21 de mayo de 2014

Alcoholes nacionales y populares


Finalmente se ha puesto complicado encontrar algo como la gente para el liquor aficionado. La experiencia de recorrer las góndolas de los supermercados es lamentable: pura porquería nacional, y algún rum importado de marca ignota o rum cubano a precio de oro. Notable, parece que para Havana Club no hubo restricciones aduaneras. Ayer daba pena la sección correspondiente de Coto, donde abundaban las botellas de Old Smuggler y de Premium, en un curioso revival setentista.
Los negocios especializados son puro vino (no se si les conté que no tomo vino, ni blanco ni tinto y prácticamente nada de champán), gancias, cinzanos y fernets. Con suerte algún gin decente entre pilas de quitasarros y desincrustantes rotulados "gin" por algún licorista nacional y popular.
Por suerte tengo un stock interesante para el consumo. Que con el uso que le doy, me va a alcanzar para dos peródos presidenciales. Pero me apena no poder despuntar el vicio de hacerme de alguna botella exótica, que ya se han vuelto prácticamente inhallables.

9 comentarios:

El Enmascarado dijo...

BB, si querés botellas exóticas, con contenido intacto, pegate una vuelta por casa cuando vengas a la Gran Urbe porque, pese a que sabido que soy casi abstemio, insisten en regalarme bebidas alcohólicas de lejanas regiones.

Hasta vino tailandés me regalaron y un licor coreano, que creo que se llamaba Mao Dai, que traía un nabo entero dentro y cuyo sabor era simplemente repugnante como corresponde a un licor de nabo y tiré a la merda.

Mantengo aún una vodka polaca de envase peludo (por suerte, no me regalaron una polaca peluda sin envase) y un vino de arroz de China en un envase que parece un jarrón chino y que, dicen, que es de lo mejor; un licor de mandarina búlgaro, una botella de Ouzo griego, etc., etc.

En la perra vida me regalan un vino o un champagne francés comme il faut, pero me llenan de bebestibles raros...

Anónimo dijo...

Si andás por Congreso tenés Casa Muñiz, en la calle Saenz Peña, a 50 metros de la plaza, tienen un surtido increible y no tienen malos precios. El Coto nunca fué una buena opción...

Mas On (menos) dijo...

El modelo nac&pop&vul no debe libar alcoholes locales ni bolivarianos.....debe ingerir escocés de los highlands, champagne y cognac de la France y vodka de las mejores estepas rusas...yo por suerte vivo en zona de frontera donde puedo adquirir licores de la mas rancia estirpe a precios mas que accesibles....

BlogBis dijo...

Enmascarado, el vodka peludo seguro es un Zuvrowka, una fineza de alcohol de cebada en la que se maceró una ramita del yuyo homónimo.
Cuando ande por los Güenosaires podemos negociar algún canje...!

Anónimo 8.54, lo del Coto fue a modo de medición termométrica del estado de situación. Y ojo, no se confunda, en algún momento de las góndolas de Don Alfredo conseguí algún Southern Comfort, un par de Jack Daniels Old Nº7 para regalar, Famous Grouse, y si mal no recuerdo algún memorable Ciroc. No. El Ciroc vino de Jumbo.


Anónimo dijo...

En Coto también se conseguía el Johnnie Walker Blue Label.

El Enmascarado dijo...

BB, debajo de los pelos verdes de la botella dice Zubrowka, así que estás en lo cierto.

El canje no es necesario, pero sí vendría bien vernos y contarme algunas buenas anécdotas.

Abrazo.

BlogBis dijo...

POr ejemplo... de qué me disfracé en aquel marzo del 84

Tha Smilin' Leprechaum dijo...

Caracho, ¿cuánto hace que no se consigue una botella de Dimple? Ni siquiera en Bs. As...

Sine Metu dijo...

Voy a tener que ir despacito con el Tullamore Dew que me obsequiaron