7 de mayo de 2017

Esta vez no


Me alegro que Macron le haya pasado el trapo a Marine. Un 65/35 es paliza.
Y me pregunto cómo tanta gente que se dice liberal estaba feliz de que este esperpento hubiera tenido una chance de llegar a presidir Francia.
En realidad son muchas las cosas que  me pregunto al respecto, y la respuestas no son bonitas. Suficiente recordar cuántos de los "liberales" argentinos celebraron los golpes, festejaron a militares en el poder, y justificaron toda clase de violación de libertades y derechos individuales.




17 comentarios:

Sergio dijo...

En lo que refiere a Argentina cualquier intento legal en contra del peronismo fue, es y será lo mejor para el país.
Mejor una Marine que cien Kristinas.
Bueno, después de todo no somos Francia, por desgracia.

Anónimo dijo...

Macron es un Macri grande o Macri un Macron chiquito????

El Enmascarado dijo...

BB, Je suis d'accord avec toi. En cuanto a algunos liberales te recuerdo q muchos creen q un fascista es un liberal asustado...

Anónimo dijo...

Macron es un estatista y en politica exterior una Hillary que habla frances. No veo las razones de la alegria. Solo tal vez porque asi desaparecerá Francia tal como la conocimos y eso puede ser bueno despues de todo.

Anónimo dijo...

Muy anglófona esta señora. ¿No debería ser Le Stylo?

parcass dijo...

Mi voto a Sergio!!!!

Anónimo dijo...

Espero sinceramente que el nuevo presidente avance con las reformas liberales de las que habló durante su campaña. Sin mayor crecimiento económico y sin un mercado laboral mucho más flexible será muy difícil, entre otras cosas, lograr una mayor integración de los inmigrantes en el país, y seguirán creciendo las pulsiones populistas.

Sine Metu dijo...

Bien dicho. Esta vez no.
La lectura de las elecciones francesas se debe hacer sobre la primera vuelta, en la que las dos fuerzas tradicionales históricas fueron desplazadas al tercer y quinto lugares.
Macron, LePen y Melenchon se llevaron el 65%. Ellos son la noticia.
Mis amigos franceses no estaban contentos con ninguna de las dos opciones del Ballotage.

Anónimo dijo...

En relación con los liberales (y no tan liberales) argentinos, lamentablemente estamos hablando de una sociedad que todavía sigue siendo pampa húmeda para todo tipo de experimentos totalitarios.

Massa dijo...

Hay muchos liberales, como yo, que tenemos las prioridades correctas.

Cuando tenes un parasito mortal viviendo en tu cuerpo, no tomas champagne, primero tomas el remedio aunque tenga mal gusto. Despues que se te fue, comes y tomas lo que quieras.

En cualquier, CUALQUIER, otro contexto, hubiera apoyado a Macron. Pero en este contexto de invasion musulmana y de una Union Europea esclerotica y claramente overreaching sobre su intencion inicial de ser solo una union aduanera (que es lo que nunca debio dejar de ser), hace falta alguien como Le Pen para hacer las cosas necesarias pero muy politicamente incorrectas de una vez.

Igual no estoy muy preocupado: si la UE y la invasion siguen como es de esperar, en un lustro la piden a gritos.

Mientras tanto, le deseo buena suerte a Emmanuel "there's no such thing as French culture" y "we'll have to get used to terrorism" Macron. La va a necesitar. Yo, en el interin, preparo mis "I told you so".

Anónimo dijo...

Esta vez no ganó la candidata del Kremlin, y eso es una buena noticia para Europa entera, isleños irredentos incluidos.

Eborense

BlogBis dijo...

Massa, aunque yo me sintiera como un atlético Almirante de la flota galáctica, los demás me seguirían como un profesor gordo cincuenton. Me parece que el problema es que tu autodefinición es diferente de tu realidad.
No te preocupes, le pasa a mucha gente: es lo mismo que le pasa a los trabas, que piden el documento femenino.

Massa dijo...

BlogBis, no entendí las ganas de zaherirme, pero las ignoraré.

Lo único que tengo para decir es que me importa poco lo que los demás piensen, que para eso no soy adolescente. Y soy liberal pero pragmático; no soy pacifista. Lo que hay enfrente es un enemigo que tiene mil formas y todas quieren terminar con Occidente como lo conocemos. Si hubiera en Francia un Churchill, un Reagan, una Thatcher, un Farage... o ¡hasta un De Gaulle! lo apoyaría; pero ante el "siga, siga" de Macron, la prefiero a Le Pen, qué quiere que le diga.

Me extraña que la mayoría de los autores de este blog no vean lo que se viene en Europa continental en la próxima década o dos de no mediar una persona que diga las cosas como son.

Voy a dejar el teclado acá porque decir más del tema sería repetirme.

Anónimo dijo...

Massa, acá disiento con vos. Las ideas de Marine Le Pen en lo económico eran peores que las de Macron y si bien estoy de acuerdo con frenar la inmigración musulmana descontrolada a Europa, no era la más indicada para esto. Que la Unión Europea debe ser sólo una unión aduanera, de acuerdo, pero las recetas económicas de Le Pen eran peores que la enfermedad. Vamos a ver cuán lejos podrá llegar Macron con sus intentos reformistas.

Obviamente que era preferible que todo el arsenal militar de Francia, que incluye misiles atómicos, submarinos nucleares y un portaaviones nuclear (el Charles de Gaulle, el único portaaviones nuclear por fuera de Estados Unidos) quedara en manos de Macron.

-¿Cuánto de lo que Macron pretende reformar se va a materializar? No lo sabemos, es que Francia es un país con un sector público obeso y anquilosado que asfixia al sector privado con regulaciones e impuestos. Incluso mucha gente anhela trabajar en el Estado por los beneficios que se otorgan (a costa de los contribuyentes). A eso se le suma un socialismo que abarca no sólo a la izquierda sino también a la derecha y un mínimo intento de reformas suele ser contestado con grandes revueltas. Eso sin contar la rigidez del mercado laboral que provoca que grandes contingentes de jóvenes, muchos de ellos hijos de inmigrantes, queden sin trabajo y sean presa fácil para el terrorismo.

Me acuerdo que en 2006, durante el gobierno de Jacques Chirac, se intentó una tímida reforma laboral para facilitar el empleo de los más jóvenes y más de uno saltó como la leche hervida. Por aquel entonces decía esta frase: "Bienvenidos a Francia, el país donde "le capitalisme est une merdé et Etat, mon amour"".

-Ganó Macron y ¿Fin de la historia? No, porque ahora se vienen las legislativas a doble vuelta para elegir a los 577 miembros de la Asamblea Nacional, el equivalente a los diputados de acá. Y es clave que el partido de Macron gane para saber cuánto va a poder reformar. No se olviden que Francia tiene un sistema de gobierno SEMIPRESIDENCIAL donde hay un presidente, pero el gabinete lo encabeza un Primer ministro designado por el mandatario teniendo en cuenta la relación de fuerzas dentro de la Asamblea Nacional.

Andrés

El Enmascarado dijo...

BB, profesor gordo no, profesor lleno de sabiduría que desborda el continente...

El Enmascarado dijo...

Me enteré de que hay tipos que votaron a Le Pen que, en el fondo, están contentos porque no ganó una mujer...

Y en la entrevista de Merkel con Macron, ella hablaba y él la miraba fijo y pensaba que la Merkel estaba buena para un tiroteo...

Para ser ecuánime, un palito para cada candidato.

BlogBis dijo...

Enmascarado, se ve que en los últimos tiempos -desde que arranqué el doctorado a esta parte, que me tiene muchas más horas sentado- la sabiduría se ha incrementado varios kilos. Y después dicen que el saber no ocupa lugar.