Comentarios recientes

10 de septiembre de 2014

Las armas de Salvador Allende


"Sabemos más de los 17 años del gobierno militar que de los tres de la UP" (Historiadora Patricia Arancibia Clave, septiembre 2013) 
“el golpe fue acelerado, producido por EE.UU. Esto se sumó al problema interno de agotamiento de las posibilidades del modelo” (Historiador Gabriel Salazar, ex mir, septiembre 2013) 

 No estaría escribiendo este post, si la Izquierda allendista, chavista, castrista y maduro nos violentase al imponer su visión de la historia reciente, y si, además, hubieran aplicado la igualdad ante ley tanto militares como a terrorista. Cada cual feliz viviendo en el presente. Los 11 de septiembre de cada año pasarían sin pena ni gloria. Hay que recordar que fue el general Pinochet cuando fue senador vitalicio propuso sacar esa fecha como feriado en pro de la paz y la reconciliación. Su esfuerzo fue en vano. Es imposible entenderse con personas dementes, que debido a su exagerado intelectualismo caen en el fanatismo, como sostienen las doctrinas esotéricas.


Sabemos que una vez la Izquierda exhalará la figura de Allende y hablará de los derechos humanos, sin pedir perdón por los actos terroristas del Mir, del Frente Lautaro, y por último del FPMR. La Vaca Loca que nos gobierna dirá que fueron sobrevivientes como si fuesen los judíos exterminados por los nazis.

 El libro de la periodista chilena y derecha Nena Ossa, Allende thank you…! ha sido muy revelador. No lo he terminado de leer, aun cuando es breve. He preferido degustarlo de a poco. El mundo en que ella desenvolvió era de la clase media alta. Así, una amiga de ella le escribió, pues Nena se encontraba en Londres haciendo su maestría en Arte y a la vez que era corresponsal de la revista de derecha norteamericana National Review. Su amiga era de Izquierda y en un principio se había entusiasmado con Allende. Ella le escribe en 1972 y se adelanta a lo que vendrá después. En fin, clarividente:

 “La vida en Chile continúa, pero distinta. El país es todavía maravilloso debido a su clima y naturaleza, pero son tantos los problemas del diario vivir…Hasta la gente está cambiando. Hay una atmósfera de resentimiento, ineficiencia y angustia, difícil de soportar. Comienzas el día con problemas de transportación, continúas con la escasez de todo y terminas el día frente a la evidencia de que este tan lindo y adorado país se está yendo al infierno. No me puedo imaginar cómo o cúando se pueda levantar, pero sí espero que algún día, dado el descontento general, nos podamos liberar de este irremediablemente inservible gobierno. Ha habido cambios en el gabinete -para dar la impresión de que el gobierno se da cuenta que todo no está perfecto- pero no creo que esa sea la solución. Si tomas en cuenta las infranqueables animosidades políticas, la única solución va a ser una dictadura militar de diez años. Eso le enseñaría a la gente que debe trabajar, producir y hablar menos. Claro que este es un punto de vista retrógrado, pero si tú estuvieras aquí entenderías por qué lo digo. Perdona que escriba todo esto. Es una tema una lata y muy triste”.

 De antología. Cuando la amiga de Nena Ossa sostiene que tiene haber un gobierno militar, se adelantó a lo que le escribió el ex presidente demócrata cristiano, Eduardo Frei Montalva a Mariano Rumor, después del 11 de septiembre. Coincide con el líder de la DC en cuanto a la duración del mismo. Se nota que Hernán Larraín Matte, director de la Fundanción Horizontal y uno de los creadores de la Carta Transversal por los Derechos Humanos y la Reconciliación le haría bien que lo mandaran en un túnel del tiempo a la UP junto con Cristóbal Bellolio, así no estarían hablando leseras. Al ex comunista Colodro y otros de derecha escondidos bajo la fachada de títulos académicos como Gonzalo Bustamente eran unos simples oportunistas carentes de toda seriedad.

 Una hermana menor que trabaja en LAN y que es un tanto izquierdista por influencias externas, la semana pasada estuvo en el paraíso comunista de América Latina, Venezuela. El avión fue expatriar a los chilenos que aún están ahí. Allí en carne propia experimento la Unidad Popular y vio la escasez. Antes no les creía a sus padres. Noto la presencia de cubanos y chinos. Lo que le molestó quela gente producía fuese despojada de sus propiedades. Conoció a un taxista que antes era dueño de grandes tierras y que las trabajaba. El gobierno se las quitó. Nada funciona en ese país. Si antes habías frecuencias de aviones entre Caracas y otras ciudades, ahora están disminuidas a una al día. Los matones gobiernan el país. Me dijo -que ella que votó por el candidato ecologista en las presidenciables pasadas- que hubiese lo más pronto posible un golpe de Estado en Venezuela. Me preguntó asustada: “¿Podríamos volver a la UP?” Le contesté si reformulaban el concepto de propiedad por el propiedad social, su dinero que está depositado en una cuenta ya no será de ella, y que lo mejor le convenía depositarlos en los paraísos fiscales. No cuentan con los quórum para hacerlo. Puesto que se junta con una persona de la onda de los tres dirigentes comunistas que llegaron al parlamento. Educado en colegio privado. Le decía si tanto le gusta ese sistema, porque se no va a Venezuela y nos dejan vivir a nuestro modo. Le dije que lo mismo pensó muchas personas hace cuarenta años y durante el Gobierno Militar. Mi hermana concluyo que eran mejor vivir en un sistema capitalista a uno socialista de al estilo de Allende y Maduro. Me preguntó después cómo cayó el comunismo en Rusia. Le respondí: “Por implosión”. Un comunista llamado Yeltsin los sacó. Después me preguntó por chinos. Le explique que tuvieron matar a treinta millones para cambiar. Además el Partido Comunista chino ni siquiera es comunista. Ellos reemplazan al emperador. Por eso, sostienen que la democracia liberal no es para China.

 Los firmantes de la Carta citada más arriba, que estén un año en Venezuela para que terminen con la misma conclusión que mi hermana. Ella previamente en uno de sus vuelos entre Chile y Miami, había conocido a una venezolana que le hablo de la escasez. Luego le contó a un comunista de su posición social, y éste le dijo: “No puede ser. Mentiras”.

 Más adelante, Nena Ossa sigue contando las penurias y odiosidad que había bajo el Chile de Allende, gracias a que le llegaban cartas y tenía contacto con la embajada. En un momento describe la vista gorda que hizo el ministro de Interior, Del Canto junto con el jefe de la policía de investigaciones, Eduardo Paredes: “Salvo una novedosa preciosidad, muy Del Canto. En su calidad de ministro de Interior, se presentó físicamente en Pudahuel a presionar a los funcionarios de aduanas para que dejaran pasar, sin revisar, la serie de bultos que en un vuelo de Cubana de Aviación arribó al aeropuerto el 11 de marzo. Coincidentemente, en el mismo avión cubano llegó a cargo de los bultos don Eduardo Paredes, jefe de la policía civil bajo Allende, quien aseguró que venían destinados al propio presidente. No se revisaron, pero nadie dudó que contenían metralletas. ¡Magníficamente cómodo enjuague!


En el libro de Gisela Encina, Miguel Krassnoff, Prisionero por Servir a Chile relata el impacto que tuvo el joven teniente del Ejército cuando ocupo la casa de Salvador Allende, ubicada en la calle Tomás Moro: “Lo primero fue el armamento con el que, al parecer, el Presidente Allende esperaba afrontar el ataque de sus enemigos. En un enorme subterráneo encontraron gran cantidad de municiones, tanto para fusiles AKA como para ametralladoras; municiones y armas antiaéreas y cohetes antiblindaje RPG-7, de procedencia soviética. Esto representaba un tipo de material bélico muy superior en calidad al armamento del propio Ejército.”


Las palabras de la periodista me permitirán entroncarlas con lo que dice el periodista norteamericano, James Whelan en su libro sobre Desde las Cenizas: Muerte y transfiguración de la democracia en Chile sobre el mismo tema. En tiempos del Gobierno Militar era frecuenta que pusieran por la televisión las armas que se encontraron, después de la rebelión civil y militar que saco a Allende, por las malas. Sin embargo, no se ha sobredimensionado la gravedad. Los académicos y políticos de Izquierda intentan minimizar y culpar de todo a la CIA como lo hizo el ex mirista y Premio Nacional de Historia, Gabriel Salazar, quien basándose en el izquierdista norteamericano, Peter Kornbluh, El archivo secreto de Pinochet. En efecto, en el capítulo Tiempo de Ajustar Cuentas del libro Desde las Cenizas, que entre enero de 1971 y septiembre de 1973, los aviones cubanos trasladaron desde Chile 10.793 kg de correspondencia. De Cuba a Chile se llevaron 71.636.44 kg de “correspondencia”. Ese discrepancia que es la palabra que emplea Whelan se aclararía después de la revolución de septiembre. Los chilenos sabías que lo que venía desde la isla caribeña eran armas tal como lo describe Nena Ossa. Ahora bien, ¿Cuánto era el armamento? No lo sabían. El periodista norteamericano afirma: “habían sido introducidos clandestinamente a Chile armas y municiones soviéticas, checas y de otros tipos, que eran suficientes para una división de 15.000 hombres: 118 toneladas de explosivos, municiones, bombas y granadas; 120 unidades de armamento bélico pesado, morteros, bazookas y cañones antitanques; 9.293 carabinas, fusiles y rifles; 6.945 pistolas automáticas y semiautomáticas y revólveres”.

 Desde 1971 Allende preparaba una gran confrontación. Y así, niegan el Plan Z.

 La actriz Gloria Laso, otra loca de la Generación Maldita, que causó furor por sus declaraciones en el programa ‘Mentiras Verdaderas’ el año pasado, nos podría contar acerca de las 71 toneladas de armamentos. La actriz dijo que la DINA “era monstruosa”. Igualmente, Eugenio Tironi, Pascal Allende, Ricardo Lagos, la Vaca Loca, el mencionado historiador de izquierda y la loca Marcia Scantlebury, la ideóloga del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Los monstruos estaban en la Unidad Popular.

 Cuando llegué a ese párrafo no importó que los partidarios de la Unidad Popular hayan pasado por los centros de detención Villa Grimaldi, Tres Álamos, Pisagua, Chacabuco, Londres y Tejas Verdes.

 Para darle beneficio de la duda a Allende, pregunta “¿qué sabía el Presidente y cuándo lo supo?” Obvio que sabía. En el dormitorio presidencial de La Moneda encontraron una caja de seguridad con el sello UlTRA SECRETO, dirigido, naturalmente, al “compañero” Allende. En ese documento se mencionada las armas entregadas al líder del grupo terrorista MIR, Miguel Enríquez: “2 cañones de 57 mm, cuatro ametralladoras de calibre 30, 31 fusiles Garand, una subametralladora, 2 fusiles de calibre 22 y 17 pistolas”. José Rivero, un cubano que se desempeño como jefe seguridad de Allende lo firmó el 27 de diciembre de 1971.


El profesor de filosofía y ex allendista -pues era de ese glorioso movimiento Mapu que pretendía exterminar a los 800.000 “bolicheros” que había en el país-, Víctor Farías escribió un libro basado, si es que no equivocó en ese memo, Los Documentos Secretos de Salvador Allende . Que fue publicado en el 2010. Ese memo, después del 11 de septiembre paso al Archivo Nacional. Podemos comparar la versión de Whelan con la de Farías. Según éste último, Rivero era un obrero del grupo terrorista Mir, y no cubano.

 Armanento de Guerra: 5 Cañones de 57 mm, 10 ametralladoras Browning calibre.30, 40 fusiles Garand, 63 carabinas Garand M1 y M2, 16 subametralladoras UZI, 2 subametralladoras MP40, conocidas popularmente como “metralleras”, 10 fusiles calibre 22, 50 Pistolas 9 mm, 2 MK 45.

 En el mismo libro se menciona en detalle el armamento que tenía Allende en su casa de Tomàs Moro: 17.660 cartuchos de 30 mm M-1, 932 cartuchos de 9 mm, 1540 cartuchos calibre 22, 104 proyectiles de cañón de 57 mm, 36.624 cartuchos de 30.06 mm, 945 cartuchos calibre. 45.

 Víctor Farías concluye: “este documento invalida, por tanto, definitivamente, los intentos por minimizar la disposición estratégica y la acumulación de armamentos por parte de la Izquierda. Ideólogos y propagandistas de la izquierda “progresista” que proclama su defensa de la sociedad liberal y pretende haber superado “los errores” del pasado, insisten en declarar que en los años 70 no tenían armamentos y que su preparación militar era algo así como un juego de niños aventuristas”.

2

El Enmascarado dijo...

No me extraña para nada que se esté reescribiendo la historia cuando la izquierda está en el gobierno.

Ya quedó clarísimo que el compañero Presidente se pegó un tiro y, sin embargo, el zurdaje latinoamericano sigue jodiendo con que fue asesinado por los militares.

Javier Bazán Aguirre dijo...

En realidad, están reescribiendo la historia desde 1990, gracias la cobardía de la derecha y el oportunismo de la Democracia Cristiana, que se alió a los socialistas, y ahora comunistas.

Está más decir, que lo expongo no está en el Museo de la Memoria.

 
Cargando...