31 de mayo de 2014

Hasta en la sopa (con todo respeto)

Francisco vive en un mundo que le es ajeno
El Santo Padre vive rodeado de aplaudidores que celebran la sabiduría supernatural de todo cuanto dice.

Por James Neilson


Ser Papa tiene sus ventajas. El Santo Padre vive rodeado de aplaudidores que celebran la sabiduría supernatural de todo cuanto dice. El fervor que sienten es contagioso. Gritan los titulares: ¡El Papa está a favor de la paz! ¡La cree “urgente! ¡Condena el terrorismo con firmeza! Con entusiasmo conmovedor, en la Argentina por lo menos los fieles toman tales palabras por evidencia de que Francisco es un auténtico líder mundial que pronto convencerá a los belicosos de otras latitudes que ha llegado la hora de batir las espadas en rejas de arado y las lanzas en podaderas para que no haya más guerras. El sueño de Isaías así resumido es muy atractivo pero, según la Biblia, que a veces es más realista que los bienintencionados dirigentes religiosos actuales, tendremos que esperar hasta “la parte final de los días” antes de que la paz reine en toda la Tierra.

Por cierto, no hay motivos para suponer que los guerreros santos que pululan en el mundo musulmán estén por prestar atención a los pedidos piadosos de Jorge Bergoglio: están demasiado ocupados matando a quienes no comparten todas sus preferencias teológicas, comenzando con los cristianos que todavía quedan en la inmensa región que se extiende desde la costa atlántica de África hasta el mar de China pero que, tal y como están las cosas, pronto morirán en matanzas o se verán expulsados.

Además de seguir las huellas de los centenares de dignatarios eclesiásticos de diversas iglesias, políticos e intelectuales renombrados que en años recientes han viajado a la Tierra Santa trayendo mensajes de paz y que, casi siempre, dan a entender que la mejor forma de asegurarla consistiría en que Israel desmantelase sus defensas, Bergoglio se vio involucrado en un nuevo escandalete en su país natal. No fue su culpa.

En vísperas del 25 de Mayo, llegó a la Casa Rosada una carta escueta, escrita apuradamente en su nombre por algún subordinado en que aludió, como es su costumbre, a cosas buenas como la concordia, el diálogo constructivo y la convivencia pacífica. No fue nada del otro mundo pero, sin perder un minuto para preguntarse por qué se le ocurriría a alguien falsificar una esquela tan rutinaria, los vaticanólogos locales, impresionados por el tuteo, un error de tipeo y otros detalles estilísticos, decidieron que era trucha, algo inventado por los kirchneristas, un juicio que fue avalado por el “ceremoniero”, el argentino monseñor Guillermo Karcher, que la calificó de un “collage” hecho con “mala leche” por un “artista”. En cierto modo lo fue, pero sucedió que “el artista” responsable de la misiva resultaba ser el mismísimo Papa.

Desde antes de metamorfosearse en Francisco, hay dos Bergoglio. Uno es el jefe de una grey de más de mil millones de personas que está procurando restaurar la autoridad espiritual de la Iglesia Católica acercándose a la gente y diciéndole que él también cree que el mundo se ha equivocado de rumbo. De acuerdo común, es mucho más simpático, más “humano”, que su cerebral antecesor alemán, el papa emérito Joseph Ratzinger o Benedicto XVI. Este Bergoglio quiere adaptar la institución que encabeza a los tiempos que corren sin romper por completo con los dos mil años de historia en que se basa casi todo su prestigio.

El otro Bergoglio es el hombre que, según Néstor Kirchner, militaba como el “jefe de la oposición”. Si bien no le es dado continuar desempeñando tal rol, entre sus compatriotas abundan los tentados a ubicar todas sus palabras, guiños y gestos en el contexto político argentino, subrayando lo que diferencia su manera de actuar del combativo estilo K, con el propósito de incomodar a Cristina. Parecen creer que, como Juan Domingo Perón cuando estaba en Madrid, Francisco mueve una multitud de hilos, manda instrucciones cotidianas a sus operadores y por lo tanto está detrás de todas las maniobras emprendidas por la sucursal argentina de la Iglesia Católica. De no haber sido por tal ilusión, a nadie se le hubiera ocurrido preocuparse por la autenticidad de una carta meramente formal.

Ayudar a tranquilizar los ánimos aparte, no hay mucho que Francisco puede hacer para que por fin la Argentina salga del pantano socioeconómico y político en que sigue hundiéndose. Protestar, como buen peronista, contra un orden nacional e internacional inequitativo no sirve para mucho en un país vapuleado por la inflación que tambalea al borde de la bancarrota y que, de no ser por la soja hoy y –¿quién sabe?– el gas shale mañana, tendría que elegir entre intentar una revolución capitalista dura que sería denostada por “neoliberal” por un lado y, por el otro, resignarse a un destino de miseria generalizada. Mal que les pese a los papistas, la influencia del Sumo Pontífice argentino en el futuro del país será escasa.

También lo será en el resto del mundo. Mientras Francisco celebra su propia amistad personal con algunos popes ortodoxos, rabinos judíos e imanes musulmanes, creyentes menos benévolos de distintas confesiones religiosas hablan el lenguaje de la guerra. En el Oriente Medio, el Papa trató de congraciarse con todos, en especial con los musulmanes palestinos que se han propuesto eliminar de cuajo al “ente sionista”, Israel, con sus habitantes judíos adentro.

Como los izquierdistas “antisionistas” europeos, Francisco se manifestó terriblemente indignado por la barrera que fue erigida por los israelíes para frustrar a quienes entraban en su país para asesinar a hombres, mujeres y niños indefensos; al recordarle el primer ministro Benjamín Netanyahu y otros voceros israelíes que, a partir de la construcción de dicha barrera, hubo llamativamente menos atentados terroristas, el Papa procuró reducir el impacto de su militancia pro palestina anterior rindiendo homenaje al profeta del sionismo, Theodor Herzl, y visitando Yad Yashem en que se conserva la memoria de los millones de judíos asesinados por los nazis.

En su tesis doctoral, el líder palestino, Mahmoud Abbas –“hombre de paz”, según Francisco–, nos explicó que el Holocausto fue una obra conjunta de los nazis y sionistas. Abbas se ha sentido dolorido últimamente porque la guerra civil en Siria, donde ya han muerto más de 150.000 personas en la lucha entre el dictador Bashar al-Assad y sus enemigos igualmente brutales, ha distraído la atención de los medios occidentales de su propia causa. Por lo tanto, le encantó la invitación a rezar por la paz en el Vaticano con Francisco y el nonagenario presidente israelí Simón Peres, un hombre cuyo peso político es nulo.

No solo el Papa sino también Barack Obama y muchos otros quisieran creer que el conflicto entre Israel y los árabes palestinos está en la raíz de virtualmente todos los problemas que están convulsionando al “Gran Oriente Medio”, de suerte que si lograran reconciliarse, los islamistas depondrían sus armas. Por desgracia, el asunto dista de ser tan sencillo como les gustaría suponer. Para Al-Qaeda y el enjambre de agrupaciones afines que día tras día surgen en Yemen, Irak, Afganistán, Pakistán, Malasia, el norte de África, Filipinas, el Cáucaso y China occidental, Israel es solo una manifestación antiislámica más, “el pequeño Satán” al decir de los iraníes, ya que el enemigo principal es Estados Unidos, “el gran Satán”, y los países de Europa.

De caer Israel, estarían en la mira Andalucía, Sicilia y Grecia, que antes habían formado parte del mundo islámico. Los guerreros más vehementes aluden con frecuencia creciente a un objetivo que, como entenderá Francisco, tiene un valor simbólico evidente: Roma.

Oponerse a la violencia y predicar a favor de la paz es fácil, pero es muy poco probable que la breve visita papal al Oriente Medio haya salvado una sola vida en Siria, Irak, el norte de África u otros lugares en que los islamistas, envalentonados por el repliegue norteamericano y la debilidad europea, están avanzando, masacrando a miles de personas de todos los credos y de ninguno. ¿Se arrepentirán los esbirros del régimen sudanés que encarcelaron una mujer embarazada y amenazan con decapitarla porque, según ellos, abandonó el islam por el cristianismo, la fe en la que nació? ¿Ayudarán las súplicas papales a las casi 300 niñas nigerianas, la mayoría cristiana, secuestradas por los fanáticos de Boko Haram para vender como esclavas, a los cristianos de Pakistán condenados a muerte por “blasfemia” contra el islam o los coptos de Egipto? Claro que no.

Parecería que, como tantos otros, Francisco teme más herir la sensibilidad tierna de sus interlocutores musulmanes que exigirles hacer algo positivo, aunque solo fuera organizar manifestaciones callejeras gigantescas equiparables con las que repudiaron la publicación de algunas caricaturas insulsas danesas, para protestar contra los horrores perpetrados por tantos correligionarios. Se entiende: hay que privilegiar “el diálogo” entre representantes de las distintas ramas del monoteísmo abrahámico.

Pero, mientras el Papa, Obama y otros siguen dialogando en torno a abstracciones con el presunto propósito de alcanzar un consenso, hombres de ideas muy diferentes toman nota de su pasividad para llegar a la conclusión de que los infieles occidentales ya están batiéndose en retirada, huyendo en pánico de las tierras musulmanas que habían invadido con la colaboración de apóstatas locales, y que, con tal de que sigan atacándolos, la victoria final será suya.

22 comentarios:

carancho dijo...

Excelente aporte.
Los últimos párrafos son demoledores.

El Enmascarado dijo...

Bueno, preparate James que te voy a dar como en bolsa.
Separo en dos partes lo que tiene que ver con el Papa en relación al mundo y lo que tiene que ver con Argentina.

Mundo:
Primera falacia: "El papa está rodeado de aplaudidores". Me extraña que no sepa que hay unos cuantos en el Vaticano que desean verlo muerto. Este Bergoglio tiene por estilo de años trabajar en equipo y escuchar opiniones. Ver el grupo de 8 Cardenales que ha designado para la reforma de la Iglesia, el grupo de trabajo para la reforma del IOR, etc.

2º Falacia: No he visto titulares en ninguna parte que "griten" simplificaciones como las que dice Nielson. ¿Pretende que el Papa exhorte a la guerra, acaso?

3º: Falacia: ¿Cuándo manifestó el Papa "sentirse terriblemente indignado" por el muro levantado por Israel? Yo ví solamente que tocó el muro y rezó en silencio, y acabo de repasar las palabras que dijo en Palestina y no encontré eso que afirma Nielson.

La visita a la tumba de Teodoro Herzl y al Museo del Holocausto en Yad Vashem estaba convenida desde antes del viaje por lo que no túvo que ver con el muro.

Me asombra que el hecho de que por primera vez un Papa haya ido a rendir homenaje al fundador moral del Estado de Israel e incansable luchador por el Sionismo no le parezca un gesto importante. Si Nielson no se da cuenta de que esto es un claro apoyo a la existencia de Israel también puede leer el discurso del Papa en su vista donde reiteró el derecho de Israel a vivir en paz y también la existencia del derecho a un Estado palestino. Nada novedoso por otra parte, porque precisamente la Resolución de la ONU de 1948 que estableció Israel también creaba un Estado Palestino.

4ª Falacia: Nielson se contradice al decir que el enemigo del Fundamentalismo Islámico son los EE.UU. y Europa y luego dar ejemplos de cristianos asesinados en Sudán, Norte de África e Irak, o las niñas secuestradas en Nigeria en su mayoría cristianas. Precisamente sus ejemplos muestran claramente que el enemigo es la Cristiandad donde quiera que esté.

Aunque Nielson parece olvidarlo, el Occidente actual con sus libertades, derechos y costumbres etc., es producto de la civilización judeo-cristiana-grecolatina.

Hasta la aparición de la Ilustración y las luchas del liberalismo y del marxismo son fruto de esa tradición aunque más no sea por encabezar la lucha contra la Iglesia y eliminar el poder temporal de la Iglesia y separarla totalmente del Estado laico liberal moderno, o como superestructra de dominación como diría Marx.

5ª Falacia: creer que el Papa es un idiota ingenuo que teme "herir la susceptibilidad tierna". ¡Es el Papa actual, no uno del Medioevo! No puede organizar una Cruzada por varias razones obvias, incluso la más simple: nadie en Occidente está dispuesto a luchar por una causa religiosa y dar su vida. Y nadie muere por un shopping, por eso es que Occidente está fregado, no por culpa del Papa.

Tengo más por agregar, pero tengo que hacer algo.

El Enmascarado dijo...

Sigo.

Volviendo al caso de Palestina, es de mucha mala leche escribir "como los izquierdistas antisionistas europeos, Francisco..." y equipararlo con ellos. No conozco ningún izquierdista antisionista europeo, latinoamericano o estadounidense que haya hecho la condena firmísima contra el terrorismo que hizo el Papa. Vean el video de ese acto en la página oficial del Ministerio de Asuntos extranjeros de Israel: http://mfa.gov.il/MFA/AboutIsrael/History/PapalVisit/PapaenIsrael/Pages/PM-Netanyahu-y-el-Papa-Francisco-visitan-el-monumento-a-las-victimas-del-terrorismo.aspx
(Si suben el volumen van a oír lo que dijo Netanyahu y la respuesta del Papa, aunque el video está editado.) De esto Nielson ni pelota.

Y el lugar donde lo dijo es totalmente significativo: frente al Monumento a las Víctimas de Actos de Terrorismo en el Monte Herzl que también incluye dos placas en homenaje a las víctimas de los atentados en Buenos Aires.

Todos sabemos que la visita a este Monumento fue invitación directa de Netanyahu como reacción a la parada imprevista que el Papa hizo frente al muro del lado palestino, donde no abrió la boca. Pero Nielson no señala que, si el Papa fuera como un "izquierdista antiisraelí europeo" no hubiera aceptado la invitación o se habría mantenido mudo.

El Papa no está favor de un bando en esa disputa, es una pavada pensar eso. Quiere poner fin a la guerra, al igual que muchísimos israelíes y palestinos, y es muy difícil que lo logre sin duda alguna.

Pero su actitud es coherente con la posición de la Iglesia desde hace Juan XXIII para acá, así como sus llamados reiterados a poner fin a los conflictos sea donde sea que ocurran.

Se acabaron los tiempos en que los Papas impulsaban la guerra contra herejes o infieles o que justificaban alguna guerra.

Recuerdo perfectamente que Nielson, como cualquier persona normal de estos tiempos, se ha horrorizado de la Inquisición, tanto la católica como la Calvinista, y de las guerras de religión entre protestantes y católicos y que aún persiste larvadamente en Irlanda del Norte.

Entonces, ¿qué es lo que pretende que haga la Iglesia y el Papa con el Islam de hoy en día?

Me parece algo asombroso que la consistencia que mostró en la argumentación de un artículo anterior, posteado por Sine, sobre los cambios surgidos en las elecciones europeas y sus motivos, ahora, a mi entender, la haya perdido.

También Nielson, por no ser católico, minimiza la importancia que tiene para la Iglesdia Católica el encuentro del Papa con el Patriarca ortodoxo de Constantinopla, pero, sin duda, es un tema solamente de interés para los miembros de ambas Iglesias.


Anónimo dijo...

El enmascarado, el papa francisco no tiene vergüenza, se puso a rezar (vaya a saber que) en el muro que construyo Israel para protegerse de los terroristas islámicos y justo lo hace donde uno de los graffitis dice "free palestine" ¿que coincidencia no? Un asco todo.

http://www.youtube.com/watch?v=kjKPCZXCTDA

Ah y casi me olvido, basta de mentiras, acá esta la lacra con la que compartió tiempo este papa y lo invito al vaticano. Esta gente odia a los judíos y no quiere que exista el estado de Israel pero estas cosas no se muestran.

PA Chairman Mahmoud Abbas: "We Refuse to Recognize a Jewish State"

http://www.youtube.com/watch?v=Og-PgdMv8NQ

El Enmascarado dijo...

Sigo y termino.

Argentina:

La versión que da Nielson sobre el tema del famoso telegrama no es correcta, no fue el Papa el que preparó ni envió ese telegrama.

Lamento muchísimo no poder ser más preciso sobre lo que realmente ocurrió porque al igual que Carrió, aunque mis fuentes son personales, no puedo dar detalles.
Believe me or don't believe me. No problem.

Es correcto lo que señala Nielson en el sentido de que se han equivocado fiero los que pensaban que el Papa Francisco iba a intervenir directamente en política interna argentina y hasta comparo alguna de las razones que expone.

Pero Nielson, además de mostrar una curiosa influencia anglicana, la pifia él cuando dice "mal que les pese a los papistas (sic), la influencia del Sumo Potífice argentino en el futuro del país será escasa".

Según esto que dice, ¿Es casualidad que viaje medio mundo de la política, del gremialismo y de todos los sectores más o menos influyentes a verlo al Papa y lograr la preciada foto?

¿Es casual la ola de reivindicación de valores morales que, creo, recorre a buena parte de la sociedad argentina?

La lucha contra el narcotráfico, contra la corrupción, incluso contra la inseguridad y la violencia, ¿no fue influida por el discurso constante del Cardenal Bergoglio en ese sentido y continuado como Papa?

¿Quién lo dijo públicamente, además de Carrió, desde hace años, sino Bergoglio y ahora el Episcopado argentino en Homilías de amplia repercusión pública?

¿A quién le da más pelota la gente común: a lo que diga Carrió o lo que dice el Papa?

Me extraña realmente que Nielson crea que el Padre Bergoglio tendrà escasa influencia en e futuro argentino porque me parece evidente que ya la tiene y la ejerce.

Debería haber matizado quizás diciendo que tendrá poca influencia pública directa porque garantizo que, reservadamente, ya ejerce una influencia directa mayor a la que Nielson conoce.

En resumen, el artículo de Nielson no me parece gran cosa sino una mezcla de preconceptos y afirmaciones propias con interpretaciones también suyas en las que, a veces, macanea.

Como dice mucho mejor que yo Arturo Pérez Reverte, resumidamente el Occidente que conocimos está en decadencia casi inevitable producto de sus profundas contradicciones.

Al igual que Toybee, creo que hay ciclos históricos que marcan el nacimiento, desarrollo, decadencia y desaparición de las civilizaciones o de los "imperios".

Cuánto durará esta decadencia nadie lo sabe, Roma y Bizancio demoraron siglos en caer, pero todo parece indicar que, a largo plazo, le tocará nuevamente el turno al Oriente.

Y digo nuevamente porque la civilización empezó en el Oriente.
Recuerden Sumeria, Caldea, Medos y Persas y, sobre todo, a China.

Sobre todo esto último de la decadencia de Occidente, habría para escribir un libro. Ya hay mucho escrito después de Spengler.

Solamente diré mi absoluto convencimiento de que a una convicción moral sólo se la puede enfrentar y, eventualmente vencer, oponiéndole otra convicción moral de fuerza semejante o superior que convoque y movilice a la gente.

Y el Occidente no tiene ninguna causa parecida, entendiendo como causa no un motivo sino una idea o convicción por la que valga le pena pelear.

Nos resta solamente el camino individual y la causa que cada uno de nosotros elija. Yo tengo la fortuna de tener una.


Anónimo dijo...

"Entonces, ¿qué es lo que pretende que haga la Iglesia y el Papa con el Islam de hoy en día?"
Para empezar que deje de fomentar y defender la invasión islámica en Europa a través de la inmigración ilegal masiva, la iglesia católica hace varios años los viene defendiendo públicamente y ahora mas con este papa.

Sine Metu dijo...

Esta noche el padre Pedro habló de cualquier cosa menos de temas ciertamente trascendentes. ¿Será que Bergoglio rajó al arzobispo Mollaghan? No lo sé, pero el silencio me parece sospechoso.

El Enmascarado dijo...

Anónimo 12.54: Tu alternativa ¿cuál sería? ¿Dejarlos ahogarse, tirarlos al mar y que vuelvan nadando o devolverlos expulsados sus países de origen?

Además, ¿por qué te limitás a la inmigración islámica ilegal masiva? Me consta, porque viví en España, que también ilegalmente entran negros africanos cristianos y numerosísimos latinoamericanos que, se presume, muy musulmanes no son? Y te dejaste afuera a los chinos, a los ilegales de Europa del Este que aún no son parte de la Unión Europea.

Fueron los gobiernos europeos de los partidos socialistas, entre los cuales hay ateos y agnósticos a patadas, y los del centro-derecha no católica, que también cuenta con A A en pilas, los que aprobaron las leyes equiparando a los musulmanes (nativos británicos o franceses en su mayoría) con los Occidentales "puros" y bajándese los pantalones frente a las pretensiones de los musulmanes auqnue fueran disparatadas.

¿Quién eliminó de los programas de estudios de las escuelas inglesas cualquier mención al Holocausto judío para no perturbar a los musulmanes? ¿Quién dejó que se formaran Madrasas en su propio país donde los imanes fundamentalistas piden y enseñan la destrucción de Occidente?
¿Quién dejó que entraran turcos a patadas para usarlos como mano de obra barata para trabajos que los europeos no querían realizar porque eran sucios o de bajo prestigio? ¿Quién toleró y fomentó por abajo de la mesa la llegada ilegal a Europa de negros subsaharianos, árabes del Norte de África y pobres latinoamericanos para su contratación en negro bajar los costos durante el boom de la construcción?

¿Fue la Iglesia Católica la responsable de todo eso? No. Fueron los gobiernos "buenistas" sociatas y los de la derecha que querían forrarse sin límite ni riesgo alguno.

Los gobiernos europeos se pasaron por el forro las advertencias de gente inteligente como Oriana Fallaci que les alertó anticipadamente sobre el desastre que se les venía encima.

Así que a joderse ahora, muchachos europeos, el "buenismo" suicida, el disfrute de la comodidad irresponsable y la hijaputez de explotar sin reparo alguno a los negros de cualquier religión, a los árabes y a los latinoamericanos, en algún momento les iba a explotar en la cara. Y ahora hasta inventan cosas para rajar rumanos y búlgaros que son de la Unión Europea, pero no tanto.

A joderse con las incoherencias, si querían mercado ampliado comunitario, ahora bánquense los resultados.

Pero resulta que ahora con la crisis asomaron todos los errores y disparates cometidos de buena o mala fe. What a pity! A llorar a la Iglesia.

Anónimo: Si querés echarle la culpa al Papa es cuestión tuya, pero reitero sus palabras y acciones son absolutamete coherente con su pensamiento desde hace rato.

Por otra parte, ninguno de los Papas modernos, salvo Pío XII y bastante le pegaron los sociatas por eso (y tenían razón), se hizo el boludo frente al exterminio o la guerra ni con el sufrimiento de los miserables africanos.

Como vos bien decís, hace rato que la Iglesia viene "jodiendo" con este tema. ¿Por qué razón iba el Papa Francisco a cambiarlo si la situación continúa y se agrava cada día más?

El Enmascarado dijo...

Caro Sine: si te acordás, el día del famoso telegrama me pregunté si no tendría alguna relación el "ascenso" del Obispo Mollagahan...

Hay que ver si a Monseñor Karcher el Papa le dá en pco tiempo el raje o no. Yo apuesto a que no.

sata dijo...

Enmascarado bien generosa su argumentacion PERO creame q cuesta cambiar el eje del main concept de JN: es un papita amigachero y comodo.

Nose si es lo correcto para un paoa o q, ni idea, solo se q se percibe muuuuy claramente ese "confortably numb" tan lindo y abrigado. Incluso vieron como engordo? Faaaa q rico debe estar todo.
Para q complicarla

El Enmascarado dijo...

sata: su derecho a emitir opinión sobre la que prefiera es indiscutible y yo soy incapaz de coartarlo en ningún sentido.

Pero, ¿realmente cree que es importante el hecho de que el Papa haya engordado?

Al margen de que haya engrosado su pontificia panza con muchas pastas italianas, le hago notar que durante la visita a Israel el Papa se tuvo que poner chaleco antibalas por exigencia innegociable del gobierno israelí, exigencia que me parece absolutamente atinada y correctísima por obvias razones.

Lo demás es su opinión y no me pronuncio.

Saludos y gracias por comentar.

El Enmascarado dijo...

Parece que una de mis críticas a Nielson se ha demostrada acertada.

Me refiero puntualmente a cuando James expresó que el Papa tendría poca influencia en el futuro político argentino, opinión sobre la que manifesté mi total desacuerdo.

Hoy tanto Clarín como Infobae publican declaraciones del Concejal porteño Gustavo Vera sobre la entrevista que mantuvieron él y el Juez Lijo con Francisco el pasado 6 de mayo en reunión privada en el Vaticano.

Según Vera, el Papa le dijo a Vera: "Está bien ser prudentes. Pero si la prudencia se convierte en inacción, eso es cobardía."

Nota completa en: http://www.clarin.com/politica/Papa-prudencia-convierte-inaccion-cobardia_0_1148885167.html

El que quiera entender, que entienda.

Aclaro que, si el Papa no lo autorizó a hacer públicas sus palabras, sería una infidencia imprudente la declaración de Vera.

Faltan datos aún, pero nada es casualidad ni ingenuidad con Bergoglio.

Y Boudou está en el horno del todo con estas palabras papales.

Tha Smilin' Leprechaum dijo...

Estimado Enmascarado: Adhiero a sus reflexiones. Y eso que tengo a Nielson como uno de mis columnistas favoritos. Qué no daría por una laaaarga sobremesa con Usted...

El Enmascarado dijo...

Estimado Smilin: me parecería fantástico conocernos personalmente y estoy a su disposición para compartir una larga charla de sobremesa, pero nos dificulta un poco el que, si mal no recuerdo, Ud. vive en Rosario y yo en Baires.

Ud. sabe que compartimos amigos en Rosario y uno de ellos especialmente viene amenazando con aprovechar algún viaje de trabajo para acá y vernos nuevamente. ¡¡Desde el 2011 que lo dice!!

Como es un profesional y hombre serio, creo que realmente se le complica encontrarnos en los viajes por trabajo.

También tengo clarísimo que, si en lugar de mi jeta, nuestros amigo (y su socio y amigo) se fueran a encontrar con alguna de las Srtas. que puse en otro post, ¡¡¡vendrían al galope y el laburo lo mandarían a la merda!!! ¡Jajaja!

Es innecesario señalarle que lo mismo ocurriría si fuese yo el que viajase a Rosario...

Pero es cuestión de organizarse un poco y podremos seguramente encontrarnos y charlar.

Mis datos los tienen nuestros amigos en común.

Muchas gracias, además, por su comentario.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Y ahora tambien abolicionista. Q grande pancho!

BlogBis dijo...

Tres comentarios.

Primero: "el Occidente actual con sus libertades, derechos y costumbres etc., es producto de la civilización judeo-cristiana-grecolatina. " Enmascarado le pega en el clavo de manera contundente.
El Funfamentalismo Islámico odia lo que Occidente es y lo que Occidente ha llevado al Oriente. Y eso que odia es -esencialmente- cristiano, aunque no necesariametne católico.

segundo: me parece que hay demasiada gente que espera que el Papa se comporte como un político doméstico, se arremangue y se meta en la contienda coyuntural local. Como bien decía Carlos en este sitio, el tipo tiene bigger fish to fry.

Tercero: Habra que organizar en algún momento un BB Global Meeting. Estamos en deuda.

Gus VF dijo...

Mmmmmhh… todo muy interesante, la nota y los comentarios, pero ayer me enteré de la existencia de este libro que espero conseguir, no recuerdo que lo hayamos comentado acá:

https://es-es.facebook.com/pages/Ustashas-el-ej%C3%A9rcito-nazi-de-Per%C3%B3n-y-el-Vaticano/111268535740372

“Ustashas, el ejército nazi de Perón y el Vaticano” de Ignacio Montes de Oca. Absolutamente impresionante, aunque a decir verdad no es más que una versión detallada de lo que me contaba mi padre cuando era yo era un chico. Parece ser un par de vueltas de tuerca más a lo iniciado por Uki Goñi con su “Perón y los alemanes” y “La conexión Odessa”.

Ay Francisco, Francisco… cuánto que tenés para remontar ¿no?

Sergio dijo...

Gus VF , ratifico tu comentario, mi viejo (87) partizano de Tito, guerrero por convicción contra el nazismo, aún vive y dice lo mismo.
El no lo leyó en internet, de hecho no usa internet.
Tiene recuerdos que no están escritos.

El Enmascarado dijo...

Estimado Gus VF: si se fija en mi comentario inicial verá que hice especial hincapié en que Pío XII había sido una excepción respecto a la conducta de los Papas modernos frente a la miseria, el exterminio y la guerra.

No fue por casualidad este comentario, pero no tenía sentido ampliarlo en el contexto de la nota de Nielson que era el objeto de mis críticas.

Para mí, y para mucha gente más, la conducta de Pacelli frente al nazismo fue una canallada absoluta y vergonzosa propia de un antijudío, de un feroz anticomunista que no reparaba en medios o de un neutral (o cobarde) que pensó que era mejor no irritar más a la fiera nazi.

Por otra parte, hubo muchos sacerdotes católicos y pastores protestantes alemanes y austríacos que rechazaron el nazismo y hasta lo denunciaron desde los púlpitos y varios de ellos murieron en campos de concentración una vez iniciada la guerra.

El Papa Francisco no tiene nada que ver con el carácter y la conducta de Pio XII y su única similitud es que ambos fueron elegidos Papa.

No creo que tenga que remontar ninguna cuesta.

El libro de Uki Goño lo leí en cuanto salió a la venta y fue sumamente interesante su lectura, todo lo que narra de la conexión Vaticana con la ruta de escape de SS, y con los croatas ustachas de Perón, parece estar confirmado por otras fuentes.

Dado que el tema le interesa, le marco un detalle del libro de Goñi que es interesante. El irlandés Monseñor O'Flaherty de la Congregación del Santo Oficio vaticana fue el que organizó las rutas de escape de pilotos y oficiales aliados prófugos de la Italia ocupada por los nazis.

La lucha entre O'Flaherty contra el Jefe de la SS en Roma, Ernst Kappler, fue magistralmente narrada en la película Escarlata y Negro donde Gregory Peck interpretó al Monseñor y Christopher Plummen a Kappler.

Lo que la película no dice es que,
erminada la guerra, fue el mismo Monseñor O'Flaherty el que estuvo a cargo de hacer huir de los Aliados a varios nazis, dirigentes fascistas italianos y Ustachas...

Salu2.

Gus VF dijo...

Amigo Enmascarado, pienso que Francisco sí debería remontar la cuesta no tanto por él mismo sino por la institución del que es su máximo representante, y asumir responsablemente el reconocimiento de los hechos históricos en los cuales se la vio involucrada. Pero bueno, quizás lo haga dentro de 400 años, como fue con el caso del pobre Galileo. O quizás me equivoque y lo haga pronto, quién dice.

Y digo suavemente “no tanto por él mismo” porque en realidad tenemos por costumbre aceptada que alguien se identifique como peronista como si eso fuera apenas un dato de ‘color’ como ser hincha de San Lorenzo. Y la verdad es que nada cambiará en Argentina hasta que sus habitantes -pero mucho más aún sus dirigentes políticos y religiosos- no se horroricen y arrepientan de su pasado peronista, una ramificación tardía pero fatal de los peores regímenes totalitarios derrotados en la WWII.

Por supuesto que no desconozco a muchos mártires católicos que cayeron en aquellos años sangrientos, recuerdo en este momento por ej. la vida y obra del padre Joseph Kentenich, el fundador del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, que fuera enviado a los campos de Duchau junto a muchos otros católicos por oponerse al régimen nazi, y que también tuvo que vérselas con el Vaticano de entonces. (Este ateo judeo-cristiano que escribe suele pasear por los jardines de sus Santuarios cuando necesita un poco de paz y silencio).

Bueno, por ahora no tengo más tiempo, un abrazo don Enmas.

El Enmascarado dijo...

Mi querido Gus VF: me temo que la historia de la Iglesia tiene tantas cosas de las que arrepentirse o pedir disculpas en el actual contexto histórico-cultural moderno, que Francisco debería pasarse muchísimo tiempo haciendo mea culpas.

Piense nomás en que el antijudaísmo cristiano es consecuencia de la teoría del Deicidio que, reconozco, no sé bien dónde empezó aunque me imagino que debe haber sido en el Oriente cristiano, tipo Alejandría o Antioquía cuyos Obispos de origen griego eran fanáticos extremistas.

Por eso es que el criminal antijudaismo cristiano debe distinguirse, aunque ambos hayan sido terribles, del de los nazis que no tenía base religiosa alguna sino supuestamente racial con conceptos de razas superiores e inferiores que debían ser exterminadas.

En fin, siga disfrutando de los jardines de los Santuarios de Schoenstatt. Por ahí, Dios hace un milagrito y lo convierte...¡Jajajaja!

Un abrazo fuerte.

Gus VF dijo...

Don Enmas, a estas alturas es más probable que me prenda fuego en uno de esos paseos…
Otro abrazo.