2 de junio de 2014

Abdicación


De casareal.es.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Que viva el Rey Felipe!

(digo, porque seguro que alguno se va a venir con sueños republicanos)

Anónimo dijo...

Y esto le importa a ............ ?_?

BlogBis dijo...

A mi me importa.
Atrás de nuestra tambaleante historia republicana tenemos 300 años de historia común con la España de los Austrias, y la de los Borbones.

No es que particularmente prefiera que siga la monarquía, pero España no se merece un cambio de sistema de rompe y raja, forzado por una crisis económica y disparada por la corruptela de dos o tres parientes.

Anónimo dijo...

Mi aplauso, Rubén.

José Manuel

BlogBis dijo...

Gracias, José Manuel.

Te mando un abrazo, ni devotamente monarquico ni furiosamente republicano, pero especialmente afectuoso.

Jorge dijo...

Esto es como cuando eligen un nuevo Papa. Los ateos se hacen los indiferentes...
Si mañana se muere Fidel o el capitoste de Corea del Norte sí tendría relevancia, y mucha. Y no por eso significa que soy comunista.

El Enmascarado dijo...

Bien dicho, BB, y me sumo a los que también les importa un cambio semejante.

Le guste o no al anónimo, Don Juan Carlos ha sido un personaje muy importante en la historia de los últimos 40 años.

Y su momento de mayor gloria fue cuando frenó el Tejerazo, aunque algunos revisionistas sospechen de su conducta.

Ese día si el Rey hubiera apoyado el golpe, la Transición española se iba al diablo con consecuencias imprevisibles y España podría haber sufrido una catástrofe.

Me gustaba Don Juan Carlos hasta que se mandó el terrible error de su aventura africana justamente el día en que Rajoy anunciaba el mayor ajuste económico de la historia reciente de España.

Don Juan Carlos fue, para mí, el mejor Rey de España desde los tiempos de Carlos III en el siglo XVIII.

Le deseo a Don Felipe lo mejor aunque la tiene difícil a la cosa.

Gus VF dijo...

Totalmente de acuerdo con BB y don Enmas. Aunque parezcan vetustas y fuera de época, las monarquías como la española siguen teniendo su sentido de existir si miramos completa la historia de los países que la tienen: su mayor virtud a mi entender es la continuidad de representación durante los distintos procesos históricos.

Aquí el día que se nos muera Mirtha Legrand no sé lo que nos va a pasar.

Anónimo dijo...

Habrá sido un personaje importante cuando ocurrió lo del "tejerazo", pero qué querés que te diga, después de ver la foto del pobre elefante "valientemente" asesinado por este tipo, me resulta una persona totalmente repugnante.
No nos olvidemos, por otra parte, el escándalo de corrupción que gira alrededor de la corona española.
Así que, nobleza o no, siguen siendo personas factibles de ser deploradas.
Bueno, me despaché.
Emma Peel

Gus VF dijo...

Y sí, Emma, es una lástima que hayan venido volcando tanto últimamente. Andan diciendo en España que hoy es el Día del Elefante.

Miguel dijo...

A mi en cuanto de monarquías hablemos, me gusta la solución a la francesa. Sin su lamentable declinación napoleónica.

Sine Metu dijo...

Miguel, fue todo lo mismo

bluecat dijo...

La monarquía forma parte de sus tradiciones y me parece muy respetable. Mucho mas respetable que una mona que se cree reina o un mono que se cree rey y que les cuestan a sus pueblos muchíííísimo mas caros que la mas cara monarquía europea, no solo en dinero sino también en educación, calidad institucional, calidad de vida y todo lo que han arruinado hace ya tanto tiempo.

El Enmascarado dijo...

Más allá de las razones que haya tenido en consideración Don Juan Carlos para abdicar, creo que España va a pasar un muy fuerte cimbronazo como consecuencia de ello.

La imagen de la monarquía española se vino abajo en picada desde que se destapó, a raíz del inoportunísimo safari africano, el largo vínculo del rey con su amante alemana.

Y se le agregaron los detalles del escándalo de corrupción pura y dura cometido por el yerno real, el marido de la Infanta Cristina, y que ante el avance de la investigación del fiscal fue quedando un tendal de puntos muy poco claros en materia de la eventual complicidad de ella.

Esta caída de imagen se ha visto reflejada en numerosas encuestas y le ha dado aires a los que quieren establecer la III República, mayormente partidos de izquierda dura aunque hay republicanos en el PSOE e, incluso, en el PP.

Cambiar el sistema monárquico al republicano requiere una reforma constitucional que, en mi opinión, sería abrir una olla de grillos en el actual momento político español en que buena parte de los Catalanes desean la independencia, y en el que siguen las fuertes tensiones nacionalistas en el País Vasco y problemas de económicos y de financiamiento en casi todas las Comunidades Autónomas.

No es un tema menor cambiar el sistema de Gobierno de un Estado.
Y encima costaría un vagón de dinero.

Muchos republicanos, como un primo mío que es un feroz liberal antimonárquico, destacan que la Familia Real vive del Erario público, no trabajan y no le aportan nada tangible a España.

Yo no estoy de acuerdo con esa idea, pero como no soy español mi opinión es intrascendente.

Los argentinos hemos vivido desde 1853 en una República fuertemente presidencialista, pero visto lo visto desde 1930 para acá y especialmente desde los mandatos del Él y de la Ella en materia de corrupción, despilfarro, choreo masivo y, encima, mala gestión en todo, les pregunto:

¿No nos habría habría salido muchísimo más rentable y barato tener una Monarquía en serio, con un Juan Carlos, mantenida por el Erario público incluso si el rey se va de putas, tiene safaris o un yerno corrupto?

Al fin y al cabo, el yerno real (y plebeyo) no choreó ni siquiera 1 millón de Euros en total.

Y lo de tener minas es una pavada, ya que al fin y al cabo Don Juan Carlos se manejó muchísimos años con discreción teniendo fatos con mujeres finas e importantes (muchas forradas en guita propia además) y nunca las nombró en un cargo público ni las hizo diputadas ni senadoras.

Las personas bien informadas en España saben que Don Juan Carlos ha hecho negocios propios y que tiene un grupete de amigos que participan en ellos, pero también saben que el Rey ha sido un especialísimo negociador y que ha abierto puertas casi infranqueables permitiendo obtener para España enormes beneficios y mercados externos.

El Rey de España por ser Rey, se ha carteado tratándose de primo (el pariente) con tipos tales como los sucesivos Reyes de Arabia Saudita, los diversos Jeques y Emires, además de sus colegas coronados europeos. Esto nos podrá parecer una imbecilidad a nosotros, vivos republicanos argentinos, pero Feisal le pagó bien a su primo vendiéndole petróleo más barato que a otros Jefes de estado que no le pueden decir primo...

Olegario dijo...

Me resulta muy gracioso ver estos días a tantos argentinos cagarse de risa de los gallegos y su monarquía anacrónica, jugándolas de republicanos superados.

Y después, cuando votan, siempre terminan eligiendo a un peronista.