Comentarios recientes

5 de marzo de 2015

Otro fin de ciclo


Al margen que la lluvia es un hecho de la naturaleza, media provincia tapada por el agua demuestra la torpeza de la gestión socialista en 8 años de progresismo para la galería y escaso progreso concreto y tangible.
Lo malo es que quién tiene probabilidades de reemplazarlos es un nombre sacado de la galera sin -que yo sepa o conozca- el respaldo de un equipo que pueda manejar como se debe a Santa Fe.



14

Anónimo dijo...

Repito: Este es el precio que debe pagar una sociedad indolente y disoluta que vota, aplaude y festeja este populismo infame que tanto gusta a los argentinos. Recordemos los muertos de anteriores inundaciones, como en Santa Fe y en La Plata; los muertos en el ferrocarril; los "casos aislados" de desnutridos; los muertos que habrá por falta de insumos en hospitales y que se ocultan; etc., etc., etc. Recordemos que este "modelo" de populismo progresista fue votado por el 54% de los argentinos, más otro 30-40% más, que aplaude y festeja todos los dislates de los políticos proponen. No es casual, es el resultado de lo que el pueblo quiere. Lamento decirlo, pero ahora, vayan a llorar a la iglesia - JUAN

Sine Metu dijo...

Hacer obras para evitar todo es imposible.

BlogBis dijo...

Pero se puede hacer obras para evitar algo.
Y se pueden organizar los servicios de asistencia para el caso de ocurrir un imprevisto.

Ni uno, ni otro.

Anónimo dijo...

La obra pública socialista fue nada, apenas terminar lo que había empezado Obeid y después mucho hospital y alguna escuela que es lo que les gusta inaugurar

Anónimo dijo...

Sine; es cierta su apreciación. Pero no seamos ingenuos. Cuando Ud. percibe que los fondos públicos son destinados "seriamente" a mejorar la infraestructura del país, con conciencia y pensando en las necesidades, aunque la fatalidad puede ocurrir, la acepta con resignación pero quiere que los gobernantes tomen nota y solucionen el problema. Me parece que ese no es el caso de la mayoría de las fatalidades en Argentina, donde la corrupción y la ambición del político está por encima de todo. JUAN

Anónimo dijo...

"Hacer obras para evitar todo es imposible."

Es cierto, pero aun con poca plata se puede hacer mucho para que aun lluvias extraordinarias no te inunden toda la provincia. Las enormes llanuras de la Argentina son un problema para cuando hay grandes lluvias porque el agua drena lentamente peo se puede orientar, acumularla donde no duele, defender rutas y poblados. Hay que tener cabeza y un plan. Pero eso en las campañas no dan votos y menos interesa cuando el plan lo va a finalizar no tu gobierno ni el que siga.

Blas

Anónimo dijo...

Sine: Acá ni siquiera tenemos un plan de emergencia como en Chile con el caso de los volcanes y sismos (dos cosas totalmente inevitables)

Frankie DW dijo...

Breve Historia hídrica de la ciudad de Santa Fe
Big Bang – 1573 – No se tienen indicios, pero es casi seguro que a los dinosaurios los mató alguna inundación.
1573 – Juan de Garay funda el poblado de Santa Fe de la Vera Cruz. Al año se inunda; lo atacan los indios y sufre azotes de todo tipo por plagas, bestias y otros ‘tormentos naturales’, entre los que por lógicas razones, no se incluye al peronismo. Siglos después, la mitad del sitio original se perdió por erosión producida por el río San Javier, ahí sí por los tormentos justicialistas.
1649 – Trasladan el poblado varias leguas al sur. Hasta hoy no se sabe por dónde fueron, pero eligieron el nuevo lugar de noche; o completamente borrachos; o en el marco de una espesa niebla; dilema que fue superado con acto en espada y palo en el nombre del rey, la cruz y vámonos que nos falta Buenos Aires. Alguien bate que no es el mejor lugar para el nuevo asentamiento, y el Adelantado a cargo lo ensarta como churrasco de croto, por infiel.
1580 – 1905 – Se tienen referencias que durante ese período, las inundaciones eran relativamente frecuentes; pero todos los males se los atribuyen a los designios divinos y a los chuscos animistas de los nativos. Para resolver la coyuntura, en el nombre de la Corona se cargan a varios indios; sin embargo, la siguiente inundación revela que la decisión estuvo errada. Después llegaron los patriotas, federales, unitarios, inmigrantes y con el agua hasta el ombligo, se acuerdan de Garay, Hernandarias (el yerno) y las madres de ambos.
1905 – 1969 – Sin novedades. Mejor dicho, Santa Fe se inunda de vez en cuando; pero por errados perseverantes o obcecados crónicos, se sigue desarrollando la ciudad en los valles de inundación de los ríos Salado, Santa Fe y Paraná. Como desde Paraná nos miran desde arriba, nace la teoría que la ciudad está situada en una suerte de fondo de palangana, o ‘pozo’; sin embargo, nadie se toma el trabajo de salir del fuentón. Todos se acuerdan de la madre de Garay; no tanto de la de Hernandarias, ya que se inaugura el túnel subfluvial que lleva el nombre del hijo. Cuando los santafesinos cruzaron a la capital entrerriana, se dieron cuenta que palangana es poco, porque la ciudad no se ve.
1968 – 1982 – Sin novedades. De vez en cuando hay una creciente, que sirve de motivación a los folkloristas de la región, y cantan llorando lo que el agua se llevó, y lo que la fama les dejó. En ese interín alguien tira la idea del ‘Paraná Medio’ y se arma un revuelo descomunal. Megaproyecto que proponía la regulación del Paraná y los subsidiarios, generación de energía eléctrica y otros beneficios de la Modernidad. Protestan porque dicha obra inhibiría el ciclo reproductivo del surubí y la desaparición del pitohué; se cancela el proyecto y los 2500 técnicos abocados al proyecto son despedidos; no obstante, éstos arman ‘Consultoras’ y sobreviven hasta el presente.
1992 – Inundación. Para variar, el agua se lleva hasta los recuerdos. Aparece Reutemann en una moto y dice que la inundación ‘superó todas las expectativas’. El PJ arma un congreso orgánico partidario para saber que quiso decir el Lole, y por qué lo dijo mientras recorría la costa a lo Evel Knievel. El riojano01 le tiende la mano y el ex corredor recibe un crédito de Kuwait para hacer un anillo de defensas costeras. Alguien propone un monumento al gobernador; éste se entera y lo manda a guardar (al monumento).
1998 – Inundación. Nadie se sorprende. Las defensas están hechas en gran parte y aguantan. Reutemann las revisa disfrazado de Lawrence de Arabia. La opinión pública debate sobre si Garay fue un ‘adelantado’ o ‘arrebatado’, al fundar Santa Fe en un bañado de morondanga. Lamento generalizado por no haber hincado el palo fundacional en lo que es hoy Punta del Este.
Continuará.

BlogBis dijo...

Frankie, excelente reseña histórica. Lo mejor del caso es que conozco al menos dos consultoras sobrevivientes de Paraná Medio, y ambos (cada consultora, un tipo) no hacen mas que hablar de los desastres hídricos de la Gran Capital

Frankie DW dijo...

Gracias, estimado!! Ya se viene la segunda parte, estoy en eso. Ahí hay claves para entender la cosa. Saludos!!!

Sine Metu dijo...

A la condición de palangana de la capital santafesina me refería con lo de que hacer obras para evitar todo es imposible.

BlogBis dijo...

Frankie, recuerde que Ud. tiene la tranquera abierta para el blog. Necesitamos un corresponsal santafesino, aunque sea esporádico

Rolando el furioso dijo...

Excelente reseña histórica. Me recuerda, en cierto modo, la historia hídrica de Santiago de Chile.

Anónimo dijo...

Excelente el post de Frankie, merece convertirse en post cuando complete la segunda parte, saludos, HAH

 
Cargando...