Comentarios recientes

8 de octubre de 2014

En el medio

Lamento no estar presente en el blog estos días como quisiera.

Justo ahora que Madrid@España es el centro de todas las miradas gracias a la importación del virus de ébola por repatriar un enfermo que se infectó en África.

Parece que la mala manipulación del material de aislamiento tuvo que ver con el primer contagio de ébola fuera del llamado continente negro.

Mientras tanto la izquierda está que trina buscando que esto sea otro Prestige para el PP y la progresía está rabiosa porque las autoridades quieren sacrificar por precaución a la mascota de la infectada (ver aquí).

Lo más lamentable de todo esto es que mientras se hacen masivas peticiones en internet para que no se sacrifique al perro muchos echan espuma por la boca por el hecho de que se haya intentado salvar al  infectado traído a España aduciendo que lo hicieron porque era un cura. He leído en twitter expresiones como "puto cura" haciendo referencia a quien murió y fue incinerado ya hace unos días.

Meanwhile en Noruega repatrian a una cooperante infectada de la misma enfermedad. Pero nadie se quejará ni dirá nada porque es una cooperante.

8

BlogBis dijo...

Yo me hago cruces de pensar sobre la eventual llegada del virus a argentolandia. Veo bastante como se maneja la bioseguridad y como se respetan las normas de trabajo seguro... capaz que salimos campeones y le ganamos al África Occidental.

Max A Secas dijo...

Llega a Buenos Aires y terminamos mudando la capital, posta.

carancho dijo...

Si el ébola llega a Peronia, además de la miseria sanitaria, pensemos en la falta de cloacas y agua potable.
Otra que Liberia...

Sine Metu dijo...

Te acordás de la epidemia de fiebre amarilla?

El Enmascarado dijo...

Jorge, he seguido el caso en los diarios españoles y hablé también con mis primos en Madrid.

Una vez más se confirma mi opinión de que España es Primer Mundo ma non troppo en algunas cosas:

1.- Esta enfermera, y sus compañeros enfermeros, recibió en 20' (MINUTOS) la instrucción acerca del protocolo de seguridad que debía seguirse con el paciente de ébola en el Hospital Carlos III de Madrid.

2.- Cuando terminó su turno, la enfermera se fué de licencia (¡¡¡) y al día siguiente se presentó a rendir examen de oposición (concurso) con otras muchas personas...

3) En su primer consulta médica cuando se sintió mal, la enfermera NO les dijo a los médicos que había estado atendiendo a un enfermo de ébola y tampoco les dijo que padecía de fiebre alta...

4) Cuando empezó a tener síntomas agudos (que se supone debía poder reconocer por ser enfermera del Carlos III) LLAMÓ por teléfono a la Seguridad Social y ellos la derivaron al Hospital de su zona en Alcorcón y NO al Hospital Carlos III que es el único de Madrid que, se creía, contaba con el equipamiento y áreas de aislamiento para atenderla.

Les aclaro a los que no conocen Madrid: imaginen que en Buenos Aires se habilita el Hospital de Clínicas (en beneficio de los rosarinos pongo un ejemplo notorio de Hospital) como único centro de atención del Ébola.

Llama un tipo que vive en Lomas de Zamora o en Olivos describiendo los síntomas de Ébola (fiebre altísima, vómitos y diarreas con sangrado, petequias) y lo derivan ¡¡al hospital zonal más cercano al domicilio!!

5.- La enfermera llega con el nabo de su marido al hospital y avisa a gritos que tiene Ébola y que es enfermera y que se mantengan alejados de ella. (Los recepcionistas y el personal casi entran en pánico)

6.- Los médicos y enfermeras se equipan como pueden para vestirse con trajes aislantes para protegerse y asistirla mientras vienen del Carlos III para evacuarla y, hasta que llegan, el marido de la enfermera ESTA SENTADO EN LA SALA DE ESPERA del Hospital rodeado de gente que iba a tratarse de cualquier cosa.

El tipo que había estado recontraexpuesto a la enfermedad no estuvo aislado hasta que los llevan al Carlos III...

Tienen razón los que quieren colgar a los responsables de la Salud Pública.

Es evidente que el protocolo de seguridad médica para evitar el contagio al personal médico y al público, por completo que sea en los papeles, tuvo una pésima aplicación en cuanto a la capacitación y entrenamiento del personal de enfermería.

La enfermera es, además, un cascote al igual que el salame del marido, pero la responsabilidad principal es de los que la eligieron para participar en un tema tan peligroso y, sobre todo, porque no previeron la vigilancia constante del personal durante el proceso de desinfección del traje de aislamiento y del cambio de ropas que no puede realizarse en soledad.

Tampoco previeron, como sí lo hacen los de Médicos Sin Fronteras, el aislamiento preventivo durante 21 días del personal que estuvo tratando enfermos de Ébola.

El Enmascarado dijo...

Un párrafo aparte merece tu observación de los insultos que se hicieron porque se habían evacuado a los españoles afectados por Ébola porque eran "curas" ya que eran dos religiosos misioneros aunque ninguno era sacerdote sino hermanos de una orden hospitalaria.

En Argentina, también hubo expresiones similares entre los comentaristas de La Nación...

No me sorprende para nada y, como vis decís, me temo que si los enfermos hubieran sido del PSOE o de Izquierda Unida habría habido una movida nacional para evacuarlos o, en caso megativo, le echarían la culpa al PP por su falta de solidaridad humanitaria.

Adoro a los perros, pero la discusión acerca del sacrificio preventivo de la mascota de la enfermera, es idiota y carente de sentido común. Igualito al marido de la enfermera que se ha graduado de gilipollas con honores...

Sine Metu dijo...

¿No será que el estereotipo se asemeja a la realidad?

Anónimo dijo...


Traen a España a una cooperante contagiada del virus del ebola aqui lo advirtieron

 
Cargando...