1 de septiembre de 2014

Azúcar, petróleo, los milagros de la economía planificada socialista


Cuba, a pesar de su minúscula superficie, fue el primer exportador mundial de azúcar. Haciendo corta la historia, la isla ya en 1920 lograba una zafra de más de cuatro millones de toneladas.
Después llegó la Revolución, y mientras por un lado se perdía la clientela yanqui, por el otro los genios planificadores decidieron que hacía falta diversificarse, y meter cultivos innovadores, como el café y los cítricos.
Mientras tanto, la declinante producción de azúcar se vendía a precios fictícios al bloque soviético, así que todo bien, la caída de la producción era equilibrada por precios artificiales. Una mentira que se mantuvo hasta 1989.
Ahora resulta que aunque la producción de azúcar sigue siendo el 26% de la producción de alimentos cubana, el año pasado apenas pasó el millón de toneladas, llegando apenas al 89% de lo proyectadocon rindes que son la mitad de los de los países líderes.  (véase)


Haciendo un camino análogo, pero más rapidito, ahora resulta que a pesar de estar sentados arriba de la mayor reserva mundial de petróleos pesados, Venezuela tiene que importar petróleos livianos, porque por falta de inversión y caída de la producción lo que se produce -que mayormente se regala a Cuba- no alcanza para el consumo interno.

Buenos espejos de lo que pasa cuando la fuerza de la empresa privada, de la iniciativa individual son cercenadas y reemplazadas por burócratas ideologizados. Acá todavía tenemos una chance para revertir el proceso. Si no, en un par de años vamos a estar importando trigo, soja, carne y leche cuando podríamos convertirnos en un productor agropecuario de primer orden, en vez de este rol secundón que tenemos ahora.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Acá en lugar de planificación centralizada hubo delirio dirigista focalizado, y una clase dirigente a la que le encanta ser sodomizada a cambio de alguna prebenda, que se bancó calladita toda la sarasa populachera del kakismo. Ahora va a llevar 20 años arreglar el quilombo. Pablo

parcass dijo...

Llevar 20 años?

Unos par de años importando?

No muchachos olvidense.....nunca mas volvemos

Gus VF dijo...

Aprovecho este post para, en un acto de desacato de mi parte en cuanto a mi rol de lector/comentarista, pasándome por alto la decisión personal del estimado co-blogger MrBugman de elegir dónde publicar sus escritos, copio y pego aquí en BB éste que es de su autoría, que ya ni recuerdo dónde lo encontré, pero que a mí me parece excelente. Y desafío al autor y/o al dueño de blog a que lo borren, si son machos. :D

“Que vivan las Empresas. Que vivan los empresarios, los emprendedores, los cuentapropistas y los profesionales independientes.
Que vivan los empleadores y empleados que basan sus relaciones en la ética insobornable de la mutua conveniencia, desechando la extorsión y la ventaja. Que vivan los que intentaron tener su empresa y fracasaron.
Que vivan los que trabajando para sí mismos prestan servicios a empresas, sabiendo que su propio interés redunda en la prosperidad de otros.
Benditos sean el afán de lucro, el deseo de progreso y la búsqueda del beneficio.
El altar del autosacrificio en pos de los demás crea santos, pero la penicilina ha salvado más vidas que las oraciones, y los documentos electrónicos más árboles que los activistas, y no es por altruísmo que los laboratorios ponen el antibiótico a disposición de las masas, y no es por amor a la naturaleza que los fabricantes de dispositivos y los desarrolladores de software crean y venden sus productos.
Que vivan los que en este preciso momento estén devanándose los sesos para encontrar una forma de ganar dinero ofreciendo un producto o servicio que los consumidores quieran obtener para satisfacer una necesidad o por puro placer.
Que vivan los consumidores que con sus decisiones diarias premian a algunos y castigan a otros.
Que vivan los magníficos egoístas que en su búsqueda de riqueza personal la crean para los demás, y han permitido con su genial codicia que el ciudadano de clase media del siglo XXI viva con un confort que los reyes de la antigüedad ni pudieron soñar.
Que vivan, crezcan, se multipliquen y prosperen las Empresas, porque toda la riqueza, la innovación, el progreso, el avance y la creación es hija de ellas, no de la acción de los Estados que bajo falsos pretextos morales saquean y pervierten el mercado.
¡Que vivan!”
Mr. Bugman
…………………………….
En serio, ahora que la Argentina está empezando a sufrir la resaca inevitable de la fiesta estatista, cómo está necesitando que se la eduque, que se le muestren estos conceptos, que alguna vez conoció y vivió pero que fueron olvidados. En todas las clases sociales.

carancho dijo...

Excelente aporte, Gus.

Gus VF dijo...

Gracias carancho, como siempre digo, agradezcamos al autor de la cita, en este caso el amigo Bugman.

Ouroboros dijo...

No sólo vamos a importar crudo liviano argeli, el gobierno también importa derivados para virtualmente regalarlos en el mercado local.

El Enmascarado dijo...

El gran problema de Venezuela es Cuba y su penetración ideológica y práctica en el gobierno chavista-madureño.

Toda la información de identidad, padrón electoral y pasaportes está en manos de los cubanos y ahora con la implantación del control de compras de cada venezolano mediante lectores biométricos en los super, continúa el avance contra la libertad.

Los Castro encontraron un discípulo millonario en Chávez y han logrado destruir el aparato productivo venezolano, dividir a la sociedad venezolana hasta el paroxismo del odio, empobrecido a la clase media y, de paso, los cómplices locales castristas se han forrado de guita.

BlogBis dijo...

Ouroboros, entiendo mal o escibís desde Venezuela?

YACARÉ dijo...

Hace tres años estuve en Venezuela. en el hotel a la mañana, la manteca de Nueva Zelanda igual que la leche. Edulcorante nyet. Solo azúcar de Cuba. La carne brasilera, y los campos donde llueve todos los días, y no hay invierno,desolados. La hectárea de tierra en los mejores lugares, 40 dólares, y aún menos. Si te animás a comprar!

Gatienso dijo...

Complemento con este buen artículo de Alberto Banegas Lynch
http://www.lanacion.com.ar/1723335-hay-que-terminar-con-los-ajustes

Anónimo dijo...

Se acabaron los problemas en Venezuela. Alcanza con rezar el nuevo Padre Nuestro.
Recomiendo no perderse esto, porque creo que es el fondo del pozo de la ignorancia y la decadencia.

Lucas.