25 de abril de 2017

10 años después



Hoy finalmente, 10  años y dos semanas después de aquel incendio que lo dejó KO volvió a navegar el ARA Almirante Irízar. 
Si ven el post que escribí cuando todavía no habían logrado apagar el incendio verán que no le erré por mucho. Este magnífico buque estuvo a un tris de seguir el camino de tantos otros barcos y aviones no reparados ni reemplazados en los últios 40 años con la consiguiente pérdida de capacidades operativas de las FFAA. Se salvó raspando de convertirse en chatarra al precio de convertirse en (otro) monumento a la corrupción. Según las cifras más actualizadas la reparación insumió cerca de 180 millones de dólares.



1 comentario:

El Enmascarado dijo...

¡Cuántos tipos se han enriquecido con esa reparación y con la contratación de rompehielos rusos!