11 de agosto de 2014

Fukuyama, que pavote

Kurdos yazidis huyendo de las milicias de ISIS

Pobre Francis Fukuyama. Corría 1989 cuando con un optimismo típicamente made in USA vió en el final del mundo soviético que se acababa la oposición entre la libertad y la opresión, entre la democracia y la dictadura estaba finiquitada.
Menos de veinte años después el mundo parece regresado no a una colisión pre soviética, ni siquiera pre napoleónica. Cada vez más parece que aquel diagnóstico de Humberto Eco anunciando la llegada de una Nueva Edad Media se hiciera más concreta. Un diagnóstico del que el propio Eco pareció avergozarse cuando a consecuencia de Glastnost y Perestroika se disolvió el Telón de Acero anunciado por Churchill y en los rincones más recónditos del mundo -salvo dos tres o cuatro "rogue states"- pulularon los hoteles de cadenas  internacionales, los macdonald,  y las hasta entonces ciudades secretas se hicieron atractivos turísticos, desde el Báltico a China.
Pero ya en el 2000, cuando la Gran Madre Rusia parecía bañarse de democracia, ocurrió un episodio que debió servir de advertencia y que sin embargo pasó casi desapercibido: entrando al puerto de Aden un bote se arrimó al USS Cole y detonó una carga conformada junto al casco. La operación fue obra de Al Qaeda que así llevaba su campaña de ataques contra las fuerzas norteamericanas a un nuevo nivel.
El 11 de septiembre hizo visible para las mayorías que aparecía en el mundo algo diferente, pero acostumbrados a las asignaciones de roles holiwwodenses todo pareció centrarse en un supermalo, un enemigo de occidente, la encarnación del mal Osama Bin Laden. Parece que el salafismo, el jihadismo y el evidente reflujo islamista presente por lo menos desde inicios de los 90 no tenía nada que ver.
A 25 años de aquel "Fin de la Historia", parece que la democracia liberal encontró en términos hegelianos un nuevo enemigo antitético. Por ahora la confrontación la están sosteniendo el mismo bloque de siempre, mientras por el lado ruso sueñan con reconstruirse como imperio, creyendo que ellos son el enemigo de Occidente y no otro bocado para la Jihad.
Sin dudas los próximos 10 años van a ser muy interesantes.
Para los que gusten observar estos sucesos va a ser interesante ver cómo se enfrenta la liberalidad del occidente progresista con el rigor fundamentalista de los nuevos guereros del Islam.
Vayan almacenando popcorn. Y los que vivan cerca del antiguo califato, también vayan almacenando armas.

6 comentarios:

Sine Metu dijo...

Una observación:
Para estos tipos no existen plazos.
Nuestros objetivos se ubican dentro de nuestro probable rango de vida. Ponele una generación más para dejarle algo a los hijos. Pero para el Islam no hay plazos.
Ahí está la invasión silenciosa de Europa.
O estos grupos fanáticos que parecen estar más apurados, pero es solo engaño.

Anónimo dijo...

Muy buen artículo Blogbis!
Creo que Fukuyama (al que siempre se lo malentendió interpretando el "fin de la historia" como si ahí se acabara el mundo) veía y ve el mundo desde el siempre optimista american way of life, en el que USA se entiende a si mismo como promotor de la democracia desde 1776.
Y terminados los nazis, terminados los soviéticos, y capitalistizados los chinos, apenas se veían rémoras totalitarias que no merecían ni tenrse en cuenta en Libia, Siria, Korea del Norte, Venezuela, etc.
El asunto es que abajo de la cáscara de democracia esaba levantando presión esto, que como bien dice el comentario anterior es una guerra sin tiempo, contra un occidente que en cambio quiere resultados ya mismo.
Lo que no entendí es la referencia a Humberto Eco, ¿podría ampliarlo?

PABLO

BlogBis dijo...

Pablo, en 1972 o 73 Eco predecía la crisis de la Pax Americana y un colapso de la tecnología que pondría a la sociedad al borde de una nueva Edad Media, con crisis de recursos y la reconstrucción de un esquema feudal.

Veinte años después, cuando al contrario la Pax Americana parecía no enfrentar ninguna amenaza dijo que en su visión de un neo-medioevo había exagerado, y que whisky de por medio podría escribir cualquier cosa.

Me gustaría saber qué opina ahora, cuando lo que escribió en los setentas se hace concretamente palpable.

El Enmascarado dijo...

BB, muy bueno tu post.

Creo que varias veces hemos tratado el tema de la ingenuidad de muchos americanos y europeos que siguen insistiendo en creer que la Democracia y el sistema de valores democráticos de Occidente es un modelo exportable a todo el mundo.

La realidad demuestra exactamente lo contrario especialmente en el África subsahariana, en los países árabes mediterráneos del Norte de África, en Asia en el Golfo Pérsico, China, y en buena parte del resto de Asia, salvo Japón o India, Singapur, Filipinas, Indonesia y Malasia y éstas cuatro últimas con sus especiales características.

Pero me explicaré mejor en un post propio sobre las razones de por qué creo que el modelo democrático no es exportable.

Wilson dijo...

Aguardamos con ansias su post, Don Enmas.

El Enmascarado dijo...

Muchas gracias, amigo Wilson, pero tampoco espere gran cosa ni demasiado científica, será una opinión nada más.

Saludos.