Comentarios recientes

14 de octubre de 2015

2370 km

En estos tiempos estas cuestiones parece que no le importan a nadie, sin embargo revisar las capacidades militares que alguna vez tuvieron las FFAA argentinas refleja la brutal decadencia del país.

En otras oportunidades se habló acá de la capacidad aeronaval y de proyección anfibia. Hoy, que de casualidad pueden volar 3 o 4 aviones de combate, merece recordarse que desde 1948 hasta fines de los 60 la Fuerza Aérea tuvo capacidad de dar golpes estratégicos a hasta 2370 km de sus bases, gracias a los Avro Lincoln, lo que equivale a llegar a San Pablo despegando en Buenos Aires; a Rio de Janeiro, despegando de Paraná o a Lima despegando de Salta, o lo que es mas o menos lo mismo a Moscú despegando en Dusseldorf. Y no había dos o tres. Hubo 30.

Vale aclarar que ese alcance se lograba a plena carga. En vuelos ferry estos aparatos podían alcanzar la friolera de 6.600 kilómetros, manteniéndose en vuelo hasta 18 horas.


9

Anónimo dijo...

Primera cosa, tuvimos esos aviones gracias a Perón. Segunda, para qué querés hoy llegar con un bombardero hasta San Pablo?. Germán

Sine Metu dijo...

Interpretación de textos

Entre lo que pienso,lo que quiero decir, lo que creo decir, lo que digo, lo que quieres oír, lo que oyes, lo que crees entender, lo que entiendes, existen nueve posibilidades de no entenderse

raúl dijo...

Anónimo de las 2:52: como les dice Jorge Asis a los nabos como vos: ¿por qué no empezás por el UPA?

BlogBis dijo...

Germán, es oportuno que marques que Perón le compró bombarderos a los ingleses... porque implica que no pensaba entrar en guerra con ellos, una guerra que los cabeza de termo como vos suelen defender a rajatablas.
También es interesante que cuando se reemplazó al Lincoln como arma de alcance estratégico la reemplazaron con los English Electric Canberra, también ingleses. O sea que aunque el radio de combate se bajó a 1.700 km a nadie se le ocurría usarlos contra el proveedor.
Para qué puedo querer llegar con aviones a 2300 km? para muchas cosas. Una como disuasión, otra para abastecer bases lejanas (cosa que los Lincoln hicieron en la Antértida), también podría querer usarlos para bombardear al Talibán, o a ISIS o a cualquiera que conviniera para la política exterior de la República.
Claro que para eso haría falta tener una Política Exterior, que es algo que se perdió en el camino y que reconozco, es bastante más importante que tener una capacidad de strategic strike.

carancho dijo...

Germán, practicás para ser tan imbécil o lo tuyo es de nacimiento?

Anónimo dijo...

Viejo no se bancan una verdad. Los aviones los trajo Perón!
Germán

Gus VF dijo...

Si aunque sea encargáramos 4 ó 5 de éstos, ya estaríamos mejor que ahora.

http://www.telegraph.co.uk/history/world-war-one/11225530/Red-Barons-WWI-German-Fokker-triplane-rebuilt-by-flying-enthusiast.html

Sine Metu dijo...

País Jardín de Infantes

BlogBis dijo...

Si, Germán, si... los trajo Perón. Pero enterate que la capacidad de bombardeo a largo alcance existía desde antes. Los Lincoln vinieron a reemplazar a los Martin 139 (B-10 en USA) que no solo operaron en la entonces Aeronáutica Militar sino que ADEMÁS los voló la Aviación Naval, que de esta manera fue una de las primeras AN en operar bombarderos de largo alcance.
Ah, llegaron en 1936! O sea que tu amado general no tuvo nada que ver.

 
Cargando...