Comentarios recientes

11 de diciembre de 2014

Reportaje a Carrió





9

Max A Secas dijo...

Yo la verdad no la soporto. Puede servir para algo pero no la soporto.

Gus VF dijo...

Mi estimado Max, ¿te molestaría escribir sobre las razones por las cuales no la soportás? Un saludo.

BlogBis dijo...

Debería ser Procuradora General.

Max dijo...

...de la Santa Inquisición.

parcass dijo...

sino cambiamos el sistema electoral es útil,o no llega o la sacan a patadas los peronchos.

Sistema binominal como el chile que trasformo Pinochet( de paso de cumplio un aniversario de su muerte)

Pedro Guernica dijo...

Blogbis, coincido. Si todos los políticos no fueran tan mezquinos, la catástrofe que habrá que enfrentar a partir de diciembre.2015, solo podrá ser enfrentada por una coalición de partidos que se comprometa en una plataforma o programa común a realizar en varios periodos. Y para estas elecciones, una propuesta que incluya en cada cargo de gobierno, alguna de las figuras más respetadas de los distintos partidos, tanto de presidente, vice, jefe de gabinete -que esta vez sea alguien con presencia, un verdadero "primer ministro" y fusible en una crisis -dejando al presidente como Jefe de Estado, pero no inmiscuido en las tareas concretas gubernativas-, sugiriendo en la campaña ya quien sería ministro de economía, de relaciones exteriores, etc, y por supuesto, el Procurador General, y pienso que a Lilita se la podría aprovechar en alguna labor de este tipo. Pero esto que digo es solamente un sueño, que no está en la mente de los candidatos y partidos ni en la de la gente.

parcass dijo...

Se me escapa la i (i) debe decir :¨es inutil¨
Disculpas

Javier A. Cortines dijo...

Estimado parcass:

Coincido plenamente en la necesidad de cambiar el sistema político. Pero mejor que importar el sistema chileno lo que realmente fortalecería la representatividad y la renovación en serio de la política sería resucitar la reforma Joaquín V. González de 1904 que estableció la candidatura uninominal por distrito, cuya desgraciada contrareforma a los poquísimos años (producto de la entente radical- conservadora) es lo que nos condenó al fracaso político e institucional que padecemos hasta el día de hoy.

Todos los argumentos que se han presentado en contra son simplemente excusas destinadas a mantener el status quo. Es decir, que los candidatos les deban su candidatura al «dedo» del capanga que los designa, y no con electorado que lo vota, haciendo que la columna basal del sistema democrático representativo (la relación representante/representado) sea una mera formalidad.

Saludos.

parcass dijo...

Opinen;que piensan?

 
Cargando...