Comentarios recientes

19 de abril de 2016

Tornado Alley (South)

A propósito del tornado categoría F3 que la semana pasada dejó patas arriba a la ciudad uruguaya de Mercedes Dolores, leo en El País que según la NASA se ha definido un Pasillo de los Tornados (supongo que mala traducción de "tornado alley") en América del Sur. 
Lo interesante es que en el centro mismo del área de alto riesgo de ese Pasillo-Alley viene a estar...Rosagasario!


Notablemente, San Justo que es el lugar donde se dió el único caso de tornado F5 en el hemisferio sur está en el borde norte del área santafesina de esa área gris. 

El tornado de Dolores de paso sirvió para despejar una duda técnica que tenía hace rato, sobre la capacidad de resistir a estas tormentas de nuestra construcción de ladrillo contra la construcción liviana norteamericana, que en el Tornado Alley implica tierra arrasada al paso de la tormenta. Notablemente acá se volaron techos, ventanas, vidrios y muchas (sino todas) cubiertas de chapa pero salvo puntuales muros antiguos que cayeron completos los edificios resistieron bastante bien los 250km de viento y con reparaciones diversas mayormente van a volver a ser habitables. Punto a favor de la tradición constructiva rioplatense. 


8

Sine Metu dijo...

Por qué mala traducción?

BlogBis dijo...

Alley es callejón o pasaje (un hecho urbano)
Pasillo es gangway, corridor o aisle (un elemento edilicio)

Anónimo dijo...

Y el Tornado Blanco?

Anónimo dijo...

Estimado:
Permítame corregirlo, sin desmedro de su excelente reflexión. El tornado ocurrió en la ciudad de Dolores, departamento de Soriano. Una de las zonas más prósperas del país (de hecho, le dicen "El granero del Uruguay").
Estuve viendo algunas horas de video sobre los efectos del tornado en dicha ciudad, mas otras fuentes de información (además del Google Earth).
La devastación de silos e instalaciones de producción y servicios agropecuarios fue muy elevada. Una de las instituciones emblemáticas, la "Cadol" (Coop. Agropecuaria de Dolores), tuvo pérdidas totales. Es lógico suponer tal devastación debido a la liviandad material de la mayoría de las tipologías y sistemas constructivos destinados a la actividad (tinglados, silos, etc.).
Coincido, a pesar del daño elevado, con la capacidad de resistencia del sistema constructivo. Lo destacable es que Dolores, y otras ciudades del interior del Uruguay, tienen casi la misma fisonomía de algunas ciudades de la pampa gringa: mucha arquitectura decimonónica y mucho de italizanizante, y en pleno uso.
No obstante, los distintos grados de conservación revelaron la suerte de toda esa arquitectura. Del templo evangélico local, una cosntrucción en apariencia muy bien conservada, solo quedó precariamente erguida la fachada (con acento neogótico), y el resto reducido a escombros.
Es evidente que las condiciones climáticas vienen mutando, y no creo necesario explayarme sobre los variados motivos, que casi todos conocemos. Peor eso debe desestimarse la creencia general que estos fenómenos son demasiado esporádicos, y menos que son más un castigo divino que una manifestación elocuente de la naturaleza; realidad que quedó evidenciada la ausencia de un plan de contingencia a nivel nacional (tuvieron que redirigir fondos del presupuesto uruguayo para cubrir esta emergencia); algo que estoy convencido también se padece de este lado del charco.
Fraternal saludo!
Francisco

BlogBis dijo...

Hola Francisco. No hay contradicción alguna en lo que vimos ambos de las imágenes. Es cierto lo de la iglesia (creo que era la Iglesia Valdense), que me imagino que debe haber tenido una cubierta de correas y chapas y que quedó arrasada.
Lo decimonónico hace pensar en la calidad de los morteros y ligantes, de mi experiencia profesional (en este lado de las pampas) sorprende la cantidad de edificios con ladrilos asentados en barro que a 90/100/110 años ha perdido toda capacidad de liga, o los morteros de cal que se han deteriorado y degradado desmenuzándose completamente. Asumiendo que estas patologías propias del envejecimiento no sólo depreciaron la construcción (recuerdo al viejo métoddo Ross-Heidecke) sino que afectaron la capacidad de resistir solicitaciones de paramentos, la respuesta de conjunto de los edificios papeanos le gana ampliamente a la construcción norteamericana. Hay imágenes de edificios de los cincuenta y sesenta, típica construcción uruguaya de hormigón y ladrillos (prácticamente igual a la nuestra pero con una impronta de brutalismo-utilitario británico que siempre me llamó la atención) que salvo la pérdida completa de aberturas se aprecia indemne.
La que más me llamó la atención sobre la capacidad de supervivencia de nuestro "opus gringo" es una casita que perdió toda la cubierta a la que sus moradores le improvisaron un nuevo techo empaquetándola en agripol.

BlogBis dijo...

Y si, ups... puse Mercedes por Dolores. Ya corregí...!

Anónimo dijo...

Gracias por tu respuesta! Ojo, no señalé otra cosa que la de rectificar el nombre de la ciudad. En lo demás, en un todo de acuerdo, más allá de las aproximaciones que hicimos sobre el tema.
De lo que he visto en el Uruguay, y que me ha llamado mucho la atención, es que he visto muy pocos edificios históricos a los que se les realice mantenimiento (dejando de lado a los 'travestidos' o intervenidos parcial o totalmente). Muchos están sometidos a un envejecimiento natural, y pese a ello, se han bancado más de una tormenta (o turbonada como le dicen por allá).
Es más, de las ciudades que he tenido oportunidad de conocer (Rocha, San José, Canelones), me recuerdan a Diamante, Victoria o Coronda, por ejemplo. Quedadas en el tiempo, aunque cada uno de dichos edificios siga ocupándose por particulares u organismos oficiales.
Coincido también con tu observación en cuanto a la construcción liviana norteamericana, y la insistencia de los tipos para seguir ejecutando en seco; intriga que emerge en cada desastre que se verifica durante la temporada de tornados. Alguna razón, que no llego a comprender, pero estimo resumida en lo práctico-económico, los lleva a reiterar el esquema. Como dato sé que los argentos emigrados a USA, son muy apreciados los que tienen conocimiento de carpintería y hojalatería, por su rendimiento y calidad de ejecución.
Saludos!
Francisco

Anónimo dijo...

George W Bush ya empezó de nuevo a mandar tornados con su máquina de crear tornados teledirigidos a distancia contra la progresiva Latinoamérica? Así no se puede vivir!!

 
Cargando...