Comentarios recientes

21 de abril de 2015

La oposición a Maduro ciega ante la historia







 La experiencia nefasta del gobierno marxista leninista que fue los 1000 días de Salvador Allende a unos les dejo una lección y otros simplemente se olvidaron como queriendo decir, que no va volver a ocurrir. Una parte de Izquierda que aún vive como si el Muro de Berlín estuviese ahí saco una lección. La Izquierda partidaria de la democracia liberal semejantes a los partidos de ese sector de la Europa Occidental también aprendieron. De aquellos que no son progresistas, los únicos que aprendieron fueron los que formaron parte del Gobierno Militar. Por eso, crearon toda una institucionalidad para la historia no vuelva a repetirse: sistema binominal, senadores designados, el Tribunal Constitucional, el Consejo de Seguridad Nacional y, sobre todo, la Constitución de 1980 que resguarda, gracias a los altos quórum los derechos individuales de las personas o los derechos humanos de primera generación: la libertad, la vida y la propiedad. De esas instituciones queda poco o nada. La Izquierda marxista aprendió que hay tomarse las instituciones más importantes de la República para poder hacer su Revolución. Eso hemos visto en Chile, Argentina y Venezuela. La otra Izquierda no pretende inventar el mundo de nuevo. Los únicos que no han aprendido están en la derecha y en otros sectores.

 Las palabras del autor El conflicto en La Araucanía lo ilustran como asimismo la visita Lilian Tintori y Mitzi Capriles a Chile, la semana pasada. Según Julio Bazán Álvarez y ex dirigente Confederación Única de de Profesionales de Chile (CUPROCH) contra la Unidad Popular, en su reconocido libro Lo derroco el pueblo señala que la organización del PC francés, “Huelga General de Mujeres” tiene ramificaciones mundiales. Por eso, en abril del 2004, advirtió a John Sweeney, presidente de los sindicatos de los Estados Unidos, que para el gobierno de Chávez era un peligro que se creará una CUPROCH en Venezuela. Cito:

 “Nixon dio instrucciones de que se destruyera la economía chilena para interrumpir y derrocar el gobierno. La intervención de los EE.UU. en Chile fue dirigida por Henry Kissinger y la CIA con la mayoría de los proyectos dirigidos a la AFL-CIO, a través del “Instituto Americano para el Desarrollo del Sindicalismo Libre” y sus redes en América Latina. Hizo uso de contratos y dineros gubernamentales para organizar y sostener a CUPROCH, una confederación de “Trabajadores Profesionales” lideradas por Julio Bazán, un ejemplo típico de aristócrata fascista, que llamó a formar un “gobierno autoritario” de las Fuerzas Armadas y de las elites educadas, con la “masacre masiva de comunistas y de otras fuerzas de Izquierda””.

 

 La oposición venezolana está más perdida que el teniente Bello. Lo ilustra las diversas declaraciones donde comparan al régimen de Maduro o Chávez con el gobierno de la Fuerzas Armadas y de Orden (1973-1990), y no contra la UP. Al mismo tiempo se creen en el cuento que la hija del general Bachelet es víctima, cuando formaba parte de los victimarios marxistas leninistas de Allende. Lilian Tintori, esposa de López viene a Chile y espera reunirse con la mandataria. La venezolana dijo sobre Bachelet: “no es ajena al dolor de quienes experimentamos en carne propia los rigores de los regímenes autoritarios”. Asimismo, en marzo del año pasado, un grupo de madres venezolanas le mandó una carta abierta, en la que expresan : “A usted que ha sufrido el abuso de poder manifestado en detenciones ilegales y en el maltrato por parte de agentes del Estado”. Igualmente, la vocera de los venezolanos en Chile, María Laura Liscano, le llevaron una carta también en marzo , en la enfatiza que “No somos golpistas. No somos fascistas. Pero si deseamos la libertad y el progreso de nuestra patria. Señora Presidenta, es difícil, pedirle al pueblo, que se inmole por la libertad y la democracia, cuando la libertad y la democracia no son capaces de darles de comer, de impedir el alza exorbitante de los costos de la subsistencia y de ponerle un coto definitivo al morbo terrible de la corrupción”. A la ex ayudante del grupo terrorista FPMR le interesa poco que un país socialista no pueda comer o haya hambruna , ya que le produce urticaria la desigualdad capitalista. En vez de llamarse golpista, la palabra correcta sería rebelde.


 Lilian Tintori y Mitzi Capriles al reunirse con ex dirigentes de la ex Unidad Popular, que forman parte de la Nueva Mayoría nos ilustra la cegara y manipulación en que se han envuelto. Desde luego, que los ex personeros del ex gobierno marxista leninista de Allende nos les dijeron que ellos pretendieron instalar una dictadura comunista como la que hay en ese país, doblegando a la población con una tarjeta de racionamiento y eliminando el mercado solo abasteciendo con los productos que el Estado imponía. Acusando a los empresarios que no vendían los productos del Estado como ‘especuladores’. En las páginas sociales de ‘El Mercurio de Santiago’, nos muestra que visitaron ese diario: “Lilian Tintori y Mitzi Capriles visitan El Mercurio”. Allí estaba presente el subsecretario de Justicia de Salvador Allende, José Antonio Viera-Gallo, quien aparece como presidente de la ONGs o Fundación Chile Transparente. El actual cargo miembro del Tribunal Constitucional no sale. El empresario socialista, Oscar Guillermo Garretón, quien intentó infiltrase en la Armada. Igualmente, aparece el senador Juan Pablo Letelier, cuyo padre, el canciller de Allende considera un mal neoliberalismo que estaban instalando los militares, aun cuando disfrutaba de la American Life en su exilio Fue invitado también el ex presidente de la DC, Gutenberg Martínez. Y el ex rector de la Universidad de Chile, Riveros. Mientras busco las fotos, veo que estuvieron la hija de Salvador Allende, la parlamentaria Isabel Allende.


 No entendía porque las esposas se reunían con personeros de la Nueva Mayoría, hasta que descubrí que el abogado José Antonio Vieria-Gallo –uno de los políticos que se ha dedicado a socavar el Estado de Derecho en estos 25 años, porque para él la ley de Amnistía no se le aplica a los militares- fue el que realizó las gestiones dos años antes. También anunciaron que visitarían el Museo de la Memoria, que omite las violaciones a los derechos humanos denunciadas por el Acuerdo de la Cámara de Diputados de agosto de 1973 y el terrorismo de la Izquierda. Y por supuesto, las colas y desabastecimiento que vemos en Venezuela. A dicho Museo las acompaño el DC, Ignacio Walker ; compartieron con el hijo tonto y culposo del periodista, Arturo Fontaine Aldunate, el escritor y miembro del directorio de esa institución sesgada, el abogado Arturo Fontaine, a quien no le importa que no les aplica el Estado de Derecho a los militares, y con el director de esa institución, escritor Ricardo Brodsky y guionista de la película ‘Machuca’. Tampoco les contó el abogado de la ex derecha que Chile ya vivió lo que está viviendo Venezuela.


 Cuando arribo a Chile, Lilian Tintori afirmo: “Queremos que se conozcan con detalle los problemas económicos, políticos y sociales que padece Venezuela. Estamos al borde de una crisis humanitaria, nuestro país es víctima de la inseguridad, la escasez, la corrupción y las arbitrariedades por parte del régimen”. Eso es la Unidad Popular. El país también tuvo su crisis humanitaria, pues quedaba harina para tres días. No es el Gobierno Militar.

 La declaración que hizo una de las esposas, muestran que están desinformadas sobre la historia de Chile de los últimos 50 años. Lilian Tintori dijo sobre el Gobierno Militar: "Venezuela recibió muchísimos chilenos, le abrimos los brazos a Chile y Venezuela exportó democracia para ese momento tan difícil para Chile". Recibieron a marxistas leninistas.

 En otro momento Tintori dijo : “La solidaridad del pueblo chileno, de un pueblo que ha vivido en carne propia los abusos de una dictadura, será el bastión para lograr la libertad, recuperar la paz y restablecer el respeto de todos los venezolanos”. El gobierno que cometió una serie de abusos contra la población fue del Salvador Allende como señala el Acuerdo de la Cámara de Diputados. Si quiere seguir el modelo de la Concertación, no van a lograr la paz, pues no estamos en esa condición.

 Se reunieron con 13 ex ministro de la Nueva Mayoría. Asimismo, con el Consejo Chileno para las Relaciones Exteriores (CCRI), que reúne a ex cancilleres, ex presidentes y representantes del mundo cultural, político y académico.

 Y la Izquierda intentó tergiversar la historia. El diputado oficialista del PPD, Jorge Tarud dijo al recibirlas: “Hoy día, Leopoldo López y también el alcalde Ledezma, son víctimas de un régimen autoritario, con una justicia absolutamente sumisa al poder político, tal como la tuvimos nosotros en Chile durante la dictadura militar, por lo tanto, que no nos vengan a decir acá de que hay un proceso judicial". Un régimen en vías de convertirse en totalitario. Ya no recuerda la justicia revolucionaria.


 Además, aparecieron en primera plana, los ex presidentes de la Concertación junto con las esposas de los presos, Eduardo Frei Tagle, Ricardo Lagos y Sebastián Piñera, respectivamente. Tanto Frei como Lagos no quieren reconocer que lo que ocurre en Venezuela es la copia exacta de la Unidad Popular, sobre todo, las políticas económicas y la presencia cubana en ese país. El demócrata cristiano porque no quiere admitir que su partido a través del Acuerdo de la Cámara y la carta de su padre a Mariano Rumor del intento totalitario de la Izquierda. El socialista es tan bipolar como Bachelet y los allendistas. A Lagos no le recuerda la UP. ¿Tendrá amnesia senil que no se recuerda las expropiaciones ilegitimas, la alta inflación, las colas y el Presidente gobernando con decretos? No entiendo cómo condena el régimen de Maduro, si para el 40 aniversario de la intervención militar en un seminario organizado por la Fundación Salvador Allende se conmemoró su legado. No se puede condenar el chavismo de Venezuela a su vez reivindicar la Unidad Popular. Contraria el principio de identidad.


¡Y qué decir de los demócratas cristianos! Se reunieron con el hijo del ex mandatario Frei Montalva, que reniega de su participación en la caída del gobierno marxista. Julio Bazán cuenta que hablo por última vez el 14 o 15 de septiembre de 1973 en una sesión que estaba lleno de dirigentes de el país, en el que: “Se tomó el acuerdo, dejándome la responsabilidad de convocar al paro en el momento en que estuviera absolutamente convencido de que este podía cumplir su objetivo. En primera fila estaba el representante de los profesionales de SIGDO KOPPER, el ingeniero Eduardo Frei Ruiz-Tagle”. Eduardito tampoco se acuerda.




A las esposas se les olvidó que el ex presidente Piñera estuvo en la “guardia de honor” durante el funeral de Hugo Chávez. Y no les contó que cuando supe que Allende había caído, gritó: “¡Ganamos!”


 En su primer mandato, Michelle Bachelet ya le había dado su apoyo a Chávez con su silencio , cuando clausuró el canal venezolano Radio Caracas Televisión (RCTV). Y a pesar de que se conocían sus atropellos a la oposición. Bachelet se había reunido con el dirigente Leopoldo López a mediados de febrero del 2014. Un sitio de izquierda titulo así el encuentro: Bachelet compartió con golpista venezolano meses atrás”. Con todo, cuando asumió en marzo del año pasado le dio su respaldo al gobierno de Nicolás Maduro en medio de las protestas generalizadas. El señor López no se enteró del silencio de la actual mandataria y de sus palabras a Chávez: “Siempre fue un gran colega”. La mandataria no recibió a las esposas de los presos venezolanos.


 Mientras la oposición a Maduro no lea su situación a través de la nefasta Unidad Popular, no obstante, el fallecido Chávez ser admirador de Allende, es imposible que haya una salida. Con quienes se reunieron en Chile ni siquiera forman un entero, ni siquiera se les ocurre proponer la versión de “El Ladrillo” para Venezuela, entre otras cosas.
 
Cargando...