Comentarios recientes

15 de noviembre de 2014

Güiners and biútiful pípul...

Equipazo ganador en Australia


En La Nación la foto se ve mejor. De izquierda a derecha: Embajadora (¡JiJiJi!) Cecilia Nahón (en Washington ni la miran los yanquis, les duelen los ojos de verla); un tripulante de Star Trek parecido a Kici, pero con un look  de Mister Sulu, el patilludo siguiente (medio roñosito en la foto) aunque parezca una broma es el Secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería y se apellida Bianco ( ma non troppo...).

El tal Carlos Bianco dicen que se caracteriza por su resentimiento hacia los blancos (diplomáticos) que, según él, viven todos en Barrio Norte o Recoleta porque son oligarcas que estudiaron en colegios y Universidades privadas...

Conforme un pariente mío, que es Embajador retirado y salteño graduado de abogado en la Universidad Nacional de Tucumán, esto último es un prejuicio absoluto de este "grasa resentido" (sic) porque "la cancillería está llena de santafesinos (especialmente rosarinos), cordobeses, tucumanos, bonaerenses, porteños, entrerrianos, un par de misioneros y santiagueños, varios correntinos y mendocinos que, en su inmensa mayoría, se recibieron en Universidades Nacionales de antigua existencia y un número menor proviene de la UCA o de la USAL." También ingresaban algunos hijos de diplomáticos que se habían graduado en Universidades europeas, americanas o latinoamericanas, pero rara vez lo hacían los que se habían graduado en las más prestigiosas, como Harvard, Columbia, la Sorbonne, Lovaina o en alguna alemana, ya que no tenían interés en entrar a la carrera porque sabían el precio del desarraigo que pagan los hijos de diplomáticos.

Según mi primo, esto ocurre especialmente entre los mayores de 50 años ya que, cuando ingresaron hace más de 25 años, solamente se podía ingresar al Instituto del Servicio Exterior siendo abogado, contador, licenciado en economía, licenciado en Ciencia Política o en Relaciones Internacionales y había que tener como máximo 30 años de edad.   

Es entre los diplomáticos más jóvenes donde se encuentra una amplia diversidad de títulos de Universidades Nacionales tradicionales y de otras de más reciente creación como Quilmes, La Matanza (que no es Járvar), San Martín, etc. y de privadas como Belgrano, Palermo, UCA, USAL, el Museo Social Argentino, la Kennedy (¡flor de nivel académico!) dado que se puede ingresar al Instituto con cualquier título universitario de carreras con una duración de 5 años de estudios y el límite de edad se subió a 35 años... De la Austral o de la San Andrés parece que no entra nadie porque están para bastante más profesionalmente en la actividad privada. 

Ahora, hay licenciados en Historia, Psicólogos, Sociólogos, Lic. en Comunicación Social, Administración de empresas, Turismo, lic. en Comercio Exterior, Lic. en Letras o en Filosofía (¡¡¡), etc. y, asombrosamente, hasta hay algunos médicos, arquitectos e ingenieros aunque son muy poquitos, porque la mayoría siguen siendo abogados, Lic. en Relaciones Internacionales o en Ciencia Política. 
En la página oficial de la cancillería figuran las condiciones para ingresar si a alguno le interesa.

Volviendo al tal Bianco, nació, vivió y se graduó en Comercio Exterior en Quilmes donde existe una Universidad Nacional de gran prestigio académico...en Quilmes, Bernal y en Don Bosco. 
El tipo trabajó únicamentee como profe de esa Universidad y en áreas académicas pedorras del grupo de amigotes de Kicillof como CENDA. Cero de experiencia privada en comercio exterior. Bianco junto con Costa, el actual Secretario de Comercio, se declararon públicamente marxistas en un acto del año pasado frente a azorados diplomáticos extranjeros y argentinos que tampoco entendían la necesidad de semejante confesión.

Me contó mi primo que, cuando Bianco asumió en diciembre de 2011 como Subsecretario de Relaciones Comerciales dependiendo de Nahón, fue sacando a todos los diplomáticos de carrera de las Direcciones dependientes de él, especialmente a los mayores de 45-50 años, que tenían experiencia en serio en materia de promoción comercial, estudios de mercado, asistencia a exportadores y organización de misiones comerciales sectoriales y multisectoriales de empresarios, organización y participación argentina en Ferias Internacionales, etc., y los fue reemplazando por jóvenes provenientes de la Universidad de Quilmes o camporitas que no tenían prácticamente ninguna experiencia más que académica en comercio internacional. Casi ninguno había trabajado siquiera como empleado en una trading o en el sector de exportaciones de una compañía privada...
Dejó solamente a jóvenes diplomáticos con poca experiencia y que, obviamente, hacían lo que se les ordenaba sin opinar nada. También dejó a algún colaboracionista de mayor jerarquía, pero eso es habitual en la miseria humana desde Julio César para acá. Lo jodido para el "colaboracioniste" es cuando la rueda gira, y tarde o temprano ocurre, porque lo están esperando en la bajada para dejarlo con el ojete apuntando a Triana... 

Como era previsible, los diplomáticos metieron violín en bolsa y se la tuvieron que comer doblada porque estrictamente no era un acto ilegal ya que los desplazaron a otras áreas de la cancillería. Pero los habían declarado inútiles por tener más de 50 años "y ser irrecuperables", como dijera Timerman, aunque era una locura desperdiciar la experiencia de tipos que habían sido consejeros económicos añares en las Embajadas y conocían perfectamente el trabajo de promoción comercial en la cancillería.

Bianco fue el genio que pretendió reemplazar los mercados europeos perdidos, por nuestras medidas de protección violatorias de la Organización Mundial de Comercio y las consiguientes medidas de "represalia", por los mercados de Angola, Azerbaiján, Vietnam, etc. que tanto éxito significaron...

Como es lógico, Bianco no es precisamente una figura admirada ni querida por los diplomáticos (no ven la hora de que lo rajen) porque encima, tiene malos modales y fue acusado de maltratador por varias empleadas administrativas que lo padecieron como jefe. Una joyita ineficiente y soberbia.

Ahora bien, los diplomáticos también recibieron lo que se merecieron por no tener los testículos de protestar y prefirieron quedarse mansitos y calladitos para preservarse. Pero, como dijo mi primo, si siempre te preservás terminás volviéndote un preservativo... Y a los preservativos se los usa y luego se los tira a la basura.  

De Timerman no menciono nada porque ya lo conocen, pero en esa compañía hasta parece el más serio...

Noten que en la foto, se ven detrás de ellos a varios tipos de saco y corbata, seguramente lacayos del FMI y de los buitres. La macana va a ser que, cuando lleguen los Imperialistas chinos con su Presidente a la cabeza, se comprobará que ellos también usarán saco y corbata... 

9

carancho dijo...

Basura camporita.
Escoria a barrer cuando la falsa abogada se vaya de una buena vez.

Gus VF dijo...

Buenos datos, don Enmas. Universidades de Quilmes o de Lomas de Zamora: donde dejás un ladrillo en la puerta y a los 4 años le dan un título de abogado, o de lo que sea. Y asquerosamente ideologizadas y adoctrinadoras, son las madrasas del peronismo, formadoras de funcionarios peronchos, el más peligroso ejército de destrucción masiva argento conocido.

Por un trámite, hace más de diez años pisé el hall de entrada de la de Lomas y recibí el cuchillazo visual de tres inmensas gigantografías instaladas y permanentes del Che, Evita y A. Olmedo… siiiii… ¡¡Pilusooooo…!! (una injusticia para con Coquito).

Anónimo dijo...

El problema sigue siendo la experiencia. Si te pasaste la vida metido en la academia no tenés idea de cómo funciona el mundo (el enano patilludo es un claro ejemplo). No se concibe en ningún pais serio que una persona pase de dar clases a regir los destinos ecónomicos de todos sin tener previa experiencia en el medio.
El tema de la edad no es joda, por más inteligente que seas a los 30 años no tenés la misma cintura para manejar asuntos delicados (como la diplomacia) que a los 40 o a los 50.
Esta gente tiene resentimiento "inclusivo": detestan a los blancos acomodados, a los mayores, a quienes tuvieron acceso a una mejor educación, a quienes se visten mejor que ellos, etc etc

BlogBis dijo...

Enmas, lo que cuenta tu primo se parece notablemente a lo ocurrido en las FFAA.

Agradecele a tu primo por contar esas cosas, que hacen a la cocina de esta mierda que nos gobierna desde hace 11 años

El Enmascarado dijo...

Gracias a todos por sus comentarios.
El Anónimo de 4,58 Hs. enfatiza lo de la experiencia y el resentimiento y no puedo más que coincidir en todo.

Hay que aclarar que ese grupo de tipos que están en la foto con Timerman NO ERAN DE LA CAMPORA.

Se sumaron recién cuando llegaron a ocupar cargos, todos estos son amigotes de ese grupo de economistas llamado CENDA, nido de marxistas teóricos con alguno, como Costa, con un posgrado en la London School of Economics que no es precisamente una universidad liberal.

El resentimiento que muestran muchos de ellos, así como también los de La Cámpora, creo que se funda en distintas fuentes, según el caso.

Bianco es el típico cabecita negra ilustrado que siente que los "blancos" lo discriminan, eso lo mamó en su casa y en la escuela.

Ignoro también si en la Facultad no le habrá pasado que las minitas mejores no le dieran ni cinco de pelota, no por cabecita, sino por feo, desprolijo casi sucio y aburrido. ¿O Uds. conocieron alguna vez un bolche divertido que siguiese Economía...?

El Kici es de familia de clase media profesional, de buen pasar económico e intelectualmente preparados, ya que el papá es Psicoanalista y mamá Psicóloga.

Pero no sé si se habrán dado cuenta de que Kicillof, a sus 44 años, se come las uñas hasta la cutícula...

No me voy a meter a psicoanalista de Para Tí, pero está claro que esa manía es un síntoma de algún trauma infantil no superado.

Pero teniendo en cuenta lo soberbio que es, que el tipo sacó Medalla de Oro en el CNBA y creo que también en la Facultad, me parece que el síntoma muestra que recibió muchísima presión de chico en que tenía que ser el Inteligente Chico Muy Bien DIEZ Felicitado.

Lo colijo, además, porque recuerdo que casi me caigo de espaldas cuando lo ví decir, hace meses, en directo frente a los periodistas y la TV refiriéndose a que la UIA quería tener una reunión con él, lo siguiente:

"Si quieren tener una reunión para tratar problemas reales, que vengan, pero si vienen a plantear problemas imaginarios que vayan al psicólogo..."

Esa respuesta es inconcebible en alguien que se ha psicoanalizado o que tiene claro que las personas que van al psicólogo no son las que tienen PROBLEMAS IMAGINARIOS y es aún más inconcebible en el hijo de mamá y papá psicoanalistas, cuyos elevados ingresos le permitieron darle a la joyita del Nene educación, vivir en Barrio Norte, irse de vacaciones, tener auto, etc., etc.

Un hombre bien integrado no DESPRECIARÍA el trabajo profesional de sus padres, a menos que los rechace aunque sea en el inconsciente. Y SE MORFA LAS UÑAS POR ESE CONFLICTO INTERIOR ENTRE "GRACIAS PAPIS" Y "SOY UNA MERDA QUE NO CUMPLÍ LAS EXPECTATIVAS".

Firmado: La Enmascarada amiga de Para Ti, psicoanalista.

El Enmascarado dijo...

Me apresuro a seguir comentando para hacer una aclaración:

a) Comerse las uñas siendo un adulto, ES un síntoma, pero que puede estar motivado por diversas causas distintas y diferentes de la que le adjudiqué, alegremente porque no es serio un "psicodiagnóstico" semejante, al petiso patilludo.

b) En el fondo psíquico de un soberbio, hay un inseguro que lucha para que no se note su inseguridad. A mayor soberbia, mayor inseguridad oculta. Las causas de la inseguridad son variadas.

c) Atrás de un resentido, pero muy cerquita de la superficie visible, hay un tipo que se siente no querido o rechazado, pero no por los de afuera precisamente... ¿Oyeron, mamá y papá? Aunque también le pueden haber inculcado el resentimiento de chiquito.

d) ¿Le vieron a la Nahón la faccia? Estaba condenada a tratar de lograr ser inteligente, pero no se puede, además, ser simpática y agradable o, por lo menos, ella no lo logró.

Todo este cocktail de personalidades complicadas nos deja en claro que estamos bastante jodidos en materia de conducción económica racional por parte de estas joyas.

Anónimo dijo...

Don Enmas, gracias por su respuesta. Soy el anónimo 4.58.
Quisiera aclararle que para mi el tema del resentimiento no es exclusivo de quienes integran La Cámpora ni de quienes están en la foto. Desde arriba de la pirámide se vislumbra una faraona con el mismo "problemita".

No sabia que los padres de Kici eran psicólogos. Ahora se entienden tantas cosas.
Lo de las uñas es un horror, incluso estéticamente.

Sine Metu dijo...

somos tan pero tan grosos que no nos entran las balas.

El Enmascarado dijo...

Mi estimado Anónimo: por supuesto que el resentimiento no es exclusivo de camporitas ni peronistas siquiera, los hay en todas las clases sociales y en todos los sectores.

La Ella sería resentida aunque se hubiera casado con Juan Carlos I en el utópico caso de que al ex-rey le agradasen los lípidos ambulantes...

Saludos.

 
Cargando...