Comentarios recientes

23 de noviembre de 2015

Patria Grande las polainas

A cada rato las izquierdas populistas latinoamericanas menean el mito de la Patria Grande.
A ver. La dominación española en América del Sur quedó liquidada en 1824. El 9 de diciembre para ser preciso, cuando las fuerzas coaligadas de la Gran Colombia, el Perú, y los pocos argentinos que quedaban de las fuerzas que habían mandado las para entonces Provincias Unidas destrozaron al ejército del Virrey de la Serna y el General Canternac en Ayacucho.
1824.
Bolivia se independizó en 1825, el 6 de agosto. Eso en lugar de mantenerse con las provincias argentinas o con el Perú, cualquiera de las opciones que prefería Bolívar. Tanto que tuvieron que buscar un nombre para el país que le cayera en gracia al Libertador y diera su okey. En realidad, las provincias altoperuanas habían sido virtualmente dejadas a su suerte y estaban bajo la administración de Sucre, en nombre del Ejército Libertador.
19 días después se declaró independiente Uruguay. El 25 de agosto. Pero no de España, sino del Imperio del Brasil, y de paso se declaraba Provincia Oriental del Río de la Plata. Tres años después, el país acordó su independencia efectiva. La "Ponsonbylandia" del chiste uruguayo  se independizaba ahora no sólo de Brasil sino también de lo que después iba a ser la Argentina, y que en ese momento no estaba muy claro de qué se trataba.
Ni que hablar de Paraguay. Que ya en 1810 se negó a somenterse a la Revolución de Mayo o a los designios de Buenos Aires (que quiso imponerse a amable sangre y fuego) cosa que ratificó por escrito recién 32 años después. Para 1842 ya no hacá falta mencionar a España, por lo que los paraguayos se independizaron "de todo poder extraño" haciendo mención expresa que quien debía respetarse este derecho era...la República Argentina.
Chile es otro ejemplo de independentismo temprano.  Cuando se arma la menesunda en España, farsa de Bayona mediante, hay una corriente chilena que deja en claro que la Capitanía General, o los territorios del Reino, eran independientes del Virreinato del Perú, declarando la independencia el 1 de enero de 1818, sin que nunca haya discurrido sobre la pertenencia a una entidad mayor que no fuera España.
Ni que hablar de lo que pasó allá arriba en la Gran Colombia. Donde en lugar de integración ocurrió lo contrario, disgregándose en Colombia, Ecuador y Venezuela.
Que se puede decir de Brasil, que no sólo no nació de la misma cuna sino que desde la llegada de los portuguesen en 1500 creció rebanándole porciones a los vecinos, con eternas (y sangrientas) discusiones sobre el lugar de paso del meridiano del Tratado de Tordesillas, que algún vivillo portugués en algún borrador hizo pasar acá cerca de Rosario.
Y en el medio, recelos, batallas, escaramuzas, muertes. Incluso recientes, por un hito mas acá, un árbol más allá, medio kilómetro de mar o algun islote desierto. 
Grande es el subcontinente, pero patrias hay muchas. Incluso, muchas más que paises. Así que no jodan mas con lo de la Patria Grande que hasta ahora ha sido sólo otro motivo de curro.



4

carancho dijo...

Otra frasecita adorada por los progrezurdos. Sin sentido, como todo lo que dicen.

Alberto dijo...

Igual sigue siendo un caso extraño en que una lingua franca (en este caso el español) se descuartice de esta manera.

El único caso en Europa partida por un mismo idioma es entre Alemania y Austria, del reso desconozco.

Ah! ¿La Patria? es el lugar donde estás a gusto, el resto es sarasa.

Saludos.

El Enmascarado dijo...

La patria es el lugar en que pasaste la infancia, decía alguien.

BlogBis dijo...

A mi Enmas me gusta la definición romana. El lugar de los padres. O quizás la tierra que los cubre.

 
Cargando...