Comentarios recientes

16 de octubre de 2014

Gobierno de dementes


Como dijo Hernán Büchi, “Chile ya perdió”. Y la única forma de enmendar el rumbo es que un gobierno conservador liberal y patriota lo encamine de nuevo a la senda del progreso. Desafortunadamente, tenemos que conformarnos con el gobierno de dementes que intentan realizar por enésima vez la cuadratura del círculo o combinar el agua con el aceite. La Nueva Mayoría no tiene pudor en declararse abiertamente liberticida. ¿Algún columnista de oposición ha usado esa palabra?

 Este gobierno es demente partiendo por el propio Presidente que desea -como recién descubrió el periodista Tomás Mosciatti de la Radio Bio-Bio , continuar y terminar la obra de Allende. Nosotros (Máximo, Despierta Chile, Hermógenes Pérez de Arce, Gonzalo Rojas Sánchez y el grupo católico de derecha Acción Familia, ) ya lo sabíamos. Para eso cuenta con el jurista y asesor Fernando Atria para hacer tener una Constitución Socialista Bolivariana. El mencionado historiador Rojas nos hace ver en una columna lo que piensa el asesor de Bachelet: “Es importante notar que la Constitución del 80 fue hecha para un programa como el de la Nueva Mayoría no pudiera ser realizado”. A lo que pregunta el columnista de derecha:"¿Conoce Atria alguna Constitución que no fije un marco determinado de bienes a los que protege, justamente porque ella quiere “constituir”?".

 Los dos ejes del actual gobierno son supuestamente mejorar la educación y la salud pública, respectivamente. La educación fue la bandera de lucha de los llamados Movimientos Sociales, fachadas del Partido Comunista, que intentaron desestabilizar el gobierno de Piñera, haciendo creer al mundo que el chileno estaba indignado con el modelo económico, los supuestos abusos del algunos , entre otras cosas. El resultado de la elección presidencial del 2013 mostró, por el contrario, que el chileno está conforme con el modelo y que no le interesa el igualitarismo, no los oligopolios que fueron creados durante la ex Concertación, específicamente, en el gobierno del socialista Ricardo Lagos. La coalición demócrata cristiano socialista comunista, la Nueva Mayoría apenas obtuvo un 26% de todo el padrón electoral. Mucho menos de lo que obtuvo Allende. A igual que el gobierno marxista leninista de la Unidad Popular, el oficialismo quiere hacer creer que cuentan con el respaldo ciudadano, pues esta vez la prensa está a su lado.

 Han transcurrido nueve meses desde que asumió Bachelet su segundo mandato, no hemos escuchado ninguna propuesta, ni del ejecutivo, ni de los “expertos”, ni de los políticos que la apoyan sobre mejorar los servicios públicos. Por el contrario, hemos visto que las reformas propuestas pretender acabar con la educación y la salud privada.

 Su ministro de Educación dijo por junio: “Es falso que no estamos haciendo nada por la educación pública”.

 En el parlamento comenzó el debate sobre el fin del lucro, la selección y copago. Ningún de las tres cosas pretende mejorar la educación. Las personas sensatas que hay en este país, que van quedando pocas, sabemos que el lucro no tiene que ver con la calidad de la educación. Con la reforma, los dueños de los colegios particulares subvencionados tendrán que ser vendidos a fundaciones o corporaciones sin fines de lucro o al Estado. La única salida es la rebelión. Más aún, si escuché bien quieren que los apoderados sean los dueños de los colegios. Es natural que los colegios seleccionen, pues naturalmente, cada institución busca un perfil de estudiante que se proyecte hacia fuera. Por eso, es distinto estudiar en un colegio mixto, o de puros hombres o mujeres, o en uno religioso o laico.

 Usando la Ley de Anti discriminación se quieren ir ahora contra los colegios católicos, porque exigen una cuota de incorporación.


En un panel de televisión, donde estaba el sociólogo de la Universidad de Chile, Alberto Mayol se quejaba de que varios militantes de la Democracia Cristiana fuesen sostenedores de colegios particular subvencionado o particulares. ¡Y a él que le importa! Como me gustaría que algunos apoderados de colegios particulares subvencionados le pegaran a este académico. Igualmente, a los tres diputados comunista y al flaite troskista Gabriel Boric. Se creen más inteligentes que los apoderados que prefirieron abandonar la educación municipal por los subvencionados. A raíz de una carta”De emprendedor a delincuente” publicada por un profesor y sostenedor de La Araucanía en ‘El Mercurio de Santiago’, el líder de la Democracia Cristiana, Ignacio Walker dijo que en la Reforma a la Educación se iba garantizar compensar el trabajo realizado, o sea, el lucro. ¡Qué va a garantizar siquiera pudo apoyar a la subsecretaria de Educación recién nombrada, porque tenía algún pariente sostenedor! ¡Qué quite el lucro de la agenda de la Nueva Mayoría, si tiene pantalones.

 

 Me alegro que el fin de semana pasado, la Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados (Confepa), salieran a marchar contra la Reforma Educacional, que pretende acabar con ese tipo de instituciones educativas y obligar a padres meter a sus hijos en la educación municipal, de donde salieron. El lema de la Confepa es Así no la quiero. Mientras tanto, los apoderados de los colegios particulares pagados toman palco, como si el otro no le afectara.

 

 Cuando asumió el actual ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, afirmó : “Voy a hacer una metáfora, que son siempre peligrosas en esto (...) Lo que tenemos actualmente es en una cancha enlozada un competidor corriendo con patines de alta velocidad y otro descalzo. El descalzo es la educación pública. Entonces me dicen, ¿porqué no entrenas más y le das más comida al que va descalzo? Primero tengo que bajar al otro de los patines”. O sea, nivelar a hacia abajo. Esa afirmación apareció el 15 de junio.

 El mismo líder de la DC en otro ámbito fue partidario de la Reforma Tributaria, la cual según él, no iba afectar el crecimiento. La Nueva Mayoría sostenía esto último y que la Reforma la iban a pagar el 20% más rico de la población. Cuando la cosa se puso fea y las exceptivas bajaron, pidió al gobierno medidas que induzcan o del indicio de que la economía está andando. Por eso, anunciaron obras públicas. El dinero que le quitarán a las empresas, ésta la podrían haber invertido en nuevas maquinarias o proyectos, con lo cual generaría empleo. Lo que no entiendo es por qué el comercio detallista se vio afectado. En realidad lo sé. Repitieron hasta el cansancio personas con títulos en el extranjero que sólo los ricos pagarían. Además, están asustados porque ya Chile no es atractivo para los inversionistas. Obvio, si la Nueva Mayoría no cree en la propiedad privada, sino en la propiedad social.

 Sobre lo mismo. El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes dijo que se apoyarían a la pequeña y mediana empresa en el área de la innovación. Sin embargo, la Reforma Tributaria está afectando a éstas. Un empresario de la cerveza artesanal se quejaba de que los iban a ruinar. Un funcionario del Sernac decía lo contrario. Desean ayudarlos a su vez, el Gobierno quiere eliminar el multi rut, crear los grandes sindicatos y como hemos dicho, pone en tela de juicio la propiedad privada.

Y así, el ministro de Hacienda viajo a Londres con el propósito de traer inversionistas. El diario El Cronista del martes 15 de este mes a través de MSN , así titulaba la visita del ministro de Hacienda, Alberto Arenas a Londres con el propósito de traer inversionista, que El Mercurio de Santiago reproduce las diferencias que tuvo el ministro Financial Times: “A Chile le cuesta más conseguir inversiones por su bajo crecimiento”. Según él, la recaudación de impuestos y las reformas estructurales van a “facilitar la recuperación económica”. Y departiendo con los estudiantes London School of Economics dijo que la Reforma Tributaria es para garantizar la gobernabilidad,cosa que vienen diciendo de los noventa: “La Reforma Tributaria da gobernanza para lograr un crecimiento inclusivo”. Si no hay reforma, no el gobierno no puede gobernar, lo que es un disparate. Simple extorsión.


El canciller Heraldo Muñoz aseguró en Estados Unidos junto con Bachelet en una cena con empresarios norteamericanos en Americas Society y Council of the Americas: “Para tener crecimiento sostenido son necesarias reformas sociales”. Quizás le den el Nobel de Economía.

 Lo mismo con la salud. Lo único que hay por la red es que la Nueva Mayoría quiere reformar el sistema de salud privado, no el público. De la ministra de Salud, Helia Molina no hemos escuchado nada sobre mejorar los hospitales públicos, pues lo único que les interesa son las Isapres. Y por tanto, las clínicas privadas. Así, según un diario por julio, “Tesis de que el 7% de la salud no pertenece a las personas se impone en comisión asesora presidencial”. Según lo había manifestado, la nueva directora del servicio estatal de salud (Fonasa), Jaenette Vergara, “no es propiedad de las personas” el dinero que cotizan en el sistema privado de salud. La ministra hace pocos días dijo que no iba expropiar de los cotizantes a la vez que el Presidente, si es que no equivocó envío una ley para crear un fondo en común. ¿A quién creerle? Esta semana la señora Molina dijo que no se iba expropiar.


En el país hay un total de 192 hospitales públicos . ¡Tremendo presupuesto! Para solucionar un problema se tienen dos alternativas: como un todo o el problema se divide en partes. En este caso, si no pueden solucionar los problemas desde el ministerio, lo lógico entonces es que la solución se adecue a cada hospital en particular. No hemos escuchado ninguna de las cosas. ¿Hay alguna solución para el Hospital Doctor Carlos Van Buren de Valparaíso o para el Hospital San Juan de Dios de la capital? Ni siquiera hemos escuchado una propuesta de los médicos parlamentario progresista. A éstos últimos lo único que les ha importado es que la construcción de los hospitales públicos, la hagan los privados a través de concesiones que, por cierto, comenzaron con el socialista Ricardo Lagos. Además se atienden en las clínicas que lucran.

  Tanto en la salud como en la educación la piedra de toque, es que la Constitución protege la propiedad privada. Eso no le gusta a la Nueva Mayoría. Según la Secretaria General del Gobierno, la DC, Ximena Rincón, protege excesivamente.

Tanto en la salud como en la educación la piedra de toque, es que la Constitución protege la propiedad privada. Eso no le gusta aente. No hay que olvidar las palabras del ministro de Educación, de la jefe FONASA y de la Secretaria General del Gobierno, pues eso es lo que pretenden hacer. Las segundas declaraciones carecen de importancia.

 Desean revivir el socialismo transnochado del siglo XX recibiendo los beneficios del capitalismo, lo cual es un contrasentido. No existe el término medio para la defensa de la propiedad privada. Y por tanto, de la libertad.

1

carancho dijo...

El zurdaje latinoamericano parece hecho en serie en la misma máquina.
Y siempre, siempre, nivelando hacia abajo.

 
Cargando...