Comentarios recientes

15 de agosto de 2016

Como en otros tiempos

Es cierto que hay un cambio de aire en el equipo olímpico argentino. Fuera de las epopeyas personales como la de Del Potro, en general se han mejorado mucho los resultados y aunque los resultados no se reflejan en el medallero todavía cada vez hay mas disciplinas que se acercan.
Pero en el medio siguen las argentinadas. Como la maratonista que a pesar de arrastrar una tendinitis que la incapacitaba para la prueba se presentó para correr sólo 19 km.

Aunque no siempre toman estado público estas situaciones son agraviantes para los deportistas que lejos de los tejemanejes del COA se quedan en casa. Porque seguro que en Argentina había alguna corredora capacitada para tomar su lugar.



9

Pablo dijo...

No se si viste una kayakista, a la que hicieron competir a última hora en una categoría para la que no había entrenado y así y todo quedó sexta

Anónimo dijo...

Rubén, yo creo que primero deberían plantear en qué invirtieron o gastaron los del COA en concepto del impuesto que se le cobra a la telefonía móvil. Después lloran porque siguen faltando fondos para "nuestros atletas", porque en verdad si no hay plata, no se va a competir.

Si hay algo que para mí es fijo es que habrá más medallas en estos Juegos por parte de disciplinas que no requieren financiamiento estatal.

Por mí prefiero que el COA busque la manera de autosustentarse sin necesidad del presupuesto estatal. Ya sé que el ejemplo que voy a poner es muy distante, pero lo digo: el Comité Olímpico de Estados Unidos NO RECIBE dinero del Estado, sino que se financia con derechos de televisación, marketing de productos con marca propia, etc.

Andrés

Sine Metu dijo...

Recordando mi opinión sobre los resultados de 2004

Sean eternos los olivos

Los juegos de Atenas nos dieron dos medallas doradas. Hace 52 años que ningún atleta argentino lograba el lugar más alto del podio.
¿Por qué ganamos en 2004?

Basket:
Porque es un equipo globalizado. La liga nacional dio difusión local al deporte y logró generar las instituciones necesarias para el despegue. Los jugadores triunfaron acá, emigraron y triunfaron en el exterior. Tres NBA (uno con anillo), dos ex-NBA, seis en la liga española, uno en la liga italiana y uno en la liga nacional. Subcampeones mundiales, eran un equipo temible y temido, candidatos a una medalla. Sólo los argentinos somos capaces de subestimarlos y de creernos que no fue un triunfo lógico. Nos gusta todo el folklore de la hazaña, de que éramos el patito feo que le ganó a los grandes.

Futbol:
Aún más candidatos. Era imposible no ganar el oro. No le ganamos a nadie. Los rivales no estaban a la altura de nuestros atletas. Veamos nuestro equipo integrado por:
Varias veces campeones de la AFA, finalistas de la Champions League, campeones de la Copa Libertadores e intercontinental, figuras de las ligas europeas y mexicana, campeones mundiales sub-20.
Y encima dudábamos.
Una satisfacción personal: El cuerpo técnico (Bielsa) no recibe medalla en los juegos.

Hockey:
Las leonas también eran candidatas al oro, pero sufrieron dos traspiés y se tuvieron que contentar con el bronce. Igual que los "monstruos" de la NBA.

Tenis:
Paola Suarez es la número uno del mundo en dobles. También era una candidata lógica.

Yachting:
Camau espínola ganó su tercera medalla olímpica con el experimentado Santiago Lange. Tampoco hay sorpresas.

Natación:
A Georgina Bardach no la conocía. Me pregunto si sus rivales se sorprendieron por su tercer puesto.
Meolans, el rey del marketing, no figuró.

¿Serán eternos los olivos? ¿Seremos capaces los argentinos de seguir generando campeones olímpicos? El secreto está en contar con una infraestructura local que permita desarrollar nuevos atletas, competir con el resto del mundo y volcar ese aprendizaje de nuevo en nuestro país.

Anónimo dijo...

Para Sine-Metu:

Todas las disciplinas que nombraste y que ganaron medallas en 2004, salvo Bardach, estában integradas por profesionales, nada de amateurs. Y dudo de que sí o sí requieran apoyo estatal para funcionar.

El resto de los deportes, ¿Por qué no busca autosustentarse sin depender de la ayuda estatal? Esto aplica al mismísimo COA, que debería buscar otras formas de financiamiento que no sean la del impuesto a los celulares.

Claro, esto tiene un trasfondo: si se deja de poner palos en las ruedas a la iniciativa privada, por empezar.

Volvamos al tema de las medallas obtenidas por Argentina desde 2008 hasta acá:

2008
Oro: fútbol y ciclismo. La primera de las actividades es profesional.
Bronce: judo, hockey femenino, basquet y yachting. Solo el judo es amateur.

2012
Oro: taekwon-do.
Plata: hockey femenino.
Bronce: tenis y yachting.

Salvo la del oro, todas corresponden a disciplinas profesionalizadas que no requieren sí o sí del apoyo del Estado.

Andrés

Sine Metu dijo...

Apoyo estatal o no, solo se consiguen resultados consistentes a lo largo del tiempo cuando existen instituciones que funcionan. Sin instituciones que funcionan solo habrá hazañas esporádicas.

carancho dijo...

El fútbol es recontra profesional, y ya vemos el desquicio que es...
Me parece que, más que amateur o no, depende más de personas que sepan y que sean honestas...Algo que parece imposible de conseguir.

Anónimo dijo...

Primero lo primero: comparemos el presupuesto del ENARD obtenido gracias al impuesto a la telefonía móvil con los resultados obtenidos. Eso lo debemos exigir como contribuyentes.

Andrés

Sine Metu dijo...

No, anónimo, no es cuestión de guita. Es cuestión de instituciones. Hay países que con menos presupuesto tienen resultados más consistentes que los nuestros.

BlogBis dijo...

Hubo un comentario (no lo encuentro ¿lo borró el autor?) que decía que no sólo es responsabilidad del COA sino de las federaciones, que son como mini AFAs.
Y es así, lo que coincide con lo que opina Sine en el último comentario.

 
Cargando...