13 de agosto de 2017

Bulldozer

Todavía no hay un número oficial. Pero a esta hora parece que Cambiemos arrasó en la mayor parte del país.
No es todavía tiempo de dar por muerto al peronismo (yo mismo, creí que en 1983 se desmoronaban), pero es la mejor oportunidad que tuvo la República para limpiar basura y escombro y empezar a plantearse recuperar el tiempo perdido.



9 comentarios:

carancho dijo...

Realmente, tenía esperanzas... pero esto, en Buenos Aires, donde el gusano del intendente k que gobierna mi municipio estuvo repartiendo bolsas de comida y boletas k hace unos días.... me emociona.
Gracias por la alegría, compatriotas.
PD: gracias, Lilita, que vas en camino a ser la legisladora más votada de la capital en la historia.

Anónimo dijo...

Lo realmente revolucionario sería desterrar de la mente de una mayoría las ideas y propuestas del peronismo

Luis dijo...

Y Lilita arrasó en la Gran Urbe!!!! Felicitaciones a todos los Cambiemos!!!

El Enmascarado dijo...

Los lilitos porteños de la primera hora, como Gus VF y quien esto escribe, estamos encantados con la pateadura que propinó la Dra. Carrió a sus competidores.

Con Filmus ya es costumbre, pero en mi caso, gocé la paliza que se comió el desertor Lousteau. Realmente se creyó que los votos de la elección pasada de la ciudad eran de él. Lilita lo despertó de un cascotazo...

Hoy duermo contento.

Saludos a todos


Rolando el furioso dijo...

Felicitaciones amigos, ojalá que los elegidos por el pueblo y que representan las verdaderas ideas de progreso y libertad, no sean peronistas disfrazados.
Que le vaya bien al Cambiemos, para que de verdad Argentina cambie.

Anónimo dijo...

Un gran alivio, sin duda. Por lo menos hasta ahora. ¿Hay alguien más preocupado por el hecho de que, con resultados como estos, el día que vuelva a ir unido en una sola lista el peronismo vuelve a arrasar en las elecciones?

BlogBis dijo...

Inexplicable lo del peronismo en Santa Fe, donde la interna entre una ex jueza y el chivo pierdemisiles le ganó en la suma a Cantard.

Anónimo dijo...

Hola amigos!
Sabor agridulce por estos pagos santafesinos.
En primer lugar, Se notó la ruptura del frente FPCyS en varias ciudades del interior. Radicales y socialistas desintegraron la fortaleza electoral que les había permitido birlarle y bloquearle puestos al peronismo en concejalías y otros cargos provinciales y nacionales. Lo 'milagroso' de las PASO ha sido la resurrección de referentes del kirchnerismo/peronismo que estaban frizados desde hace tres o cuatro años...son los mismos de siempre; devaluados e impresentables, pero con las mañas intactas.
Prueba de ello es Santa Fe misma, que a pesar de la enorme cantidad de obras y mejoras para la ciudad, quedó 50-50 entre Cambiemos y PJ. Cambiemos con mucha materia prima radical, sin darle espacio a otros segmentos con simpatía ideológica/programática; de ahí la polarización y el panorama incierto para octubre.
Otra cosa importante. Al morochaje de los contornos podés hacerle cuanta obra de infraestructura tengas a mano para mejorarle la existencia; pero tienen afirmada en la memoria que los planes, 'lasaltashanta' y la Motomel se las dio Cristina; se aferran más a eso que a cualquier otra cosa que les caiga de arriba.
Pruebas al canto: el Metrofé (la versión local del Metrobús porteño), geográficamente quedó en el medio de todos los distritos en el que ganó el peronismo ayer. Hubo gas natural, agua y cloacas como jamás en esos barrios...pero eso no conmueve. Tendrán que revisar de que manera convencer a esa particular porción ciudadana.
Hoy lunes ya se sienten los cachetazos dentro del socialismo. Mucho aparato, mucha prensa y mucho cotillón para promover a un Contigiani al que el socialismo mismo lo manejó a lo Chirolita, al que pasearon por los medios una semana antes de las elecciones, balbuceando incoherencias contra Macri. Con todos los cuadros y referentes que dicen tener, ese 18% logrado es una muestra concreta del artificio ilusorio en el que se ha convertido el socialismo santafesino en estos últimos años.
Párrafo aparte lo de Rossi, que fue presentado como lo imposible de votar, y le pusieron en frente a una ex(?)-jueza cuyo mérito no puede medirse como propuesta política, por más corajuda que sea. Aquí sabemos de las correrías de Fratacho y del Chivo, sobre todo de este último y el temita del misil y las municiones. Se sabe que el peronismo se encolumna detrás del ganador, y me imagino lo repugnante para el PJ 'puro' (Perotti, etc.), tener que darle la mano a un muerto político, resucitado ayer mismo.
Ojalá que Cambiemos haga una muy buena elección en octubre. Tengo mis reservas y creo que el regreso del peronismo como fuerza política concreta en la provincia sería un retroceso descomunal. Pero tengo mis serias dudas sobre el comportamiento del socialismo, que no tiene nada para ofrecer y mucho por tomar.
Más no puedo decir. Simplemente porque tengo que esperar que cesen los cachetazos y los pases de factura, para poder ver mejor el panorama.
Cordiales y fraternales saludos!
Francisco

Anónimo dijo...

Don BB, creo que el grave error de Cambiemos fue confiar en un santafesino para el armado, que puso a un candidato santafesino y para ás datos desconocido.
No aprenden estos porteños que en Santa Fe hay dos provincias separadas y que la del Sur es la que mueve los votos.

TRESLETRAS