Comentarios recientes

28 de enero de 2016

Lamento eléctrico II


Nada que ver con el post anterior, salvo que tiene que ver con las instalaciones.
Sabrán Uds. que hace un par de años la Asociación Electrotécnica Argentina fijó la obligatoriedad de emplear tomacorrientes conforme la Norma IRAM 2073, que estableció estos enchufes con cara de emoticón triste que usamos actualmente.

Cualquiera que haya viajado un poquito habrá notado que nuestros enchufes patrios no coinciden con los tomas uruguayos. Ni brasileños. Ni paraguayos. Ni chilenos. Ni venezolanos, vale aclarar.
Ni con los de USA.
Ni con los de Europa continental.
Ni con los de el Reino Unido, por supuesto.

Resulta que el genio normalizador doméstico eligió el formato que se emplea en China (¿para hacerle la vida más fácil a los importadores?) y también en Australia y Nueva Zelanda (¿para hacerle la vida más fácil a los rugbiers de gira?). Cosas absurdas de Peronia.

Para los interesado, todo enchufe acá.



3

Victor dijo...

El flagelo de los toma corrientes. Es increíble. Ademas tampoco es compatible con las instalaciones viejas de Argentina. En mi mochila de viajes tengo una batería de adaptadores pero siempre me falta el que necesito.

Beto dijo...

El toma argentino tiene una logica: Es el enchufe mas seguro dentro de los mas baratos de fabricar.

Las normas IRAM es un afano y rejunte de las normas DIN alemanas.

Lo logico era adoptar el conector europeo, pero tiene algunas contras: caro y voluminoso (si no necesitas el cable a tierra).

El nuestro tiene varias ventajas:

No te podes confundir la polaridad al conectar los enchufes de dos patas.

Es mecanicamente fuerte y podes conctarlo, al estilo europeo, en bocas "hundidas" (por eso la forma redonda del enchufe), para darle mas firmeza a la conexion sobre todo cuando usas aspiradoras o planchas donde se mueve mucho el cable.

Y como dije al principio es muy barato de fabricar.

Sobre polaridad: en corriente alterna no tenes positivo y negativo, hay fase y neutro y cualquier aparato puede funcionar con el cable invertido, pero los circuitos de seguridad para que uno no se quede pegado si le dan importancia a como esta enchufado el equipo.


Miguel dijo...

Coincido con Beto sobre las ventajas pero la realidad es que nos pone en aprietos cada vez que salimos. Por suerte con Brasil y Europa zafamos si guardamos algún adaptador del de patitas redonda lo suficientemente chico para que entre en todos los tomas (los brazucas ahora han avanzado y los receptáculos son hundidos al modo europeo no son redoncod sino achatados y más chicos. Por alguna causa maléfica cuesta encontrar los tomas que permiten enchufar patas chatas y redondas. Pese a que en los últimos años la cosa se ha puesto más rígida, creo que nuestra elección viene de largo, yo los veo desde hace 40 años o algo así, aunque conviviendo con los redondos.

 
Cargando...