2 de junio de 2017

Modelito

Siendo que la pregunta sobre cuándo se jodió el país generó una impensada (para estos tiempos de noblogging) cantidad de respuestas vuelvo a preguntar:

¿A qué tipo/modelo/perfil de país aspiran hoy los argentinos? Como la cosa puede resultar interminable sin mayores definiciones, se me ocurre para darle marco a la respuesta dos simplificaciones que más o menos engloban las alternativas posibles:

 A) Un país “potencia” a nivel regional: China, Rusia, en el plano internacional; Brasil, en el regional  B) Un país de ingresos altos: Australia, Canadá, en el plano internacional; Chile, en el regional



15 comentarios:

Gringo dijo...

Esa es la pregunta del millón don BB y es muy difícil de responderla con argumentos optimistas.
Yo aspiro a que la Argentina no se convierta en una nueva Venezuela en el corto plazo. Eso dependerá del resultado de las próximas elecciones. Si pierde el oficialismo, daremos un definitivo paso adelante frente al abismo.
Pero si el oficialismo consigue un resultado que lo favorezca en la composición de ambas cámaras del poder legislativo, solo avanzaremos un pequeño paso para que, quizás en 20 o 30 años, lleguemos a ser un país como el que debimos ser, si no hubiera sido por la lamentable irrupción del corrupto populismo que nos ha gobernado, con sus escasas excepciones, en los últimos 87 años.

Pablo dijo...

Yo creo que al argentino medio le encantaría un país potencia aunque adentro se viva como el culo. Joderle la vida a los vecinos y ser una amenaza a la paz mundial, pero con dignidad argenta por supuesto.
Es la herencia de siete décadas de nacionalismo berreta peronista.

parcass dijo...

Un país como Chile!!!

Leandro dijo...

Estimado, tengo una percepción similar a la de los anteriores lectores.

Yo prefiero un país modesto con ingresos altos y una red de contención estatal suficiente para evitar situaciones paupérrimas pero bien, bien lejana de las decisiones de vida de los que no necesitamos de ella.

La mayoría parecería preferir ser norcoreanos o cubanos, Estado total con submarinos y armas atómicas aunque sea comiendo suelas de alpargata.

Anónimo dijo...

Mi gran temor es que sea cierto lo que describe Pablo en su comentario, por lo menos para amplios sectores sobre todo de clase media.

Anónimo dijo...

Creo que es una pregunta muy, pero muy pertinente. De qué hablan los argentinos de buena voluntad cuando sostienen que otro país (mejor) es posible.

El Enmascarado dijo...

Excellente pregunta y muy buenas opiniones. Pero en Chaco ganaron los de siempre que han vivido afanando desde el gobierno.
El argentino medio parecería ser incapaz de vincular las consecuencias con las causas y después se sorprende de lo que pasa. Y no son sólo los populistas, también le ocurre a los que no lo son. Parecemos tarados!!!

Massa dijo...

Que buena pregunta! Nunca se me habia ocurrido que los argentos en general difieran del futuro del pais. Siempre pense que deberiamos apuntar a (B), un Chile, Australia, Nueva Zelanda... pero ahora que lo pienso bien, el argento promedio preferiria un (A). Porque, como dijo el Cabezon Nefasto, "estamos condenados al exito".

Rolando el furioso dijo...

Aclaro que un Chile pre Bachelet 2.0, porque el actual se nos va acercando a Venezuela con su famosa constituyente. Al igual que en Argentina , parece que los electores no son capaces de asociar causas y efectos. Con la promesa de una educación gratuita y de calidad, desmantelaron la educación particular subvencionada (donde existían dos tipos de colegios particulares, aquellos sin copago y los con copago, estos últimos emulando a la educación particular pagada, que acá es muy alta, en algunos casos sobre los 500 dólares mensuales). Al desaparecer ese modelo, sólo dejan dos alternativas, las escuelas pagadas y las "gratuitas" que son públicas, en estas últimas llegan todo tipo de alumnos, incluso los que van sólo por ir. Así la clase media, que esperaba acceder a la mejor educación sin paga ni una, se quedó con lo de menor calidad (aquellos que no podemos permitirnos pagar más de 100 dólares de mensualidad por hijo). Sinceramente aspiro a que Argentina se aleje del fantasma del populismo, al igual que nuestra latinoamerica.

Anónimo dijo...

En Chaco gano un estilo de vida y concepción moral. Las opciones eran básicamente iguales populismo con más o menor choreo.La idea de un estado que regule la vida de cada persona es hoy un dogma en los habitantes de esta provincia, inclusive aquellas honestas y de buena voluntad.

Anónimo dijo...

País de ingresos altos, sin ninguna duda. Lamentablemente es un error suponer que la mayoría comparte ese deseo.

Sergio dijo...

Todo bien, pero las estadísticas muestran una tendencia decadente, en todos los órdenes, durante al menos los últimos ochenta años.
Las matemáticas explican que siempre antes de revertir una tendencia existe una inflexion (o bien una pre-tendencia para entenderlo fácilmente).
Seguimos en caída libre sin expectativa económica, política o social alguna.
Yo voy a cumplir 60, cuanto tiempo creen que voy a esperar mientras los hijos, nietos y bisnietos del peronismo siguen gozando de las fortunas mal habidas?
Doy apoyo financiero importante a cualquier iniciativa para exterminar a la podredumbre social que se apoderó de mi país.

Gus VF dijo...

La aspiración de los argentinos seguramente varía según los grupos sociales, pero en general son ensoñaciones imposibles de realizar. Una gran parte sueña con vivir en un país como Suecia, imaginando que eso se logra instrumentando políticas tipo Angola (o mejor, para no irnos tan lejos, repitiendo las de siempre de la Argentina en sus últimos 80 años). Otra parte ya ni siquiera sabe qué quiere decir ‘Suecia’, y sueña con un país que tenga un gobierno que desde unas avionetas les tire guita. Y mucha.

Pepe Rompé dijo...

Yo me daría por extremadamente satisfecho si a un sector importante de los votantes argentinos por lo menos le quedara claro que es imposible tener ingresos canadienses con una productividad boliviana.

Anónimo dijo...

Una potencia regional... de ingresos altos