Comentarios recientes

11 de octubre de 2014

Mucho mas que 37 años de diferencia


En  1977 los astilleros franceses DCAN de Lorient estaban construyendo un par de corbetas para la marina sudafricana, la SAS Transvaal y la SAS Good Hope, cuando la resolución 418 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impuso un embargo obligatoria a la venta de armas al gobierno de Pretoria.
Con los barcos prácticamente terminados, ni lerda ni perezosa la Armada Argentina aprovechó la oportunidad y los compró convirtiéndolos en el ARA Drummond y el oARA Guerrico. Poco después compro un tercer barco (ARA Granville) que se sumó en 1981.


Impactante la diferencia de país con el actual, que en otras circunstancias podría aprovechar la hipotética negativa francesa a entregar los buques anfibios clase Mistral que había encargado Rusia a DCNF para -con un único barco- reponer no una, sino varias capacidades perdidas en los últimos 30 años, en especial proyectar una fuerza anfibia y darle apoyo aeronaval, al menos basado en helicópteros, recuperando un buque capital en torno al que sostener una fuerza naval con alguna utilidad.
Pero bueno, aquel país de 1977 está muy lejos del presente, en el que las tres corbetas A-69 siguen cumpliendo sus deberes con casi 40 años bajo la quilla  manteniéndose operativas gracias a la buena voluntad de sus tripulaciones y rollos y rollos  de alambre.

2

Anónimo dijo...

es una vergüenza para la democracia que lo poco que queda todavía de FFAA es lo que se compró entre 1973 y 1982

El Enmascarado dijo...

BB. no sé si no es mejor que no compren ni un bote, fijate lo que se han choreado en cuestiones menores, como el alquiler de un rompehielos pedorro ruso o la reparación de un puto submarino, y te podrás imaginar lo caro que le saldría a la República un buque nuevo tipo el Mistral.


 
Cargando...