Comentarios recientes

24 de marzo de 2016

Never say never again

¿Sabrá Barry Tostado que la mitad de los que figuraban en las paredes del monumento de la memoria formaban parte del grupo terrorista que mató a un cónsul de los EEUU?




10

Anónimo dijo...

La cuestión es siempre la misma. Los tipos pueden haber sido secuestradores y asesinos, pero el Estado por definición no puede ser secuestrador y asesino.
Otra cosa hubiera sido aplicarles a todos ley marcial, en forma pública.

Anónimo dijo...

Esta mañana temprano, me puse a leer los diarios lo relacionado con los ¿festejos? del 24 de Marzo. Me resultó descorazonador ver que "el odio y el rencor siguen intactos". Lejos de aquello de que el tiempo restaura las heridas, el kirchnerismo -durante 12 años- fogoneó el odio y el resentimiento. Por un lado, fomentó negocios espurios donde muchos avivados se hicieron millonarios y demostrando la teoría de que,"la sangre derramada fue, efectivamente negociada". Por el otro, se fogoneó un festival de odio y resentimiento muy al estilo NAZI, capitaneadas por Carloto y Bonafini al que el indolente pueblo argentino se sumó como si fuera una fiesta ce carnaval. JUAN

Gastón dijo...

El señor presidente Soetoro cuenta en su lista de amigos con Bill Ayers, o sea que gente que pone bombas no le debe generar demasiado rechazo, mas bien congoja saber que ya no están.

Sergio Stocca dijo...

Mientras tanto el papa le lava los pies a los islamitas terroristas.

Olegario dijo...

Lanusse juzgó y metió en cana a gran parte de los montoneros. Cámpora los indultó, y lo primero que hicieron al estar en la calle fue matar a los jueces que los habían condenado (por ejemplo el juez Quiroga).

En 1976 la opción de juzgarlos y condenarlos nuevamente ya no estaba disponible, las ejecuciones sumarias tampoco (la Iglesia y la opinión pública no lo hubieran permitido)

Todas las fuerzas políticas del momento reconocía que no tenían soluciones para ofrecer, e indirectamente (y no tanto) pedían a los militares ques e hagan cargo de resolverles el quilombo.

Entonces ¿cuál era la alternativa que se tenía?

Nunca he encontrado una respuesta honesta y sincera a esa pregunta. Sólo hipocresía y oportunismo.

Anónimo dijo...

Por supuesto, ¿hay alguien más anti americano que Obama? O porque creen que el periodismo argentino,los políticos y la gran mayoría de la población les encanta Obama, son igual de fanaticos que los kirchneristas pero con Obama.

Anónimo dijo...

Digamos que lo que hizo Macri junto a Obama es homenajear a terroristas marxistas porque en ningún momento se criticó a grupos como montoneros, ERP, etc.

Anónimo dijo...

Tenes razón y Macri sigue con la misma.

Rolando el furioso dijo...

Porque, al igual que en Chile, se instaló el relato que los militares actuaron por pura ambición y oportunismo y no en respuesta a un creciente estado de perturbación de la convivencia democrática instigada, incluso, desde el propio gobierno por acción y/u omisión.

marisa lopez dijo...

los tenian que colgar en plaza publica luego de juicio sumario. Pero la verdad es dificil luchar con el terrorismo, no creo q sea posible juzgar los métodos. Nadie entonces queria bombas en cualquier parte.

 
Cargando...