Comentarios recientes

5 de septiembre de 2014

Luto

Esto es como cuando murió Spinetta. A mí Cerati y su grupo no me movió nunca un pelo.  Tampoco nunca he sido muy fan del rock cantado en español.

Más allá de esto, ni aunque fuera su fan aceptaría que decretar luto nacional por un cantante esté justificado.

Me acuerdo ahora, por dar un ejemplo, de un historiador como Feliz Luna. A él no se lo veló en el edificio de la Legislatura porteña y tampoco se lo honró con ningún luto nacional.

9

carancho dijo...

Bueno, Don Jorge, no vamos a pretender otra cosa de una vieja imbécil, cholula y tilinga, ¿no?
Hablo de la presi, por si no quedò claro.

raúl dijo...

Más allá del mayor o menor respeto que pueda inspirar la muerte de un músico popular, o de un artista de cualquier ramo, esta costumbre de velarlos en el Congreso o en la Legislatura me parece absolutamente desproporcionada. Una demagógica utilización política. Que se los vele, en todo caso, en un teatro o lugar acorde con la actividad que desarrolló. Pero nada sorprende ya en este desquicio en que nos hemos convertido.

Anónimo dijo...

Rául, totalmente de acuerdo con vos.
Emma Peel

Nicolás dijo...

Cerati, él era el que cantaba el Apache Argentino?

Sergio dijo...

Mis preferencias musicales son anteriores por la edad (57) aunque reconozco en Cerati (y Soda en gral.) evolución y modernidad musical y contenidos.
Pero lo que más admiro de esta persona y su grupo es que a pesar de ser muy famosos siempre supieron cuidar muy bien su imagen con sobriedad y estilo.
QEPD.

Frankie DW dijo...

El verdadero gesto de grandeza provino de parte de los familiares de Félix Luna, que cuando apareció la corona con la leyenda "Presidenta Cristina Fernández de Kirchner", la devolvieron de inmediato; igual suerte corrieron otras tantas enviadas por el resto del circo del tuerto. Según parece, detrás de la corona aparecería en un momento 'calculado' el matrimonio 'presidencial' para los pésames; pero si mal no recuerdo, la hija de Luna les mandó a decir con el alcahuete de turno que ni aparezcan por el velatorio.

carancho dijo...

No conocía la anécdota, Frankie.
Impresionante.

Gus VF dijo...

Estimado Jorge, la cuestión es muy subjetiva. En realidad no sé por qué tienen que meterse los gobiernos en estas cosas de “interpretación del sentimiento popular” y decidir por quién hay que llorar o no. Salvo, claro, para hacer sus clásicas demagogias populistas, olvidando y haciendo olvidar que cada uno construye sus propios gustos y valoraciones y elige admirar a los seres excepcionales que los representan. Es evidente que para vos la actividad de un historiador como Feliz (sic) Luna (para mí un gran profesional aunque muchas veces me resultó ambiguo respecto del peronismo, por ej.) es mucho más importante que la de un músico. Como quieras, allá vos, es tu escala. Muchos de los que frecuentan este blog harían un largo duelo por el inventor de alguna pistola, cosa que a mí menefrega, pero los respetaría.

Comparto sí tu indiferencia respecto del rock argentino o en español en general, salvo ocasionales brillos y exceptuando a Spinetta y Cerati que hicieron casi todo bien, a mi entender de viejo músico rocker. Y también comparto que me parecen un despropósito estos velorios en el Congreso o en la Legislatura, me acuerdo de la gorda Carrió diciendo “¡Ni se les ocurra velarme ahí, por Dios, qué cosa horrorosa!!!”

Saludos.

perez dijo...

Raul , en el teatro vamos a velar a nuestra mejor artista presidente.

 
Cargando...