30 de junio de 2014

Valores


Se trata sin duda de una crisis de valores.

Los resultados de una encuesta realizada por Graciela Römer y Asociados en octubre de 2003 y publicada en La Nación del 23 de noviembre de 2003 nos dicen que

ante la pregunta "¿Qué valores necesita la Argentina para estar mejor?" Las respuestas dieron un pobre 2% de espíritu emprendedor, un magro 7% de sentido de la responsabilidad y un escaso 14% de respeto por las normas.

Nuestras conclusiones indican que:
  • Nos gusta vivir fuera de la ley. 
  • Le echamos la culpa de todo a los demás. 
  • No pensamos hacer nada para mejorar nuestra situación por nosotros mismos. 

Esperamos la solución de alguien más. ¿Del Estado? Seguramente.

Una encuesta de opiniones globales realizada por people-press.org en julio de 2002 indicaba que el 52% de los argentinos creen que "el éxito en la vida está determinado por fuerzas fuera de nuestro control".

En la misma encuesta, un 68% consideraba que es más importante la "garantía del Estado para que nadie pase necesidades" frente a un 25% que prefería "libertad para actuar sin interferencia del Estado". Esto demuestra una mayor tendencia a apoyar políticas socialistas que a políticas liberales.

Un 41% consideraba que "el gobierno controla demasiado nuestras vidas", un 71% creía que "lo que maneja el gobierno es ineficiente" y sólo un 17% opinaba que "el gobierno actúa en beneficio del pueblo".

Sólo el 31% opinaba que "la globalización es algo bueno".

Según la encuesta realizada por Latinobarometro en agosto de 2003, el 78% de los argentinos cree que la democracia es el mejor sistema de gobierno y el 68% cree que es el único sistema con el que el país puede llegar a ser desarrollado, aunque sólo el 34% está satisfecho con la democracia y a un 46% no le importaría un régimen no democrático.

Además hay un 51% que dice que la economía de mercado es el único sistema con el que el país puede llegar a ser desarrollado, aunque sólo el 15% está satisfecho con la economía de mercado.

Un 66% cree que el gobierno es responsable de los problemas económicos. Sin embargo sólo un 3% cree que el Estado no puede solucionar ningún problema, y un 37% cree que puede resolver sólo algunos problemas.

Extrapolando los datos, esto nos deja con un 60% que supondría que el Estado le puede resolver todos sus problemas. (Este es un cálculo nuestro).

Una investigación del CEOP elaborada para Clarín revela que el 52.3% de los entrevistados esta dispuesto a sacrificar libertades y derechos a cambio de mayor seguridad y menos pobreza.

Ya lo dijo Benjamin Franklin: "Aquellos que estén dispuestos a ceder parte de su libertad para obtener un poco de seguridad no merecen ni la libertad ni la seguridad".

Nuestra crisis de valores nos mantiene en el atraso.

Nuestros líderes tampoco defienden los valores que nos pueden encaminar en el desarrollo.

Unicamente la responsabilidad individual, el apego a las normas al estado de derecho y la iniciativa personal nos permitirán avanzar. No sólo la iniciativa a nivel laboral o empresarial, sino también la iniciativa para emprender actividades políticas y participar activamente para lograr una representatividad en los estamentos del estado.

No podemos quedarnos sentados a esperar la solución del Estado a todos nuestros problemas.

La alternativa es mantenernos en ese estado de pereza mental que nos convierte en animales incapaces de influir sobre el entorno que nos rodea.


5 comentarios:

BlogBis dijo...

Es la genética social argentina. Respetar las leyes no importa. Ser responsable es un disvalor. Ser un emprendedor equivale a ser un gil.

El día que eso cambie recién va a poder encarrilarse la cosa.

Sine Metu dijo...

Rescatado de los archivos de diciembre de 2003

Alecleamas dijo...

Peronismo pack full, con AA y levantavidrios.

Anónimo dijo...

Habia leido que la misma encuesta de people-press en la epoca de Menen habia dado resultados inverso, en ese momento la gente consideraba que el exito dependia de cada uno, pero como siempre el peronismo-populismo se encargo de destruir lo poco que se había logrado. Como siempre digo Menem no incorporo a Argentina en un mundo globalizado porque era la mejor opcion sino porque no tenia otra alternativa.

El Enmascarado dijo...

Sería muy interesante hacer exactamente el mismo cuestionario ahora y ver qué resultados arroja, aunque de entrada ya vamos mal si tantos creen que la honestidad es un valor aparte de la moral.