26 de noviembre de 2017

Chicoutimi


El HMCS Chicoutimi entrando a reparaciones luego del incendio a bordo


Mientras la internet argentina se llena de estupideces sobre la suerte del S-42 (desde un ataque ingles a un torpedo chino, pasando por un beodo que argumenta que se fugaron con fondos de la corrupción), hay realmente poco que haya salido a la luz sobre el problema que podría haber llevado a la pérdida del barco.
Los registros hidroacústicos marcan una explosión, y no se sabe si se "escuchó" el colapso del casco o no. Para los que les interese, es interesante ver el caso del HMCS Chicoutimi, que en 2004 estuvo a un pelo de perderse por una serie de fuegos originados por un ingreso de agua.
En el caso del SUSJ se podría especular que un ingreso de agua de mar a las baterías podría haber dado lugar a la liberación de hidrógeno, configurando una atmósfera explosiva  que en el casco sellado del submarino actuando como cartucho, podría haber dado lugar a una explosión que dejara W/O a toda la tripulación.
El Chicoutimi, recuperado después del accidente y hoy en servicio, es un submarino canadiense  comprado a la Royal Navy (Clase Upholder) .

Un artículo sobre el accidente, acá
El reporte detallado de eventos, acá.



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Notable caso, que desconocía. Fijensé que acá se está especulando con las baterías, el corte del casco, las soldaduras, y los canadienses casi pierden el barco por algo tan trivial como un golpe de mar con las escotillas abiertas.
Muy buen aporte, Blogbis, en especial me parece muy útil la relación de hechos de la Armada canadiense.
NICANOR

Anónimo dijo...

Lamentablemente, creo que en el caso de Argentina muchas veces las pasiones hacen que se pierda el profesionalismo y la racionalidad para hacer frente a situaciones.

Carlos Alberto Soldan dijo...

Jorge Bergallo, Capitán de Navío retirado, padre de un tripulante del #ARASanJuan

Habla de "error humano". No debió desplegar snorkel en medio de una tormenta. Eso comenzó la tragedia. Entró agua en esa operación.

El capitán Bergallo, papá de una marino del San Juan y ex capitán del submarino, contó que el desperfecto de las baterías reportado fue por entrada de agua por el snorkel. En medio de una tormenta.

https://radiocut.fm/audiocut/jorge-bergallo-arasanjuan-con-ernescoco/

Anónimo dijo...

no puedo parar de reirme de la hipotesis de que se afanaron la guita de la corrupción

BlogBis dijo...

Anónimo, créase o no hay salames que tiraron ese globo. Lo peor es que entiendo que el tipo es un perito relativamente conocido, todólogo de los de ahora