18 de agosto de 2014

Estado fallido. Proyecto terminado.

Argentina desde la Estación Espacial Internacional. Desde esa altura no se ve el desastre. 


"La ausencia de la ley, o mejor dicho, la falta de enforcement de la ley es uno de los indicadores más fehacientes de que el Estado ha fracasado, siendo que esta es su principal misión. La mal llamada inseguridad es una buena muestra. Y digo mal llamada, porque inseguridad es una consecuencia del auge del delito, y este es consecuencia a su vez de la ausencia de enforcement de las leyes. Los lectores antiguos del blog habrán visto más de una vez que estoy convencido que la Argentina va camino a bolivianizarse, como estadio intermedio para convertirse en otro Haití."

Lo escribí en este sitio en 2008.

Cada vez estoy más convencido que la Argentina va camino a la extinción. Lo gobierna una banda que sólo se preocupa por mantener el poder, como los warlords africanos o los jefes tribales haitianos. Lo que la prensa -y algún sector todavía esperanzado de la sociedad- considera "oposición" es un hato de gente que sólo busca como reemplazar a la banda en el poder, sin ningún proyecto sobre nada. O diganmé, lectores, si escucharon un proyecto concreto para reordenar la economía, terminar con los subsidios, reencaminar la producción agraria, algo. Alguito. Aunque sea un proyecto organizado, coherente, para eliminar el mosquito del dengue. NADA.

Esta mañana, hermosa mañana de sol, fui al supermercado. La gente compraba lo necesario para el asadito del feriado, feliz, contenta. Me hizo pensar en lo que alguna vez me contaron de primera mano sobre la guerra civil yugoslava. Caían las bombas, la gente moría en el frente -ahí nomás a un par de kilómetros-  o presa de los francotiradores, pero la gente aprovechaba y salía a hacer las compras, feliz y contenta, para aprovechar el día.

La Argentina como país civilizado dejó de existir. Los sobrevivientes en general, prefieren no darse cuenta. Mientras los tiros no le peguen a un amigo, a un pariente, está todo bien. Mientras el despedido no sea un hijo o un esposo, todo anda bárbaro. La Argentina como proyecto de país hace rato que no existe. Y toda la gente que está adentro de las fronteras de ese proyecto muerto hace lo posible para hacer como si no se hubiera dado cuenta.

11 comentarios:

Nicolás dijo...

Y yo me tengo que bancar a estos monitos, hundiéndome más y más.

Nicolás dijo...

¿Recuerdan The Last Man on Earth, con Vincent Price, o the Omega Man, con Charlton Heston?
Así se siente uno.

Anónimo dijo...

Los jóvenes tienen que irse.

Lasciate ogni speranza

Gus VF dijo...

Lamentablemente es así, amigo BB. A veces desearía ser un troglodita feliz que no se da cuenta de nada, de esos ombliguistas argentos que se entusiasman, se identifican y aceptan cualquier cosa, pero ya tengo muchos años de estar consciente de la realidad de este ¿país? y no puedo autoengañarme.

Ya que este post recuerda a otro más viejo, y como el día está espectacular y no me dan muchas ganas de ponerme a escribir, permítanme recordar este comentario mío que los amigos Don Freeman y Louis tuvieron la amabilidad de hacerlo post hace un par de años. Un bajón, pero creo que está en línea con el de Rubén.

http://articulos-interesantes.blogspot.com.ar/2012/09/no-tengo-soluciones.html

Anónimo dijo...

Y eso que aún no hemos llegado a la cúspide del mundo socialista.

Anónimo dijo...

Tal vez -y digo solo tal vez- si los argentinos se enfrentaran a la seria posibilidad de extinguirse como nacion, de desaparecer de la faz de la tierra, podria ser que cambien y hagan renacer un nuevo pais. Pero no lo digo muy convencido, el daño que lleva dentro esta sociedad es muy dificil de revertir. Me parece mas factible que nuestros vecinos -especialmente Brasil y Chile- se repartan los despojos de esto que alguna vez fue nacion - JUAN

Olegario dijo...

Mire don BB: acá encontré a uno que le anda dando forma a una idea medio parecida a la suya.

http://garciaestonto.blogspot.com.ar/2014/07/hay-que-crear-argentina-del-norte-y.html

Sergio dijo...

Pueden pasar muchas décadas antes que surja una secesión que permita reordenar un nuevo contrato social.
Ni hablar de tomar al toro por los cuernos; cuando digo que hay que liquidarlos a TODOS me borran.
Es lógico, no es una solución posible en este momento porque no existe ninguna insurgencia -ni siquiera moral- para restablecer el orden de las cosas.
Mientras tanto nos seguimos quejando, cómodamente desde este sillón, porque no me van a decir que quienes escribimos aquí somos trabajadores o estamos dispuestos a dar todo por una causa.
Basta de hipocresía, mejor pongan minas o curiosidades estúpidas.
Disculpen el tono,estoy caliente.

Gus VF dijo...

Es una de las probabilidades, Juan. La otra es que persista simplemente como un país de merda, orgulloso de ser como es. A mi entender esto es lo más probable, ese engreimiento congénito le augura el peor de los destinos. Y no se trata sólo de la casta gobernante, basta con ver que una gran mayoría de la población se jacta de ser peronista, por ejemplo, que es como jactarse de ser fascista o nazi. Y la gente honesta o bienintencionada, que podría hacer presión sobre los sectores paleolíticos de la población con herramientas del siglo XXI como son las redes sociales, es muy ignorante con respecto a lo político y económico y lo único que se les ocurre es convocarse como “masa protestadora” en las calles, algo que puede surtir algún efecto momentáneo, pero que a la larga es inefectivo para amedrentar a los verdaderos profesionales de este tipo de manejos masivos fascistoides, a esos ingenieros de la demagogia que son los gobiernos populistas de turno.

Anónimo dijo...

Gus VF. Coincido totalmente; por eso dije "tal vez y solo tal vez". Pero coincido con Ud. que el País está totalmente peronizado y cualquiera que venga hará populismo exactamente igual que estos descerebrados, tal vez, un poco más amables. Pero no veo a ninguno de los candidatos que se muestran haciendo lo que realmente hay que hacer, ni veo a la sociedad argentina dispuesta a aceptar las medidas que realmente deben implementarse para ser un país normal. El populismo que inoculó perón en la sociedad está intacto y será difícil sacarlo. JUAN

El Enmascarado dijo...

Para variar, mantengo mi disidencia respecto a que la Argentina sea un Estado fallido, es un país fregado con mucha gente resignada, desgastada y casi entregada de tanto remar, pero la pelea no está aún terminada.

Pero como todo en la vida, de nosotros, de nuestra conducta como ciudadanos e individuos pensantes frente a la acción de los Hideputas, depende el futuro. Nada está escrito en letras de fuego...