Comentarios recientes

25 de agosto de 2014


Hoy se cumplieron 70 años de la liberación de París.
Tenía pensado escribir algo sobre la operación, iniciada con el desembarco del 6 de junio, sobre la figura del General Leclerc,  que fue el que entró a la ciudad al mando de la 2e DB, formada principalmente por franceses y republicanos españoles,  pero en cambio le voy a dedicar el post a quien hizo posible que la capital francesa fuera tomada prácticamente sin daños, preservando su arquitectura para la posteridad.
Ese personaje es Dietrich Hugo Von Choltitz, que se negó a volar los puentes del Sena y a reducir a la ciudad a escombro, como quería Hitler. A pesar de que las ordenes eran expresas, y que se habían colocado más de 12 toneladas de explosivos en fábricas, monumentos y plantas de bombeo, el Comandante de la Wermach del Gran París nunca transmitió la orden de detonarlas, que recibió en la noche del 24 de agosto. 
Una vez prisonero en Inglaterra, las conversaciones de Von Choltitz y sus compañeros de cautiverio -todos oficiales de alta graduación retenidos en Trent Park, fueron grabadas por la Inteligencia británica. Allí habría dicho una frase que define por qué aquella desobediencia histórica:

"Todos compartimos la culpa. Toleramos todo y  tomamos en serio a los nazis en lugar de decirles al diablo ustedes y todos sus estúpidos sinsentidos. Engañé a mis hombres para que creyeran esa basura. Me siento enormemente avergonzado de mi mismo. Tal vez tenemos más culpa nosotros que esos estúpidos iletrados" 

Muchas veces, el mal ha progresado porque los demás miraron para otro lado. Dietrich al menos -como en las películas- tuvo su oportunidad de redimirse. 

3

carancho dijo...

No conocía la anécdota.
Maravillosa.

BlogBis dijo...

carancho, según parece se habían preparado para volar 40 puentes, la torre Eiffel, Notre Dame, el Louvre, la Sainte Chapelle, etc.

Anónimo dijo...

Buena lectura:
Arde Paris?
de Dominique Lapierre y Larry Collins

 
Cargando...