9 de mayo de 2014

Espadas

Parece que lo de las espadas curvas de los musulmanes es un mito, al menos así lo cuentan en este interesantísimo blog sobre historia medieval, que les invito a leer.

8 comentarios:

El Enmascarado dijo...

Me temo que hay una pequeña confusión de tiempos históricos y de cómo fueron evolucionando las espadas a lo largo de la historia europea.

El alfanje es un sable bien diferente de la espada y de la cimitarra, ya que su hoja es más ancha y se va agrandando desde el pomo hacia el extremo que se curva, y es más pesada.

Es muy probable que los moros hayan optado y copiado las espadas de los cristianos, ya que estos también adoptaron parte del armamento enemigo.

Al término de las batallas o combates, además de saquear los cadáveres enemigos, se recogían las armas útiles para su empleo posterior.

El llamado sable morisco curvo, como el del Gral. San Martín, tiene origen persa y es fruto de la evolución del armamento de la caballería pesada persa, los catafractas, que tenían pesadas armaduras que cubrían al jinete y buena parte del caballo propias de los tiempos de las guerras contra los romanos de Justiniano en Constantinopla, hacia una caballería ligera mucho más liviana ágil, casi sin armadura.

La aparición de las armas de fuego fue la que cambió la cosa en Oriente y, algo más tarde, en Europa.

Las armaduras y las cotas de malla eran inútiles contra un balazo de mosquete bien puesto y fueron desapareciendo, aunque las corazas pectorales de la caballería pesada europea duraron hasta bien entrado el siglo XIX

Las pesadas espadas de doble filo y punta aguda de la infantería fueron siendo reemplazadas por los fusiles con bayoneta entre los ejércitos europeos.

Por su parte, la caballería europea pasó a emplear el pesado sable de un solo filo cuya hoja se fue curvando para facilitar su uso montado.

Para no alargar más este comentario diré que para mediados del siglo XVIII, el sable morisco era muy apropiado para luchar desde un caballo árabe, de menor alzada que los europeos, contra enemigos vestidos con ropa más o menos ligera como la de las luchas entre árabes.

Los alfanjes y sables de abordaje cortos, de anchas y pesadas hojas, quedaron para uso de los barcos moros y turcos (los europeos copiaron los sables de abordaje)
en tanto que, en los ejércitos de Occidente, las espadas rectas de infantería quedaron solamente para los oficiales y la caballería adoptó definitivamente el pesado sable capaz de partirle el frasco de un sablazo a un soldado con un alto morrión. Para eso se usaban los morriones altos, los chacós y cascos diversos, así como los altos cuellos de los uniformes: para protegerse algo de los sablazos.

Anónimo dijo...

Solo un comentario para agregar, estimado Enmascarado. Si no recuerdo mal, Hasting en su "Catastrofe 1914" relata que la caballeria francesa y alemana usaban todavia corazas pectorales, aunque solo durante los combates de agosto y septiembre. Por lo tanto, si la memoria no me falla, las corazas pectorales se usaron hasta el siglo XX. He aqui un documento grafico:
http://photosofwar.net/colourized-french-cavalry-from-wwi-wounded-in-action/

Mariano

El Enmascarado dijo...

Mi estimado Mariano: recién termino de leer su comentario y sin ninguna duda de que Ud. (y Hastings) tienen razón, pero el peto de los jinetes duró lo que un suspiro en cuanto se toparon con las ametralladoras pesadas.

En 1914, los ingleses mandaron unidades de caballería armados con lanzas con la idea de disponer de movilidad para rodear al enemigo al estilo clásico. Y fueron liquidados al estilo moderno: con las Maschinegewehr 08 (MG08) que el ejército alemán había incorporado masivamente a su arsenal y que eran parecidas a las Maxim.

Los que también usaron corazas pectorales durante la Primera Guerra, a partir del momento en que quedó estabilizada la guerra de trincheras, fueron algunos miembros de las altamente especializadas tropas
de asalto alemanas, las famosas
Sturmtruppen.

Tenían la misión de tomar por sorpresa puntos fuertes o sectores de trinchera para romper la línea enemiga en un ataque masivo de infantería subsiguiente.

Resucitaron el uso de armas medievales como las mazas de combate y las hachas cortas de dos filos. Éstas últimas las obtuvieron afilando las palas de trinchera.

A estas armas clásicas, las combinaron con el lanzallamas, los cañones de asalto de 37 mm, las modernas cargas explosivas y las características granadas de palo Stielhandgranate M 24.

Las corazas usadas por algunos Sturmtruppen eran más bien cotas de malla o chalecos de cuero bien reforzado y engrasado como para atenuar o desviar un bayonetazo.

Hubo algunos primeros intentos, rápidamente desechados, de uso de unos escudos blindados que paraban un balazo de fusil o de metralla, pero eran demasiado pesados como para llevarlos arrastrándose...

Abrazos.

Mariano dijo...

Gracias por su respuesta don Enmas!. Todavía recuerdo mi felicidad cuando tuve la oportunidad de viajar solo sin la patrona a París por trabajo y así tener la oportunidad de perderme horas enteras en el museo del ejército en Los Inválidos, y ver todos esos míticos uniformes de los diferentes ejércitos, desde Napoleón hasta la Segunda Guerra, que sólo había tenido la chance de ver en los libros de las editoriales Osprey y Concord. Linda tiene que haber sido la vida de trinchera en Francia durante la WWI para que se te aparezca armado con una maza y un pico un teutón (y encima con coraza) a la hora del té...

Mariano

El Enmascarado dijo...

Mariano, te entiendo perfectamente la felicidad experimentada en Les Invalides.

Ir a visitar un museo militar con la patrona es tan agradable e interesante para ella, como para lo es para uno acompañarla a que se elija ropa en un outlet de ropa femenina en Miami...

¡Hay cosas que se tienen que disfrutar por separado dados los diferentes gustos e intereses!

Tuve la suerte de poder hacerme una escapada desde Madrid a Normandía para visitar la zona de combates de Overlord y posteriores. Fui con mi hijo, entonces de 23 años, al que también le interesa especialmente el tema y fue un viaje espectacular que te recomiendo especialmente hacer en algún momento. Hay que dedicarle como mínimo tres o cuatro días y te quedás igual sin ver cosas interesantes.

Obviamente Normandía tiene además muchísima historia y lugares super interesantes que no tienen nada que ver con la WWII por lo que es un auténtico placer recorrerla.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Sin ir mas lejos, a fines de la decada de 1870 la caballeria del ejercito argentino tambien utilizo una coraza de cuero, el comandante Prado conto en uno de sus relatos como un milico casi termina muerto a mano de los indios por fiarse demasiado de tan "innovadora" prenda.
Bandiera

El Enmascarado dijo...

Bandiera: tal cual. Esos Recuerdos de Frontera de los Cuadernos del Comandante Prado son una maravilla testimonial.

Si fueran historias de la Conquista del Oeste de EE.UU., se habrían hecho decenas de películas usando esos testimonios como argumento.

Anónimo dijo...


¡Este tipo sabe de todo!

Estoy impresionado

Espadas, guerra, economía, historia, sociedad, mujeres, geografía, energía, ingeniería y muchas cosas más.

Si se proclama candidato a Presidente yo lo voto.