11 de junio de 2014

Voy a ser tolerante... se lo prometí a Belgrano



Una de los recuerdos más firmes de los 20 de junio (además del frío) era el estentóreo ¡Si, juro! de miles de soldados frente al Monumento. Colimbas de todo el país que venían a prestar juramento a la bandera.
Claro, hace rato que no hay colimbas. Y ya va para dos años que el acto del 20 de junio es "cívico" y ni siquiera tran a un soldado voluntario.
Pero ahora inventaron una jura para los alumnos de escuela. Lástima que la fórmula es una edulcorada pelotudez progre, donde además de decir que se respetará a la bandera y a la república los pibes prometen algo así como "ser tolerantes con la diversidad cultural" o algo parecido. De aquel "defenderla hasta perder la vida" no quedó ni traza.
Para hacer la cosa menos seria (y hasta un poco más circense) la jura la toma un chabón vestido de Belgrano. Una payasada que se completa con un "experto en artes urbanas" que se descuelga con un arnés desde la torre del monumento con una tira de tela con la que junta los colores de la bandera.

Para detalles de esta fiestita, véase.

5 comentarios:

carancho dijo...

La imbecilidad al poder.

Rolando el furioso dijo...

Hace rato ya que los símbolos patrios y las ceremonias solemnes que los involucran dejaron de ser eso, solemnes; ahora todo es un show para la galería financiado con recursos públicos y donde lo que menos importa es el simbolismo. Acá en Chile no hay una ceremonia nacional, aunque sí se realiza permanentemente en los regimientos y unidades militares. Todavía no se prostituye el acto, pero con el actual ministro de defensa y su política inclusiva, capaz que lo saquen de los cuarteles y se lo entreguen a los "movimientos sociales".

Anónimo dijo...

"Those who hammer their guns into plows will plow for those who do not"

Thomas Jefferson

Alecleamas dijo...

¿Todos esto con nuestros impuestos? La pucha, faltó Feto Pis.

El Enmascarado dijo...

BB, a los de mi generación y a los de la tuya nos sangra el alma cuando vemos este tipo de payasadas.

Primero este gobierno jodió con el Dr. Belgrano en lugar de destacar su rol de General, vencedor de Tucumán y Salta, así como y su conducta recta y desinteresada hacia la Patria.

Y ahora muestran su incoherencia de disfrazar un actor para mostrarlo como General con un discurso y juramento progre.

Me dan tanto asco estas cosas como las versiones mamarrachescas del Himno Nacional cantada sin ningún respeto.

No puedo negarlo. Era un momento muy emocionante prestar el juramento de defender la Bandera de la Patria hasta la muerte si fuera preciso.

Y ese ¡¡Sí, Juro!! gritado con toda el alma tenía, entonces, mucho sentido. Éramos jóvenes de 21 años y llenos de ilusiones.

Una lástima enorme me dan los chicos de ahora con esa "promesa" sin ningún compromiso ético ya que la conducta de los mayores no sirve de ejemplo, salvo honradas excepciones.