28 de enero de 2008

Se llamaba Hispalibertas

"El próximo dos de enero, a las 23 horas de Madrid, vamos a iniciar una nueva experiencia en la información en Internet. En ese momento lanzaremos Hispalibertas Periódico Ciudadano, un portal de noticias y opinión enteramente editado por no periodistas. Como Coordinador para Hispanoamérica, quería reiterarle nuestra invitación para sumarlo a éste proyecto, para lo que esperamos su colaboración con artículos de opinión, que se integrarán a nuestra sección de columnistas invitados a partir de esa fecha."

Con el texto que antecede, hace poco mas de dos años invitaba a una cantidad de bloggers y autores latinoamericanos a subirse al proyecto de Hispalibertas, al que llegué por invitación de Luis Gómez, y que aparecía como una posibilidad magnífica de construir una ventana para que -especialmente en España que parece tan ajena a lo que sucede por estos pagos- se leyera la tragedia hispanoamericana de eterno regreso al populismo y a los caudillismos.

Se ve que no fui el único en ver esa posibilidad, ya que se sumaron al proyecto unos cuantos autores, algunos amigos y otros no. Desde Bolivia, Chile, Venezuela, Uruguay, y desde el exilio cubano, fueron apareciendo colaboradores conformando un interesante staff de voluntarios.

El arranque no se dió para la fecha planeada, y nadie dio explicaciones. Ese hecho de alguna manera auguraba como iba a funcionar el proyecto. A los tumbos, y sin mayores explicaciones por parte de la dirección, el lanzamiento se retrasó casi un mes haciendose efectivo en febrero de 2006. A partir de ese momento todo lo planeado en cuanto a mejoras del sistema de edición, incorporación de publicidad, y transformación de un periódico ciudadano 100% amateur a uno que redituara algún euro por cada entrada, quedó en el olvido. Algunas colaboraciones para la sección opinión jamás llegaron a aparecer, por el sencillo hecho de que nadie se ocupó de encontrar la manera de colocar textos de invitados.

Los lectores, a pesar de esto crecían. Y para mi sorpresa (y satisfacción) crecían los de hispanoamérica. Y no es para menos, creo que se cubrió de manera más que satisfactoria la crisis de las pasteras, el advenimiento de Evo y Correa al poder, las payasadas de Humala, y otras escenas de nuestro circo regional que usualmente sólo ocupan un espacio marginal en otros sitios "serios". Llegamos a tener en tapa siete, ocho, e incluso hasta once títulos de la región. Pero las otras secciones se iban quedando cada vez más rengas. A la pronta partida de Luis del proyecto, se sumaron cada vez más colaboradores. España y Europa sólo actualizaba sus noticias de tanto en tanto, África y Asia creo que no llegaron a nacer, y sólo las columnas de opinión tenían alguna renovación frecuente.

La falta de avances, el achatamiento del formato, solo podía ocasionar la salida de más y más colaboradores. Editores de imagen, corresponsales, cada día se perdía algo. Durante varios meses Hispalibertas funcionó gracias a dos o tres personas, siempre de guardia. El "dueño" de la idea y del proyecto, muy ocupado pensando el futuro venturoso de la opinión ciudadana, y jugando al juego de ser el innovador en los medios. Que Yahoo News nos enlaza, que bien. Que nos citan en El País, fantástico.

Un día del año pasado me cansé. Conmigo se fueron casi todos los hispanoamericanos que aún seguían escribiendo. Algunos ni siquiera recibieron una respuesta a su nota de despedida, ni unas simples "gracias" por sus envíos. Tarde llegó un cambio de formato, y allí está hoy el sitio, languideciendo con titulares de hace 25 días.

Una pena. La idea era brillante, pero no encontró quién la llevara a buen puerto. Sirva este post como réquiem para el que pudo ser el gérmen de un medio interesante, de un portal de noticias ajeno a las agencias, y de alguna manera una disculpa para los que a través mío se involucraron en el mismo.

Sapere aude.

17 comentarios:

Klaus Meyer dijo...

Como uno de los que abandonó el barco tempranamente, yo no puedo opinar mucho, pero el abandono de mi propio blog explica un poco mi salida.

Un periódico tipo Hispalibertas, por más que dependa de trabajo voluntario (que lo tenía), necesita de alguien fijo, que se dedique a ello como un trabajo asalariado y de forma exclusiva. Allí es donde la cosa se complica, por eso Manel buscaba incesantemente publicidad, hasta creo que la encontró, pero después no se que pasó con eso.

El proyecto era muy ambicioso, pero no por lo que quería ser sino porque se imponía estándares muy altos: evitar el copy&paste, tener que redactar completamente la noticia desde cero fue una de las principales trabas por lo menos para mí (por razones de tiempo).

Por supuesto razones sobran para explicar la paralización del proyecto, pero no dudo que tengamos una sorpresa a mediano plazo.

Saludos.

Luis I. Gómez dijo...

Descanse en Paz.

Javier Bazán dijo...

Es cierto lo que describes.
El punto que plantea Klaus Meyer es muy importante. Tú me ayudaste bastante para evitar la tentación del Copy & Paste. El problema era que nosotros nos basábamos en la fuente de otros medios para redactar las noticias. Eso me incómodaba, pues uno no estaba in situ donde ocurría los acontecimietos. Es muy diferente escribir una noticia desde cero a tener ya algo.
Recibí tú correo apenas leí este post.
Me encantó cuando a los terroristas del FPMR no les gustaba la etíqueta de terrorista. Y se molestaban en los comentario y tildaban de parcial el diario.

GUILLE da MAUS dijo...

Y si se animan a hacer empresa de ello? Estan las opciones de Google Ad Sense y otras que dan alguito de lana por publicidad. Hay ejemplos interesantes a seguir. El capitalismo hace milagros. Las resurrecciones existen ;-)

BlogBis dijo...

Guille, creo que resucitar es imposible. Pero podría formarse algo similar y superador, tal vez con el mismo espíritu que mencionaba de ser una ventana más o menos seria para mostrarle a quienes se interesen en el tema los desaguisados que ofrecen nuestros países.

CLAUDE dijo...

La idea era estupenda. Espero que puedan relanzar la iniciativa de una manera que les resulte viable.

The happy butcher dijo...

Lo de la gente estable para un proyecto de estas características es muy complicado. Hace poco, en el Movimiento Stalin Vive, hicimos una reducción de personal de más del 60%, simplemente por no cumplir el requisito de publicar con regularidad. Si a eso añadimos que tiene que ser gente con talento y con mucho más tiempo libre, la cosa se complica. Si hablamos de Hispalibertas, multiplica todo esto por diez.

Una pregunta, Bazán... ¿Está Hispalibertas definitivamente muerto?

Bazán dijo...

No.

Louis Cyphre dijo...

Una lástima, Rubén.

Paybloy dijo...

No estaba muerto,
estaba de parranda.

BlogBis dijo...

Pay, hoombre, que bueno que viniste!

AMDG dijo...

Creo que fui uno de los primeros que abandonaron el barco. Que traiga lo de las ratas, nada hacía prever que se hundiría. Intuir quizás sí. Cuando uno piensa que hubiera sido socio, incluso socio (micro)capitalista. La sección de Hispanoamérica era, con mucho, la mejor, una referencia para España. ¿Por qué no la reanimas, Blogbis?

En efecto, no era forma de tratar a los pares, caballeros combatientes todos del cuerpo de voluntarios. Nunca supe –ya en tiempos el blog- si lo que escribía se leía: “solo los administradores tienen acceso a las estadísticas”. Pues bueno, pues vale, pues muy bien.

Para mí debió evolucionar de blog a blog con varios temas, y quizás desde ahí a periódico ciudadano.

Sí, hacía falta un gobernante, aparte de director.

En todo caso, a ver si vemos otra vez a HL.

BlogBis dijo...

AMDG, se celebra tu visita por estas latitudes! Y de paso sirve para conocer tu paradero.

AMDG dijo...

Gracias, este es.

Jorge dijo...

Me incorporé al equipo de Hispalibertas de la mano de Rubén para colaborar con la sección Hispanoamérica en la revista de prensa.

Fue para mi una linda experiencia de alrededor de un año.

Coincido con AMDG en cuanto al tema de las estadísticas de visitantes. Nunca pude conocerlas y el director se reservaba su publicación a momentos determinados.

De esta manera no me era posible conocer el éxito o fracaso de mi sección y me quitaba la posibilidad de mejorar la puntería en cuanto a los temas tratados o los países principales a los que debía dedicarme.

Considero que la caída del sitio fue muy brusca y que podía haberse llevado mucho mejor.

De todos modos no estoy arrepentido de haber participado.

febles dijo...

Querido Rubén, si en algo el proyecto HL fue especialmente exitoso, fue, sin lugar a dudas, en el despertar por estos pagos españoles una mayor atención hacia todo lo referente a Hispanoamérica ( sobre todo por el hecho de ser información no cortada por el sesgo ideológico tradicional de los medios de toda la vida).

Para mí fue un placer tener la oportunidad de aportar mi granito de arena al proyecto y sobre todo por haber compartido url con grandes personas.

Un abrazo

BlogBis dijo...

Hola Febles!
Gracias por pasar y comentar.

Comparto contigo que lo más positivo de la experiencia HL fue haber hecho contacto con gentes de primera, y otras... bueno no siempre todo es de primera...
Un abrazo