Comentarios recientes

1 de mayo de 2016

Low cost


Ayer se publicó que Ryanair estaría interesada en entrar al mercado argentino, y habría preguntado por el estado de la fallida aerolínea rosarina Sol. 
Aunque dudo que se dé, causa gracia ver ya a los gremios planteando objeciones

Que loco sería que aparezca un operador que finalmente haga lo que hace falta en el transporte de pasajeros local: vuelos baratos y eficientes. Siempre es mejor un vuelo de una hora sin amenities que seis de colectivo en coche cama. 


2

Anónimo dijo...

Ryanair Dublin/Milan(2000 km): 39 libras (aprox 1060pesos)
Aerolineas Buenos Aires/Mendoza (1000 km): 1800 pesos

Anónimo dijo...

Tal vez Ryanair no; o si. Pero Avianca ya está planificando sus operaciones en Argentina, después de comprar Macair. Celebro la noticia, y ojalá les vaya muy bien. Coincido en que hace falta no solamente más vuelos, sino también una mejor conectividad; para que ello ocurra, empero, creo que hay que revisar algunos aspectos esenciales para ello.
En primer lugar, este gobierno tiene que animarse a revisar y replantear una nueva política aerocomercial, desprendiéndose de asociar a la misma con la suerte de Aerolíneas Argentinas/Austral.
Es un milagro que LAN esté operando en un contexto tan precario; pero está demostrado entonces que depende más del modelo de empresa que de las aparentes ventajas que pueda ofrecer el territorio y su forma de vincularse entre si. Entre otras penurias, no se puede concebir que para trasladarme de un punto a otro en este vasto país, en la mayoría de los casos deba pasar por Buenos Aires.
Por otra parte, creo que hay algo mucho más profundo, y que tal vez pueda rectificarse con la debida oferta de servicios y facilidades. Es una cuestión meramente cultural: la mayoría de argentos no valora las ventajas de trasladarse en avión; tal vez las desconoce, o tal vez desea ignorarlas, prejuicio mediante.
No hablo del grueso de la población. Hablo de ese segmento de empresarios, profesionales y otros sectores de un buen poder adquisitivo que debieran ponderar como nunca la relación tiempo-dinero.
Yo he tenido la oportunidad de conocer prósperos empresarios de la provincia. En casi todos los casos prefieren comerse 6 u 8 horas en un Flecha Bus semicama con dos alfajorcitos de Maicena, que viajar 45 minutos en avión...
No tienen otro argumento que el de 'no gastar tanto'. Pero después te piden el hombro prestado para llorar, porque llegan a Buenos Aires 'reventados' por el viaje 'aterrador'.
Durante años, esos mismos tipejos y a través de las cámaras de industriales y comerciantes de la provincia (principalmente Rafaela y Reconquista), pusieron el grito en el cielo, reclamando 'conectividad aérea'. Haciéndose eco de lo solicitado, la extinta SOL y la ahora extinta LAER habían promovido vuelos a las principales ciudades, dada la 'demanda planteada'.
Obviamente, cuando apareció el servicio, el mismo fue ofrecido con los costos que corresponden a ese tipo de sistema (más allá del despropósito impositivo que engorda la tarifa); pero como la mayoría de los tipos pensaban viajar por 65 Lecops, ida y vuelta y con morfi a bordo, esos destinos fracasaron rotundamente.
Prefirieron (y prefieren) viajar en Flecha Bus. Argumentan que los alfajorcitos son ricos.
Francisco

 
Cargando...