6 de abril de 2014

Al servicio de la comunidad: Ojo con la depilación púbica integral.

Señoritas como esta son un potencial peligro púbico público.  
Mi post anterior sobre Julio César, y sobre su costumbre de depilarse todo el cuerpo por culpa de unas ladillas de Bitinia, fue una derivación producto de mi entusiasmo por la Historia romana, de la intención original de difundir y comentar una nota aparecida en el diario ABC acerca de los riesgos de depilarse la zona púbica en forma integral.

Como a veces ocurre cuando la prensa se dedica a difundir cuestiones médicas o científicas y el periodista no es un experto o dispone de un muy limitado espacio para su nota, el artículo tiene una redacción con algunas frases o simplificaciones que dan motivo para tomarle el pelo al redactor si uno tiene un poco de mala leche y ni hablar si se es de esas personas que a todo le buscan el pelo al huevo.
La nota completa está en: http://www.abc.es/salud/noticias/20140401/abci-vello-pubico-201403311410.html

El estudio original sobre el riesgo para la salud humana de la depilación integral de esa zona fue publicado en la revista British Medical Journal en el año 2013 y, según el periodista hispano, "alertaba sobre la moda del pubis brasileño favorece las infecciones cutáneas como el molusco contagioso o molluscum contagiosum (¡se exprimieron el cerebro los científicos al usar el latín!), una enfermedad que se transmite por vía sexual."

Lo de "pubis brasileño" me pareció muy gracioso porque francamente los pubis de las brasileñas que había conocido, y que procuraba frecuentar con entusiasmo cuando era joven y soltero, no diferían mucho en su anatomía de los otros pubis femeninos que he conocido en mi vida. Al fin y al cabo, tampoco hay una enorme variedad ni grandes sorpresas que digamos y si las hay, no me enteré o no les debo haber prestado mucha atención porque soy algo distraído cuando me encuentro en esos menesteres.

Y lo del molusco ése, yo ni sabía que existía hasta ahora y, de haber encontrado uno en esa zona seguramente me habría abstenido de continuar porque soy de esas personas, quizás un poco estructuradas, que prefieren comer los mejillones y otros moluscos bivalvos cocinados y condimentados adecuadamente y en un plato o cazuela ad hoc. Y no crean que es una manía mía con los mariscos y moluscos ya que habría reaccionado de igual manera si hubiera encontrado un fideo con tuco o un pedazo de bife de chorizo ya que hay un lugar para cada cosa y la presencia de restos de comida en esa zona no es la mejor demostración de prolijidad femenina. El placard de una señorita con esas costumbres descuidadas debe ser un caos.  

También tienen su gracia las declaraciones atribuidas a un dermatólogo experto en ETS que "defiende la necesidad de mantener el vello púbico y alerta sobre el peligro de esta moda, a la que califica como «absurda»." El párrafo que me sorprendió un poco es el siguiente: 

"Como recuerda este experto, al igual que el pelo de la cabeza sirve para evitar las quemaduras solares y los traumatismos y el de las cejas y las pestañas para paliar los traumatismos y las motas en los ojos y los párpados, el púbico tiene como objetivo «mantener a raya las heridas, los golpes genitales y las infecciones durante las relaciones sexuales»".

Este médico español debe ser de Bilbao por lo exagerado. ¡Con quién se acuesta el tipo! ¿Mantener a raya las heridas? Lo que es yo, nunca salí herido físicamente de un encuentro así y sería una fanfarronada impropia de mí decir que la señorita quedó "herida", a menos que sufriera de microheridas... (Algunas dijeron haber quedado "muertas", pero temo que lo decían para que me fuera o por cortesía.)   

¿Los golpes genitales? ¿Qué hace el tipo? ¿Les pega con la varita de la alegría? Habría que explicarle que las mujeres no son milanesas que requieran ablandarse a golpes.

 Lo que sí puede quedar algo machucado es el hueso púbico en caso de que se haya tenido una entusiasta sesión amatoria, sobre todo si la mujer y el hombre son delgados. Tampoco es cuestión de que suene como castañuelas el choque de los huesos, que uno no está ahí para hacer música.
     
Otra oración es: "«Desde la última moda de depilación púbica en ambos sexos, los dermatólogos asistimos impotentes a un aumento alarmante de las enfermedades de transmisión sexual entre los jóvenes», advierte. El pelo púbico, explica, tiene una función protectora contra el roce inevitable durante las relaciones sexuales. «Si los dos sujetos presentan un pubis sin pelo, cualquier infección de la piel que se encuentre encima de la piel de uno de ellos pasará indefectiblemente al compañero sexual», apunta."

Acá hay una pista psicológica interesante sobre el médico consultado y su rechazo a la depilación integral cuando dice "...los dermatólogos asistimos IMPOTENTES a un aumento...". Hum, Hum. 

Tampoco es muy feliz la redacción de la última oración "...cualquier infección de la piel que se encuentre encima de la piel de uno de ellos pasará indefectiblemente..."  porque tengo mis dudas acerca de que una infección en la piel en la nuca o en el talón se transmita vía sexual por estar depilado el pubis. 

Para tranquilidad de las Sras., Señoritas y Metrosexuales que lean este blog, el dermatólogo aclara que "No supone un riesgo, sin embargo, recortarlo (AL VELLO PÚBICO, SE REFIERE) y depilarse el área lateral no es tan arriesgado, por «el menor roce» de esta zona".

Aunque me he tomado bastante a la chacota este artículo, no dejo de darme cuenta de que el aviso médico es atinado. Sin duda es correcto que todo vello o pelo humano tiene una función específica diferente, según el órgano o zona en se encuentre ubicado. Y el pelo púbico femenino está localizado específicamente en forma triangular sobre el Monte de Venus cubriendo el hueso púbico que, en las mujeres, suele estar más elevado y saliente que en los hombres. Ese vello característico cumple una función de almohadilla amortiguadora y no está ahí por pura casualidad.

Sin duda la estética cambia según la moda imperante, pero como siempre, hay un sano término medio que puede elegirse para preservar la salud evitando parecer el Mato Grosso o una niña prepúber. Nunca mejor aplicado el refrán español de "Ni calvo ni con dos pelucas". 

Pido mis disculpas a los lectores por el pastiche de letras y formatos diferentes, pero hoy no emboco una con mi PC. 
Esta chica también es un peligro, pero para los cardíacos...





5 comentarios:

Gus VF dijo...

En un todo de acuerdo con Ud. don Enasmaca con respecto a encontrar un término medio entre estética y salud; ahora bien, hay que reconocer que los defensores de la depilación total son personas sin pelos en la lengua.

raúl dijo...

Enmascarado: su humor sutil hace que estos posts sean una agradable y divertida lectura. Me encantó lo de encontrarse un fideo con tuco o un pedazo de bife de chorizo. Genial.

El Enmascarado dijo...

Amigo Gus: ¡Muy cierto! Pero pueden encontrarse con un molusco inesperado...

Amigo raúl: le agradezco mucho sus elogios y me alegra saber que se ha divertido.

Supongo que Ud. reaccionaría igual que yo si se encontrase algo raro en un sitio inadecuado. A mí me fastidian hasta los chicles pegados bajo las mesas o sillas de los bares, imagínese si me encontrase con un chicle ahí...

Saludos a ambos.

Rolando el furioso dijo...

Jajajajaja. Gracias por alegrarme la mañana. Me tuve que contener para no reírme a carcajadas ya que estoy en la oficina.

Anónimo dijo...

¿molusco? ¿bivalvo?