuestos, poniendo en cabeza de la provincia y el municipio la mayor parte de los tributos, y que sean las 24 entidades las que financien vía "coparticipación invertida" al Estado nacional
- estudio, diseño e implementación por etapas del sistema de charter schools
- promoción de la creación de un sistema de salud privado competitivo
- reforma del sistema sindical, apertura de inscripción de nuevas agrupaciones por empresa, rama, oficio o lo que sea. Supresión de la licencia permanente para delegados, manteniendo apenas la inmunidad frente a despidos. Regulación del salario del sindicalista, igual al sueldo básico del cargo que ocupaba al ser electo. Democratización forzada de los sindicatos existentes, para eliminar la "carrera sindical".
- nueva estructura de penas por delitos cometidos por personas que perciben sueldos estatales, o que le facturan al Estado. Duplicación de penas para esos delitos, y creación de la auditoría imppsitiva permanente para funcionarios, desde que asumen su cargo hasta 10 años luego de dejarlo
- radarización del espacio aéreo y ley de derribo

Alecleamas dijo...

-Derogar todo tipo de reelección. Solo un mandato para cargos del ejecutivo (en todo nivel).
-2ª enmienda.

Gatienso dijo...

A ver estas son las que se me ocurren ahora viernes por la tarde, nublado y aburrido

-Desdoblamiento de las elecciones Nacionales, Provinciales y Municipales.

-Inhabilitación para el ejercicio de cualquier cargo público para quien resulte electo a cualquier cargo por el período que dure el mismo y que no se habilite la suplencia en caso de que la renuncia no esté fundada en una razón de salud

-Habilitar una sola reelección inmediata para cualquier cargo.

-Boleta única manual

Leandro dijo...

Como me cebaron hablando de elecciones... "Escala" de cargos electivos. El que fue Papa no vuelve a Cardenal... Un concejal puede ser intendente, pero al concejo no vuelve nunca. Un diputado provincial puede pasar a senador o gobernador, y de ahí a cargos federales... Y queda inhabilitado en la provincia. El paso por un ministerio o secretaría de Estado inhabilita a cargos provincialea. Etc.

Alberto dijo...

- Derogar el artículo 14bis de la CN y recuperar el de 1853 sacando todos los mamarrachos de las dos reformas.

- Abolición del Banco Central (fue una medida de emergencia que ya no tiene sentido sostener ahora...) y que la gente use la moneda para intercambiar como se les de las ganas.

Anónimo dijo...

Muy bueno! Alguien puede difundir esta invitación? Mucha gente tendría que pasar a opinar.

Yo aporto:
- Impedir las designaciones políticas en lugar de funcionarios de carrera
- Establecer elecciones uninominales por distrito
- Terminar el régimen de financiamiento estatal a los partidos políticos
- Revisar la justicia penal, reescalando penas. Considerar la implantación de la pena de muerte para delitos graves

Sigo pensando y vuelvo.

TRESLETRAS

Leandro dijo...

Entiendo que ésta es una invitación a proponer y no, por ahora, a discutir las propuestas.
Pero me gustaría llamar la atención, en lo concerniente a la pena de muerte, sobre la inconveniencia de otorgarle a un Estado la potestad de matar a cualquier ciudadano.
Veinte escalones mas abajo, el problema de otorgársela precisamente al Estado argentino.
Y otros veinte escalones después, de las puertas del infierno para allá, el hacerlo a la brevedad, considerando el estado y composición actual de las instituciones judiciales (y de las que están legitimadas a litigar!).

Un cordial saludo.

El Enmascarado dijo...

A riesgo de que me tomen por impertinente o de que pretendo faltarle el respeto a alguno, me permito sugerir que las propuestas tengan algún viso de realismo y que puedan ser aplicadas por un gobierno constitucional y no por un gobierno utópico de los que nunca han existido más allá de los libros.

Sin perjuicio de compartir varias de las propuestas expuestas, me temo que hay otras que pueden ser deseables, pero no son factibles de llevar adelante porque dejan de lado la realidad en la que vivimos.

Para sanear la República es imprescindible atacar la monstruosa escala de la corrupción estatal y de sus cómplices privados, por eso creo que la idea de hacer imprescriptibles los delitos de corrupción es un acuerdo preelectoral que deben suscribir todos los partidos que se digan democráticos y debe ser un de las primeras leyes que se aprueben en el futuro Congreso.

Acabar con la impunidad de los corruptos es esencial para, aunque más no sea, reducir los márgenes de la corruptela a los valores que se encuentran en el Primer Mundo donde, además, el funcionario corrupto sabe que si lo agarran va preso o se patina lo afanado en pagar abogados.

Anónimo dijo...

Se me ocurren cientos de cosas, todas muy en la línea de las que se están proponiendo. Pero me resulta imposible pensar en un País que cambie radicalmente su viciosa forma de pensar, enferma por tantos años del populismo peronista. Cualquiera de las formidables propuestas que se hagan, serán petardeadas por los políticos y dirigentes que surjan de esta sociedad indolente y disoluta. Solo una crisis que ponga a la sociedad al borde del abismo y le haga revisar y repensar a los argentinos sus valores y el tiempo, podrán permitir un nuevo País. Perdón por el pesimismo, pero creo que lo que se viene es más de lo mismo, aunque le cambien el color o la portada - JUAN

Walter dijo...

-Imposibilidad perpetua de presentarse a un cargo electivo si se renuncia sin motivo a un cargo obtenido por dicha vía (fin de las "testimoniales")
-Eliminación de dietas, viáticos, gastos de representación, desarraigo, y reemplazo por un salario equivalente a no más de 2 veces el mínimo, vital y móvil, para todos los cargos electivos.
-Eliminación de cargos de asesores en cámaras legislativas, reemplazándolos por cargos efectivos y con no más de un asesor cada 5 legisladores (modelo sueco).

Anónimo dijo...

Modestamente, propongo:
imprescribilidad de los delitos de corrupción, prohibición de las candidaturas "testimoniales", examen público de capacidad idónea para cargos públicos y vuelta de los Edictos Policiales.
Por ahora, se me ocurren éstos.
Ah! recontraprohibición de poner nombres a lugares públicos (y billetes) de finados y que por lo menos hayan pasado 40 años del óbito (por lo menos, para esa época, yo ya no estaré para indignarme, jjj). Bueno, los "vivos" (en todo sentido), por supuesto ni considerarlos.
Ah! otra: en cuanto al Himno Nacional, prohibición de cambiarle el ritmo y/o bailarlo.
Emma Peel

Mayor Payne dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Martin. dijo...

Yo creo que la piedra fundamental del cambio nacional debería empezar por una reforma integral de la justicia. Basta de remover a un juez molesto mandándolo a la cámara. Hay que incentivar la remoción de jueces inútiles mediante juicio político, el nombrar jueces titulares donde no los haya y armar una justicia seria. Pero seria en serio. Juez que no respeta la ley, juicio político y juicio penal subsiguiente.
Todas las demás propuestas, deben emanar de aquí.
Lo otro en extremo urgente es, a mi criterio, la Ley de Coparticipación Federal. No se puede hambrear a provincias como BsAs y Santa Fe mientras esos recursos son dilapidados sin inversiones productivas en Chaco o Formosa.
Obvio que lo que le sigue a esto debería ser una reducción impositiva y una eficientización del gasto público, porque hoy tenemos la inversion en el freezer entre otras cosas por la violenta presión tributaria.

Muy buenas las otras propuestas.

Mayor Payne dijo...

(PARTE 1)

PODER LEGISLATIVO

* La Cámara de Diputados se compondrá por miembros elegidos por el voto directo de la ciudadanía, distribuidos entre las provincias y la Ciudad de Buenos Aires de manera proporcional a su población, con un mínimo absoluto de tres diputados por provincia o ciudad autónoma.

* Cada provincia o ciudad autónoma será dividida en una cantidad de distritos electorales equivalente a las dos terceras partes de la cantidad de diputados que envíe al Parlamento. Los distritos serán lo más iguales que sea posible en cantidad de electores, y sus fronteras respetarán la división administrativa interna de la provincia o ciudad autónoma, pudiendo estar compuestos por uno o varios partidos, departamentos o comunas, según corresponda. Cada distrito enviará un diputado a la Cámara, correspondiéndole la banca al candidato que haya sacado al menos 40% de los sufragios o que, habiendo sacado una cantidad no inferior a 30%, tenga al menos diez puntos porcentuales de ventaja sobre el segundo; en caso de no cumplirse estos requerimientos, se procederá a una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados.

* El tercio restante de los diputados de una provincia o ciudad autónoma serán asignados de la siguiente manera: todos los sufragios válidamente emitidos se distribuirán entre los partidos siguiendo el sistema D'Hondt para dar con la cantidad total teórica de bancas que le corresponde a cada partido. Del total de cada partido se sustraerán las bancas conseguidas por el mismo en los distritos electorales; las bancas restantes (o todas ellas en el caso de un partido que haya sacado una cantidad de votos que lo habilite a entrar en el reparto pero sin que hubiera ganado en alguna circunscripción) les corresponderán a los candidatos de distrito que más votos hubieran obtenido sin haber sido electos.

* El Senado se elegirá de manera concurrente con las elecciones de cada provincia o ciudad autónoma, y la duración de sus mandatos estará atada a la de las instituciones que representan. Cada provincia o ciudad autónoma tendrá tres senadores: uno elegido en la misma fórmula y boleta que el gobernador y vicegobernador, uno por el partido con más bancas en la legislatura local y uno por el que le siga en número de escaños.

* El Senado será una cámara exclusivamente revisora, salvo en proyectos de coparticipación o de modificación en cualquier sentido de las facultades provinciales y del gobierno federal.

* El Senado tendrá derecho de prestar acuerdo ante cualquier nombramiento del Poder Ejecutivo; la Cámara de Diputados tendrá derecho de presentar mociones de censura contra los miembros del gabinete.

* A partir de la sanción de una ley correrá un plazo a determinar, en el que cualquier modificación, derogación o reemplazo de la misma exigirá una cantidad de votos numéricamente superior a la conseguida en ambas Cámaras para su aprobación.

* Ninguna ley que establezca o modifique un impuesto, tasa o tributo tendrá una vigencia superior a los doce años (dos mandatos presidenciales o cuatro períodos de la Cámara de Diputados); pasados los doce años, la vigencia de los impuestos requerirá de una renovación expresa cada tres años, sin la cual se considerará automáticamente derogado el impuesto en cuestión y extinta la obligación de tributarlo.

* Posibilidad de revocación por referéndum de los mandatos de los diputados y senadores.

* Posibilidad de iniciativa legislativa de los ciudadanos, ya sea mediante petitorio suscrito por un porcentaje del padrón electoral nacional a determinar (en cuyo caso será directamente tratado en el recinto) o mediante propuesta aprobada en un referéndum por la mayoría de los electores de un distrito de la Cámara de Diputados (en cuyo caso será presentado por el diputado correspondiente y seguirá el proceso legislativo normal a partir de entonces).

* El Congreso pasa a ser un Parlamento Federal para reflejar su mayor grado de influencia institucional en el Poder Ejecutivo.

Mayor Payne dijo...

(PARTE 2)

PODER EJECUTIVO

* Mandato presidencial de seis años con posibilidad de una única reelección por un período especial de tres años más. De esta manera, se le quita valor al premio (la reelección) y se lo convierte únicamente en un tiempo suplementario. Por fuera del período de seis años y del suplementario de tres, nadie podrá volver a ser elegido Presidente.

* Retorno al sistema indirecto de elección presidencial, con un Colegio Electoral constituido por la suma total del doble de la cantidad de diputados y senadores que cada provincia y la Ciudad de Buenos Aires envían al Parlamento. Los votos electorales de cada provincia se asignan de manera proporcional a la cantidad de sufragios obtenida por cada candidato en la misma.

* Todos los nombramientos de ministros, secretarios de Estado, directores generales, titulares de agencias y organismos, presidentes y gerentes de empresas estatales, y de representantes del Estado en directorios y empresas, requerirán acuerdo de la mayoría absoluta del total de miembros del Senado.

* El Primer Ministro requerirá del consentimiento de una mayoría absoluta del total de miembros de la Cámara de Diputados, y tanto él como cualquier ministro o secretario de Estado del Gabinete podrán ser removidos de sus cargos por un voto de censura aprobado por idéntica mayoría.

* Los decretos de necesidad y urgencia requerirán de la firma concurrente del Presidente, del Primer Ministro y de la totalidad del gabinete, y su vigencia no excederá los treinta días sin una aprobación expresa de ambas cámaras por el voto de la mayoría absoluta del total de sus miembros.
* Eliminación de la facultad de veto parcial de las leyes; el veto presidencial se aplicará a la totalidad del proyecto aprobado por ambas Cámaras del Parlamento.

PODER JUDICIAL

* Corte Suprema de quince miembros ("Ministros de la Corte") con mandato mientras dure su buena conducta; se dividirá en cinco Salas, cada una con un fuero determinado (Criminal, Civil, Comercial, Contencioso Administrativo, y Trabajo y Seguridad Social) y compuesta por un Presidente y cuatro Ministros a determinar por la propia Corte de entre sus miembros (los Presidentes sólo integran la Sala que presiden, el resto de los Ministros puede ser miembro de hasta dos Salas de manera simultánea). El Presidente de la Corte Suprema es elegido de entre los Presidentes de sus Salas y ejerce la presidencia general del Poder Judicial.

* La Corte Suprema fallará a través de sus respectivas Salas sobre las causas que reciba por apelación; en las causas en donde tenga jurisdicción originaria o en donde se apele un pedido de inconstitucionalidad, participarán todos los Ministros de la Corte.

* La Corte Suprema ejerce el gobierno general del Poder Judicial, incluyendo el nombramiento de funcionarios judiciales y la administración de su presupuesto.

* Sólo se podrá reemplazar un máximo de tres vacantes de la Corte Suprema durante un mandato presidencial de seis años; cualquier vacante posterior será cubierta por la propia Corte mediante la designación provisoria de conjueces de entre los miembros de las Cámaras de Apelación o de los Juzgados Federales hasta tanto se la pueda cubrir de manera definitiva.

* Consejo de la Magistratura con composición fija: Presidente de la Corte Suprema y otros dos ministros de la Corte provenientes de cualquiera de sus Salas, tres jueces de los tribunales federales, tres académicos del derecho, tres abogados de la matrícula federal, dos senadores del bloque mayoritario y uno de la primera minoría, dos diputados del bloque mayoritario y uno de la primera minoría, y un representante especial nombrado por el Presidente de la República.

Mayor Payne dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mayor Payne dijo...

Algunas más de pasada:

* Ciclo trienal de elecciones para no tener el país parado con fiebre electoral año por medio: Presidente y Vice cada seis años, diputados cada tres, los senadores según el ciclo electoral de sus respectivos distritos.

* División política y administrativa de las provincias según el esquema de partidos de la Prov. de Buenos Aires o de departamentos a la uruguaya antes de que hicieran la argentinada de subdividirlos en municipalidades. Es decir, una única autoridad municipal por distrito, así deja de haber provincias con quince o veinte departamentos pero con cientos de municipalidades, miles de concejales y boludeces similares. Si hay más de una localidad por departamento o partido, se crearán delegaciones municipales, juntas comunales o la figura que sea, pero ni remotamente de las dimensiones de una municipalidad.

* Reintroducción del juicio de residencia para quienes dejan cargos electivos o de director general para arriba (ya sé que es utópico, pero en el caso de los funcionarios creo que debería imperar el principio de "culpable hasta que se demuestre su inocencia").

Sine Metu dijo...

Vieron que el Zabeca de Banfield quiere que el sucesor de la Zabeca hueca de Tolosa lo haga con una nueva constitución?

http://www.lanacion.com.ar/1695827-eduardo-duhalde-creo-que-el-proximo-presidente-tiene-que-asumir-con-una-nueva-constitucion

Vir dijo...

Examenes médicos de aptitud psicofísica a todo aspirante para ejercer cargos públicos.

Designación de personal que acredite antecedentes de importancia para la conducción de las empresas que fueron adqiridas en los últimos años, elegidos por concurso público.

Derogaciónn de las leyes de emergencia económica.



Vir dijo...

Eliminación de las jubilaciones de privilegio: necesidad de aportar igual que cualquier trabajador de cualquier rubro, en función del sueldo y años de aportes. Asimismo, introducir nuevamente la posibilidad de aportar a fondos de pensión privados.

Gus VF dijo...

Hay muy buenas propuestas en los comments y habrá muchas más, pero sólo las imagino posibles luego de pedir ayuda a tribunales de justicia internacionales, ya que dudo muchísimo que los propios argentinos se “curen” a sí mismos; en mi opinión los problemas tienen orígenes sociológicos más que políticos o económicos. Argentina necesita desperonizarse (en el sentido patológico-social con el que siempre insisto, con peronismo se nombra mucho más que a un mero partido político) así como Alemania se desnazificó, y eso quizás se logre con ayuda internacional, con un gobierno muy lúcido pero sobre todo muy valiente que la pida. Digo yo, no sé. Muchas soluciones no se me ocurren ni me siento capacitado para darlas. No sé si al mundo le interesará salvar a la Argentina, que a estas alturas es casi un estado fallido. Suicidado, diría mejor.

Olegario dijo...

Me gustan ,en general las propuestas del Mayor (algo ya habíamos hablado alguna vez en su blog)

Un par de críticas/comentarios sobre sus propuestas:

1) Por qué no ir un sistema parlamentario, que permite mayor flexibilidad al sistema político ya que la salida de un gobernante (PM) es una alternativa del sistema y no una crisis política e institucional?

2) Unificar las elecciones, aunque escalonadas nación-prov-municipios cada 5 años. Un año dedicado a la política electoral y 4 a gestionar.

3) Para el Senado, eterno refugio de ladris buscando fueros, me gustaría una forma tipo Canadá: es una cámara estrictamente revisora, presta acuerdo para la designación de jueces, embajadores y ascensos en las FFAA. El Presidente (o PM) propone los candidatos, la legislatura provincial los aprueba con los 2/3 y los electos duran en su cargo de por vida mientras dure su buena conducta, no renuncien ni falten a dos sesiones consecutivas sin debida justificación.

5)Los impuestos se pueden crear o aumentar sólo cuando se aprueba el presupuesto.

6) Las provincias dividen su territorio en dos clases de jurisdicciones según la cantidad de habitantes. Ejemplo, más de 100.000 hab son Municipios (con intendente y C. Deliberante) y las localidades menores son Comunas con una estructura mínima.

Saludos

carancho dijo...

Qué buenos aportes. Notables, realmente.
A riesgo de repetir alguna:
1-imprescriptibilidad de las causas de corrupciòn.
2-extinción de los fueros.
3-ley de coparticipación federal en serio. Basta de gobernadores ineptos y mendicantes.

BlogBis dijo...

Uh, interesante respuesta.
Mañana cumplo con la promesa y compilo los aportes en un post.

Mayor Payne dijo...

Olegario, muchas gracias por los comentarios!

Hago mi descargo al respecto:

1) Por qué no ir un sistema parlamentario, que permite mayor flexibilidad al sistema político ya que la salida de un gobernante (PM) es una alternativa del sistema y no una crisis política e institucional?

Básicamente porque en la Argentina no existen partidos políticos organizados y disciplinados al grado necesario para hacer viable un parlamentarismo funcional. En el país de "todos peronistas hasta que se demuestre lo contrario", que inventó el término "borocotizar" y con "espacios" que no pueden ir a internas sin que el perdedor desconozca los resultados y se corte solo, ir a un parlamentarismo puro es una receta para una crisis permanente, con incapacidad crónica para formar y conservar gobiernos, y excesivamente dependiente de cualquier diputado caído del catre que sea dueño del voto decisivo para conformar o derribar una administración (¿se imaginan lo que sería chuparle las medias a los cavernícolas del Frente de Izquierda en la hipótesis de que sus cuatro bancas sean las que faltan para formar una mayoría? De ahí, mínimo, se sale con Pitrola ministro...)

2) Unificar las elecciones, aunque escalonadas nación-prov-municipios cada 5 años. Un año dedicado a la política electoral y 4 a gestionar.

En principio no estaría en desacuerdo con ese esquema, pero el problema es que la política argentina es demasiado inestable, la situación evoluciona siempre demasiado rápido y el humor social es demasiado voluble. Recordemos que estamos en el país que votó en el 95 a Menem y en el 99 a De la Rúa con el 50% para negarlos por completo a los respectivos dos años. Mal que mal, las elecciones sirven como válvula de escape y de medio de recambio para un sistema en donde es difícil mantener apoyos sociales y coaliciones políticas y en el que la disciplina partidaria es un mito; el drama es que acá se llevan un año de cada dos.

(sigue)

Mayor Payne dijo...

(prosigue)

3) Para el Senado, eterno refugio de ladris buscando fueros, me gustaría una forma tipo Canadá: es una cámara estrictamente revisora, presta acuerdo para la designación de jueces, embajadores y ascensos en las FFAA. El Presidente (o PM) propone los candidatos, la legislatura provincial los aprueba con los 2/3 y los electos duran en su cargo de por vida mientras dure su buena conducta, no renuncien ni falten a dos sesiones consecutivas sin debida justificación.

No hay que olvidarse de que más allá de que sea más genuino que el nuestro, el federalismo canadiense parte de bases muy distintas (por ejemplo, las facultades no enumeradas en la Constitución de Canadá le corresponden al gobierno federal y no a las provincias, o sea, exactamente al revés que en la Argentina). Además el sistema canadiense es Westminster con algunos injertos, o sea que la Cámara de los Comunes controla todo y el Senado es más una Cámara de los Lores camuflada que un cuerpo al estilo de su homónimo del sur de la frontera. En un país con la Argentina, con un centralismo atroz y un déficit federal pasmoso, hace falta que las provincias puedan ponerle un bozal de vez en cuando al gobierno federal, y el Senado se presta para ello.

Mi idea parte de hacer que el Senado refleje los balances de poder en cada provincia (por ejemplo, hasta 2013 dos de los senadores porteños (Estenssoro y Cabanchik) representaban a la Coalición Cívica y uno (Filmus) al FPV, siendo que el gobierno porteño y la primera minoría en la Legislatura eran del PRO, con lo que era extremadamente dudoso que hubiera coincidencias entre los senadores de la ciudad y el gobierno de la ciudad). La elección de los senadores disminuye el riesgo de componendas y la idea de que representen al gobierno y a las dos mayores bancadas legislativas de cada provincia ayudaría a que haya una relación más fluida entre las provincias y los miembros de la cámara que supuestamente las representa por igual.

5) Los impuestos se pueden crear o aumentar sólo cuando se aprueba el presupuesto.

Podría ser, podría ser... la verdad no se me había cruzado esa...

6) Las provincias dividen su territorio en dos clases de jurisdicciones según la cantidad de habitantes. Ejemplo, más de 100.000 hab son Municipios (con intendente y C. Deliberante) y las localidades menores son Comunas con una estructura mínima.

No me termina de cerrar en parte por cómo organizar una división política de las provincias sin terminar con diez millones de municipios y comunas, pero quizás sea por que a esta hora tengo el cerebro hecho percha...

Saludos!

El Enmascarado dijo...

BB, no te olvides de incluir algún punto relacionado con la racionalización y reordenamiento del gasto en educación pública. Con un pueblo ignorante no se puede hacer nada a futuro.

Hay que formar y seleccionar maestros y profesores que tengan altos niveles de calidad educativa y restablecer el principio de autoridad de los profesores en las escuelas.

Sine Metu dijo...

La bombarda me hizo acordar a los cañoncitos goliat.

Una propuesta: Eliminar todas las policías del pensamiento del poder ejecutivo. Comfer, Inadi, AFIP (en el sentido policial del antro), etc.

Si hay delito ya está el poder judicial para determinarlo.

Sine Metu dijo...

Eliminar todo incentivo del estado a modos de vida alternativos.

El Enmascarado dijo...

Eliminar la SIGEN y restablecer el Tribunal de Cuentas de la Nación que intervenìa previamente al dictado de una medida, de un gasto o de una licitación pública.

La SIGEN interviene después de efectuada la medida y, salvo para observar pavadas de funcionarios de bajo rango, nunca controló nada en serio de los grandes gastos o de los funcionarios poderosos o, también, los informes negativos de la SIGEN recién aparecían cuando caían en desgracia política los involucrados.

El Totem dijo...

Muy de acuerdo con muchas de las propuestas, otras son mas discutibles.
Priorizo la imprescriptibilidad de las causas relacionadas con hechos de corrupcion,limpieza y transparencia en el sistema judicial y cambios rotundos en educacion con la intencion de formar ciudadanos honestos, respetuosos de las normas y con capacidad de analisis.

Anónimo dijo...

Antes de implementar todas estas brillantes sugerencias, creo que la sociedad debe aprender y aprehender, ciertos conceptos básico. Eso no será fácil y no creo que lo vean mis nietos:
Solo recuerdo conceptos que los foristas de este blog ya conocen muy bien y que hoy son repudiados por la mayoría de los argentinos:
Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no protegen contra ellos, sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un sacrificio inútil, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.
Ayn Rand

1 No se puede crear prosperidad desalentando la Iniciativa Propia.
2 No se puede fortalecer al débil, debilitando al fuerte.
3 No se puede ayudar a los pequeños, aplastando a los grandes.
4 No se puede ayudar al pobre, destruyendo al rico.
5 No se puede elevar al asalariado, presionando a quien paga el salario.
6 No se puede resolver sus problemas mientras gaste más de lo que gana.
7 No se puede promover la fraternidad de la humanidad, admitiendo e incitando el odio de clases.
8 No se puede garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.
9 No puede formar el carácter y el valor del hombre quitándole su independencia (libertad) e iniciativa.
10 No se puede ayudar a los hombres permanentemente, realizando por ellos lo que ellos pueden y deben hacer por sí mismos
J. H. Boetcker. - JUAN

carancho dijo...

Don Sine, disculpe, ¿qué es un modo de vida alternativo?

Alberto dijo...

@carancho: Debo suponer que es el "Peronist Way of Life" un modo de vivir sin laburar...

Sine Metu dijo...

Lo de la imprescriptibilidad es una aberración, ustedes disculpen. Pero sería una manera de perseguir a políticos opositores de por vida por cualquier cuestión que hayan firmado en su función.
El problema de la corrupción es que que no se la persigue en los plazos que dicta la ley. Por lo tanto una medida adecuada, a mi humilde criterio, sería ante un juicio sumario por jurados en no más de seis meses de radicada la denuncia.
Eso en materia de castigo, en materia de transparencia se debería avanzar en la publicidad de los actos de gobierno, especialmente en los que mueven guita. Conocer el destino de cada centavo que gasta el Estado. Qué se compra, quién y cómo lo decide, a quién se le paga, cuánto, en qué plazos, etc. Por supuesto también conocer con nombre apellido y dni la nomina completa de empleados públicos de todos los poderes y todos los niveles, cuánto cobran, cuánto se les paga por viáticos, y otros gastos, qué bienes del estado se ponen a su disposición (oficinas, vehículos terrestres, aéreos o navegables, etc. etc.) Puesto online en tiempo real, de fácil acceso para el control del ciudadano.

Sine Metu dijo...

Carancho, i'm afraid that the peronist way of life is mainstream in this area of the globe.

Gus VF dijo...

¿Cómo se sale de la matrix peronista, extendida hoy al 95% de la población? ¿Se puede? Ésa es para mí la principal pregunta que hay que hacerse. No sé cómo pensar en detallar leyes de ningún tipo si culturalmente hay un rechazo/desprecio profundos por vivir de acuerdo a ellas?

Gus VF dijo...

El último signo de pregunta se me chispoteó.

Sine Metu dijo...

Sobre el Senado de la Nación, Mayor y otros que han opinado:

Derogarlo. Es una institución de la época de las carretas.
Diputados sanciona una ley y la envía a las legislaturas provinciales, las que tienen 30 días para rechazarla. Mitad más uno de legislaturas provinciales que la rechazan y cae el proyecto.

Enzo A. C. dijo...

Al nivel actual de control de peronismo de cada uno de los cacicazgos provinciales, lo de enviarlo a las unidades federadas es casi peor que la existencia del Senado... Pensemos cómo se hubiera resuelto el tema del campo en 2008, por ejemplo, con este sistema alternativo, con gran parte de las provincias que -con todo respeto- viven de las prebendas del Estado central obtenidas en buena medida de la expoliación a los productores.

No comparto para nada la existencia de Municipalidades en ciudades con más de cien mil habitantes, y entes menores en otras más pequeñas. Quizás porque soy de un pueblo perdido de la inmensa provincia de Buenos Aires, que (a pesar de ello) tiene su módico autogobierno basado en la Intendencia, el Concejo Deliberante, el Juzgado de Faltas, etc. (los Juzgados de Paz y los Consejos Escolares son entes provinciales).

Irme a una ciudad de más de 100 mil habitantes para hacer escuchar mis necesidades (cosa ya difícil en un pueblo de 7 mil habitantes) me insumiría no menos de 250 kilómetros y horas quitadas a mi trabajo como profesional liberal.

Olegario dijo...

Enzo A.C.: si se refiere al comentario que yo hice, me parece que no me interpretó.

La idea es que las localidades con menos de 100.000 habitantes se manejen con una estructura de gobierno más simples y pequeñas, y por lo tanto mucho menos oneroso que las ciudades mayores, es decir que en vez de tener un intendente y un concejo deliberante, se gobiernen por ejemplo con un Concejo de Gobierno formado por 5 miembros, donde un de ellos asume a la vez la función ejecutiva.

Ello no significa de ningún modo perder autonomía. Además se gana en la calidad del control del gasto público, ya que se recauda, se administra y se gasta entre, por ejemplo, los 7000 habitantes de su localidad. Ni tener que trasladarse a otra ciudad para solucionar nada (cosa que ocurre en lugares que no son cabecera del partido en la prov. de Buenos Aires), ya que legalmente son jurisdicciones distintas. Sólo se diferencian en la complejidad de sus estructuras administrativas.

Olegario dijo...

Sine, me parece que usted está entrando en una suerte de "zaffaronismo". A veces hay cuestiones que desde el punto de vista conceptual o teórico son irrefutables, pero en la práctica se ve que no funcionan como se espera.

Pasa con el tema de la imprescriptibilidad de los delitos económicos de los funcionarios.

Me explico: sabemos que lamentablemente la independencia de la justicia respecto al poder es teórica. Ningún juez ni fiscal van a investigar a un gobernante en ejercicio. Pero esa situación tampoco cambia el día que el sospechoso deja su cargo, porque el entramado de influencias y favores sigue perdurando en el tiempo, y en ese entorno la prescripción del delito es simplemente una forma de impunidad.

El hecho de que el delito pueda ser penado en cualquier momento significa para el corrupto que si por una de esas cosas en algún momento es expulsado del círculo del poder terminará an la cárcel, o por lo menos gastando la guita mal habida en abogados para poder mantenerse afuera.

Pero, como sea, aunque no la devuelva nunca en su vida podrá disfrutar tranquilo de la plata que se robó.

BlogBis dijo...

Tenganme paciencia, ya voy a compilar esto....

Sine Metu dijo...

Olegario, simplemente le advierto que tenga cuidado con las etiquetas que coloca si quiere seguir comentando en el blog.

Por otro lado espere sentado la muerte de los funcionarios cuyas causas inexistentes jamás prescribirán.

Sine Metu dijo...

BlogBis, vea el post anterior

El Enmascarado dijo...

BB, vas a necesitar un relator para ordenar las propuestas. Una sugerencia de mi métier: separá las que requerirían una reforma constitucional de las que no; luego, según requieran dejar sin efecto una ley o dictar una ley nueva (ejemplo: ley de ministerios) o simplemente un decreto; y ahí podés distribuirlas conforme afecten al Ejecutivo, al Legislativo o a la Justicia, así como al ámbito nacional, provincial o municipal.

Pero hay otras maneras posibles de clasificarlas según su prioridad, posibilidad real de que se aprueben, etc., etc.

Anónimo dijo...

Acá tengo varias ideas:

IMPUESTOS:

-Cambiar la base gravable del IVA, para basarlo en el criterio de lo percibido que el control de las transacciones sea a través de los bancos y no por medio de las facturas.

-Los impuestos directos que actualmente cobra la Nación (Ganancias, Bienes Personales, Ganancia Mínima Presunta) hay que derogarlos o transferirlos a las provincias. No se olviden que es una facultad exclusiva de las provincias el cobro de impuestos directos, salvo que “el bienestar de la Nación lo justifique”.

El cobro de los impuestos indirectos sí pueden estar a cargo de la Nación y de las provincias. A mi entender, la Nación debería reservarse el cobro del IVA (con alícuota del 10%), derechos aduaneros, Internos fase mayorista y Transferencia de Combustibles fase mayorista (esta idea de desdoblar Internos y Transferencia de Combustibles no es mía, sino de Jorge Ávila).

Las provincias deberían cobrar: Ganancias de personas físicas y jurídicas, Ventas Finales (a criterio de cada provincia) o un porcentaje adicional del IVA, Internos fase minorista y Transferencia de Combustibles fase minorista.

-Poner en marcha el llamado Organismo Fiscal Federal, pendiente de creación desde 1996, el cual bien podría coordinar la distribución de fondos dentro de un esquema de Coparticipación Federal de Impuestos Horizontal entre provincias y no como ahora, que la Nación reparte a discreción.

COMERCIO EXTERIOR:

-Establecer un derecho de importación único del 5%, decreciente a 0% en 5 años. Eliminar todas las trabas y cargos extra arancelarios para importaciones. Derogar el Código Aduanero.

-Adoptar un modelo de política comercial equivalente al de Chile mediante la firma de tratados de libre comercio (TLC) bilaterales.

ECONOMÍA:

-Desregular y liberalizar todo mercado y sector, entre ellos: Salud, trabajo, educación, transporte aéreo y profesiones liberales.

-Privatización o liquidación en todos los niveles de la totalidad de los medios de comunicación en manos del Estado y de la totalidad de las empresas públicas.

-Promover una Ley de Sociedades Anónimas Deportivas (S.A.D.).

REFORMA POLÍTICA:

-Distritos uninominales para la elección de diputados nacionales.

-Volver a los dos senadores por provincia.

-Dejar a cargo de la Nación las siguientes funciones: Defensa, justicia federal, seguridad interior, mantenimiento de redes ferroviarias y viales no transferidas a las provincias y relaciones exteriores.

-Crear una Agencia Federal Electoral como órgano de control autónomo de la actividad política y electoral, incluido el financimiento de campañas.

Andrés

marisa lopez dijo...

agrega que los legisladores laburen, no que nosotros tengamos que pagarles empleados y toda clase de cosas...si los quieren, que los paguen de su bolsillo. Incluye las oficinas adjuntas de todos los que laburan para ellos.

parcass dijo...

Muy buenas las itervenciones.De todos. Algunas son discutibles,pero una discusion leal puede darse entre gente bien,no con los kineristas.

Como medidas trasitorias propongo:

1, Cerrar el Banco Central

2, Cerrar la deuda externa:el arreglo con el CdParis tiene como existo para la oposicion que les despeja el camino para tomar deuda ellos.En 5 anos volvemos a lo mismo.

3, Reforma politica:
No reeleccion a ningun nigel
Cambio en el sistema electoral:sistema binominal(a la chilena)

Nicolás dijo...

Eleminar el Banco Central. Somos grandes, sabemos que los políticos nunca dejarán de usarlo como fábrica de papel higi´neico de curso legal. Ya que estamos, eleminar le Ministerio de Economía, que la gente sabe manejar su bolsillo mejor que el Patilludo Pintón.

cambalache dijo...

La Ley del Cheque, que en Argentina es un pagadios.