5 de agosto de 2014

100 años del comienzo de las hostilidades de la PGM

Soldados belgas resisten al avance alemán en Herstal

Hoy se cumplen 100 años del inicio de las hostilidades de la Primera Guerra Mundial.
Cumpliendo el Plan Schlieffen, que significaba atacar a Francia en un movimiento envolvente desde el Norte, los alemanes atacaron a Bélgica que había permanecido neutral desde 1839. El Segundo Ejército alemán bajo el comando de Karl Von Bülow atacó Lieja, para -una vez dominada la ciudad- pasar a las Ardenas.
La ciudad estaba protegida por un anillo de 12 fuertes, y aunque el sacrificio de los 70.000 defensores sirvió de poco, porque al segundo día del ataque los alemanes decidieron atravesar la ciudad por el espacio desguarnecido entre dos fuertes. la resistencia en los fuertes duró hasta el 16, cuando recién se rindieron ante una fuerza cinco veces superior.
El 19 de agosto, el pequeño ejército belga de apenas 130.000 hombres, superado 10 a uno por los invasores tuvo que capitular. Pero no sin antes demostrar que como dijo el Rey Alberto I, Bélgica era un país y no apenas un camino.


12 comentarios:

El Enmascarado dijo...

BB, como le dije a Sine estoy leyendo 1914 de Max Hastings que, hasta ahora me resulta muy interesante.

Hay una cuestión de la formación de combate táctica de las tropas en agosto de 1914 que marca Hastings y de la cual la foto que pusiste de los soldados belgas es un buen ejemplo.

Según Hastings, la mayoría de las unidades de infantería francesas, belgas, rusas, serbias, británicas e incluso alemanas, seguían presentando formaciones en línea hombro con hombro tanto en posiciones defensivas, como la de la foto, como en los avances ofensivos.

Esto era una rémora mental de los generales y oficiales superiores que seguían menospreciando la potencia y cadencia de fuego de las ametralladoras y de las modernas piezas de artillería que barrían esas líneas formadas a la antigua usanza.

¿Te imaginás un ataque de un regimiento con sus compañías formadas de esa forma?

Los pobres tipos caían como bolos frente a 4 o 5 Maxims o Vickers bien ubicadas.

El 22 de agosto los franceses perdieron 26.000 hombres en un ataque de menos de seis horas frente a una defensa alemana con artillería en retaguardia y ametralladoras al frente, más fusileros...

Y a la inversa, el 23 de agosto de 1914, cuando los alemanes atacaron la ciudad de Mons en Bélgica defendida por el B.E.F., lo hicieron con enormes masas compactas de infantería, formadas en línea hombro con hombro. Hastings cita a un sargento inglés: "¡Pobres soldados de infantería! Avanzaban en compañías de al menos 150 hombres de cinco filas de profundidad, y nuestro fusil tiene una trayectoria plana de hasta 550 metros ¡Adivínese el resultado! Podíamos plantar los fusiles en la trinchera y apuntar deliberadamente. La primera compañía, sencillamente, la volaba por los aires una descarga a 650 metros, y con aquella formación demencial, seguro que cada bala encontraba al menos dos blancos."

Tardaron un tiempo los oficiales en darse cuenta que atacar a la antigua usanza solamente hacía más fácil que los matasen a la nueva usanza.

Anónimo dijo...

Esa foto es de 1914?
Parecen los patricios, con galeritas!

Pablo

BlogBis dijo...

Anónimo, la foto refleja lo mismo que comenta en otros términos el Enmascarado. El equipamiento belga es imagen del atraso de los mandos en comprender los cambios tecnológicos ocurridos desde las guerras napoléonicas.
Basta recordar que en 1914, a pesar de la generalización de las ametralladoras y los espectaculares avances en recursos artilleros, ninguno de los bandos empleaba cascos de acero (ingleses y franceses los incorporarán en 1915 y los alemanes en 1916), y sobrevivían todavía los uniformes vistosos y teatrales de los tiempos napoleónicos (al menos en Bélgica, Francia y el Imperio Austrohúngaro).
Enmascarado, hace poco leí algo respecto a la naturaleza estática de la guerra entre 1914 y fines de 1917, donde se la interpretaba justamente como resultado de la falta de comprensión de los nuevos medios técnicos. Ante la imposibilidad de los dos bandos de cambiar de táctica los ataques y contraataques fallaban de la misma manera, y en caso de ganar algún metro se lo perdía inmediatamente por la presión artillera. Recién a fines del 17 con la introducción de la barrera móvil artillera, el fuego para efecto sobre puntos concentrados, las tácticas de asalto de las Sturmtruppen y en menor medida el uso de blindados cambia la cosa que se define de manera asombrosamente rápida en un par de meses del 18.

Max A Secas dijo...

La mayor parte de la diferencia estratégica que mencionan la hizo la pólvora sin humo. Los fusiles de la foto todavía son probablemente de pólvora negra. Fue un cambio brutal.

BlogBis dijo...

Max por lo esbelto del perfil parece que los de la foto fueran fusiles Comblain, que efectivamente eran de cartucho de pólvora negra!

El Enmascarado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Enmascarado dijo...

BB, me parece que el uso de pólvora negra, de las grandes piezas de artillería, de las ametralladoras, del gas mostaza, del lanzallamas e, incluso, la aparición de los tanques provocaron profundos cambios en los niveles táctico-operacionales.

Creo que las innovaciones de la Primera Guerra que realmente modificaron las estrategias militares fueron la aparición del avión y del sumergible que añadieron dos nuevas dimensiones a la guerra.

La evolución de la aviación y, por un tiempo de los dirigibles, llevó la guerra mucho más lejos de lo hasta entonces imaginado.

La observación aérea permitió reconocimientos detrás de las líneas enemigas detectando posiciones de artillería, fuerzas en desplazamiento mejorando mucho la información de inteligencia siempre y cuando los generales le creyeran a los pilotos, cosa que no siempre ocurría.

También el ataque aéreo permitió diezmar comunas de refuerzos o de suministros enemigos, volar polvorines y hasta emplear los aparatos para ametrallar blancos o bombardear ciudades a distancias inimaginables hasta entonces.

El sumergible alemán posibilitó hundir buques mercantes y de guerra aproximándose subrepticiamente.

Además, la fabricación de un sumergible era mucho más económica que la de un buque de guerra de superficie.

Pero la estrategia durante la mayor parte de la guerra siguió inmutable hasta que, después de la guerra, Lidlle Hart con su teoría de la aproximación indirecta, Mitchell (con su demostración de que un avión podía hundir un acorazado) o Guderian con el uso de blindados, entre otros, modificaron el pensamiento estratégico abriendo una nueva etapa.

BlogBis dijo...

Si, coincido.
Se recuerda el absurdo exterminio de la caballería polaca en el 39 como símbolo de la colisión entre dos modelos de guerra, pero ya en el 16 hubo situaciones análogas, como el cuerpo de caballería turco exterminado por un bombardeo aéreo inglés (precisamente contado por Rafael de Nogales Méndez)

Max A Secas dijo...

Lo que acabó con la doctrina de volley fire de infanteria fueron las ametralladoras fiables y de largo alcance, que son un desarollo directo de los primeros cartuchos modernos de polvora sin humo, especialmente del 8x57js, con el que alemania peleó las dos wws y que dio pie al desarrollo del 30-03 y 30-06 en USA para usos similares.
A la larga, terminó con el concepto del fusil de alto poder como arma regular de infanteria.

Max A Secas dijo...

Aunque el evento real es previo, la pelicula que reprodujo el choque entre las dos doctrinas fue "The Charge of the Light Brigade".

Andy dijo...

Enmascarado, así que está leyendo "1914: el año de la catástrofe" de Max Hastings??? Yo también!!!
Y otro: "1914-1918 Historia de la Primera Guerra Mundial" de David Stevenson...
Buenísimos ambos.

El Enmascarado dijo...

Mi estimada Andy: Voy por la mitad del de Hastings y me estoy "desasnando" de muchas cosas que no tenía idea de esa guerra sobre todo en lo político-diplomático.

Tomo debida nota del libro que me recomienda de David Stevenson porque me encanta leer a diferentes historiadores tratando un mismo tema ya que se aprende más.

He leído todos los libros anteriores de Max Hastings sobre la II Guerra Mundial y ninguno me defraudó, así que se lo recomiento si no los ha leído.

Mis saludos más cordiales para Ud., que es un(a) amante de la Historia.