27 de mayo de 2014

Futboleros

Sólo San Juan permitirá no ir a clases cuando juegue Argentina en el Mundial

Una noticia análoga en España con motivo de la final de la Champions que tuvo lugar el día anterior al de las Elecciones al Parlamento Europeo: Un hincha atlético logra ser eximido de la mesa electoral

Como en España no hay clases durante el Mundial de Fútbol, por ser verano, no nos exponemos a noticias como la primera.

De todos modos hace un tiempo que pienso que si me preguntan quién es más futbolero, si el español o el argentino, no sabría qué responder. Obviamente las formas de encarar el fútbol son distintas y, de este lado de la orilla, más civilizadas. Pero no se me ocurre una respuesta tajante al respecto.

Lectores, especialmente los que vivieron o viven en tierras ibéricas: ¿qué opinan?


6 comentarios:

Sine Metu dijo...

Trabajé en una empresa en la que nos reuníamos en la sala auditorio a ver todos los partidos de la selección en pantalla gigante. Obviamente ese día no se trabajaba ni antes ni después del partido.

Me han dicho que las plantas de General Motors de Brasil también pararán durante TODO el mundial. Supongo que será una práctica que tomen varias empresas locales ante la inminente pérdida de productividad.

Anónimo dijo...

Acá los Ministerios de Educación provinciales se hicieron los guapos por una sola razón: La mayor parte de los partidos "interesantes" son fuera del horario escolar.

El Enmascarado dijo...

Jorge, para mí son más futboleros en España porque las mujeres también lo son.

Habrás visto que las canchas están super concurridas por familias, parejas, grupos mixtos de amigos, etc.

Y además como cada capital de provincia tiene, como mínimo, un equipo que juega en Primera, se le agrega la cuestión localista que es tan importante allá.

Anónimo dijo...

Estimado Jorge;

Lo de Espania para mi es un caso particular. Hasta el 2008 a nivel de selecciones no ganaron nada, y de repente se volvieron el mejor equipo del mundo (que hoy por hoy lo son, que duda cabe). Eso desperto una "espaniamania" en donde de repente todos (los mismos que se escondian abajo de una piedra durante los mundiales, y se mofaban de su seleccion) en los fanaticos nro 1 de la Roja. Note Ud. la carencia absoluta de camisetas de la seleccion espaniola pre 2008 en la calle. Muy probablemente el 95% de las camisetas que vera tienen la estrella sudafricana sobre el escudo. Agregue a esto los exitos a nivel de clubes tanto del Barcelona como del Madrid. Agregue un pais al que todo le salio mal excepto el futbol en los ultimos cinco anios. Tenemos la combinacion perfecta para transformar a una sociedad en hiper futbolera.

Mariano

Anónimo dijo...

En los ultimos cinco o seis anios ocurrio una transformacion notable del futbol mundial. Mayormente, uno tendia a seguir a los equipos de su liga local, y a veces miraba los resultados de las ligas internacionales. Hoy por hoy se esta dando el fenomeno de que dos o tres ligas acaparan la atencion mundial. Incluso en paises como el nuestro, de tradicion futbolera, mucha gente sabe la formacion del Atletico de Madrid, o del Liverpool, pero no quien es el tecnico de Godoy Cruz de Mendoza. El Madrid, el Barsa, el Chelsea y algun otro mas que se me escapa son los equipos que lideran esta situacion. Todo esto originado por una desproporcional distribucion de fondos, y muchas veces, con ingreso de dinero para nada limpio de sociedades de europa del este y medio oriente (cuando no de propias entidades bancarias). Conversando con socios del Madrid, me contaban cuan facil era conseguir abonos para ir al estadio hasta el 2006, cuando de repente la demanda de abonos (sobre todo de agencias de turismo) practicamente coparon el Bernabeu. Hoy por hoy es tan importante ir al Bernabeu como al Reina Sofia. Todo esto conlleva a un nivel de histeria del futbol a niveles practicamente insospechados e insoportables, tanto en Argentina, como en Espania. Y si se me permite: los futboleros de ley son victimas, no origen, de dicha histeria.

Mariano

AMDG dijo...


No puedo comparar, pero sí afirmar que en España hay una auténtica futbolmanía. Pero la veo sana, aunque excesiva.