Comentarios recientes

28 de diciembre de 2014

Ya dejamos de ser una sociedad libre







 Está más claro que el agua que Chile dejó ser una sociedad libre, donde cualquiera persona vive de lo que más les gusta. Para algunos puede ser preparar pan y pasteles, para otro puede tener un restaurante sólo con el único fin de ver a los clientes felices al degustar un rico plato, para otro ser un preparador físico. En fin, todos los oficios que nacen a la división del trabajo. Para otros, su pasión es educar y enseñar, no sólo como profesores en el aula, sino como dueños de los colegios transmitiendo los valores respectivos. Los actuales colegios particulares subvencionados con la Reforma Educacional aprobada en la Cámara de Diputados no les queda otra que vender, pues no serán los dueños, sino otro, que puede ser una fundación o el Estado.

 Las autoridades de la coalición liberticidad llamada Nueva Mayoría o Nueva Minoría o Nueva Mediocridad siguen mintiendo. Basta ver cualquier programa de debate por la televisión, ya sea regionales, ya sea nacionales que los políticos del bloque demócrata cristiano socialista comunista miente, cuando un político de la oposición afirma que con la Reforma los actuales propietarios dejaran de serlos. Lo mismo dijo el Centro de Estudios Públicos (CEP), el think tank de derecha que apoyo a Bachelet en la última contienda presidencial. Los sesudos investigadores del CEP recién se vinieron a dar cuenta que iba a afectar a los sostenedores, aun cuando ellos lo dijeron desde un principio.

  El economista de la Escuela Austríaca Ludwig von Mises definió la economía como la acción humana, de ese modo, cada acto que haga el gobierno en materia económica modificará el actuar de las personas como de las empresas. El ejemplo más evidente es la Reforma Tributaria que junto con la Reforma Constitucional todavía no aprobada, han paralizado las inversiones, disminuido el consumo y el ahorro de las personas. Luego de saquear a estas últimas, los dementes del Gobierno pensaban que todo funcionaría como en estos 23 años. El mismo fenómeno lo vemos con la Reforma Educacional. Hace poco, esto es, el 14 de diciembre los sostenedores de un colegio particular subvencionado de la comuna popular del Gran Santiago, Maipú pusieron un aviso de venta: “SE VENDE COLEGIO particular subvencionado”. : “Sostenedores publican aviso en el diario para vender colegio de Maipú”. Se trata del Liceo Alberto Widmer, cuyo dueño es el profesor César Robeño. ¿Qué tiene de malo que un profesor sea dueño de un colegio, del mismo modo que un médico puede ser dueño de una clínica o de su propio consultorio?


 Según Eduardo Fuentes , profesor del mencionado liceo: “Nunca hemos lucrado, nunca hemos abusado del aporte del Estado. ¡No somos delincuentes! ¿Acaso no tenemos derecho a tener una casa, un auto? ¿Por qué nos han estigmatizado?” Me acordé que el senador Carlos Montes propuso no publicar los resultados de la prueba SIMCE, acusó sin fundamento y pruebas que los sostenedores han abusado del aporte estatal. ¿Cuáles fueron los colegios?

 Añadió: “La reforma no asegura poder mantener el proyecto educacional a largo plazo. El proyecto de reforma educacional no tiene pies ni cabeza. No considera la calidad”.

 A propósito de sostenedores, es frecuente escuchar como si fuese malo o un pésimo modelo que la empresaria viñamarina gastronómica conocida como ‘La Cuca’ abrió un colegio, pues su marido, que es profesor no era bueno para los negocios. Es bueno para educar. Hay que recordar que los comunista abrieron un colegio, donde estudió la actual diputada de ese partido Camila Vallejo, en tiempos del Gobierno Militar. Nadie cuestiona la calidad de la educación donde estudió la diputada comunista.

 En la misma fecha en que apareció el aviso de venta del colegio, el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, quien desea nivelar hacia abajo en reunión con los sostenedores, les aseguro que no serán propietarios, sino van a continuar recibiendo una “remuneración como gestores. Esto es igual a la Alemania Nazi, donde el dueño de las empresas era el Estado, y los propietarios eran nominalmente los jefes. Ese es el sueño del progresío demócrata cristiano socialista.. Agrego la siguiente tontera: “la remuneración del trabajo no ha sido nunca lucro;”. Si éste es la paga por un trabajo. Por tanto, todos los que trabajan lucran. Esa es la manera, además, que tiene que justificar los millonarios sueldos de los ministros, el presidente y los parlamentarios. ¿Recuerdan la carta que escribió el líder de la Democracia Cristiana al sostenedor de La Araucanía? “A don José Luis Velasco, emprendedor y sostenedor privado, le quiero decir que lo felicito, y le puedo asegurar a él y a quienes como él se la juegan por la educación como sostenedores privados, que van a seguir haciendo lo mismo, e incluso mejor. Habemos quienes en el Parlamento nos vamos a asegurar de que así ocurra”. De propietarios a gestores, de jefes a empleados. Los Demócratas Cristianos Walker, Gutemberg Martínez, Andrés Zaldívar y la ex ministra de Educación, Mariana Aylwin pesan menos que un paquete de cabritas. ¿En qué quedó la promesa ante don José Luis Velasco? En nada. Lo que aprueben en el senado será lo peor.



 Napoleón Hill, autor del célebre libro ‘Piense y Hágase Rico’-cuyo mentor fue nada menos que el magnate del acero Andrew Carnegie en el capítulo dedicado a la imaginación- nos cuenta la historia de un proyecto educativo en una sociedad libre.. En efecto, muestra la aplicación de la frase “donde hay una voluntad, hay un camino” para contarnos la historia del educador y clérigo Frank W. Gunsaulus. Cuando estudiaba en la universidad, Gunsaulus se dio cuenta, según refiere Hill, que el sistema educativo tenía muchos defectos, y que él podría corregir siendo director de una institución. Así, “Su deseo más profundo era convertirse en director de una institución educativa en la que enseñara a los jóvenes a “aprender con la práctica””. Desde luego nos quería usar los métodos ortodoxos de educación. Dicho modernamente, quería innovar. Ahora bien, para llevar a cabo su proyecto necesitaba un millón de dólares.


Luego de casi dos años de estar orando e imaginado, sintiendo que ya tenía el millón, decidió actuar. Anunció por los periódicos su sermón “Qué haría si tuviera un millón de dólares”. Hizo el sermón y se le acercó un señor, que dijo:”Reverendo, me ha gustado mucho su sermón. Creo que puede hacer todo lo que ha dicho si tuviera un millón de dólares. Para demostrarle que os creo a usted y su sermón, si mañana por la mañana viene a mi oficina le daré el millón de dólares. Mi nombres es Phillip D. Armour”.

 Así nació el Armour Institute of Technology de la ciudad de Chicago. Una bonita y ejemplar historia.



Los dueños de los colegios particulares subvencionados chilenos son educadores y profesores como el clérigo Frank W. Gunsaulus. No desean, por cierto, aprovecharse de los apoderados ni los alumnos.


Cuando fui hacer las compras navideñas el martes 23, me alegre al ver el siguiente titular en la portada en ‘El Mercurio de Valparaíso’: “Sostenedores amenazan con tomarse los colegios si se aprueba la reforma”. Asimismo, el medio informaba que el diputado de la UDI, Osvaldo Urrutia apoyaba a los sostenedores. Y que la Secretaria Ministerial de Educación de la V Región, la profesora en lenguaje (castellano), la demócrata cristiana Javiera Serrano rechazaba la medida, quien, por cierto, trabajo durante largos años en un colegio particular subvencionado. Su último trabajo fue en la vicerectoría académica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV).


Mientras termino de escribir este post, me entero que la presidente de la CONFEPA, Erika Muñoz pernoctando 24 horas frente a La Moneda en esta Navidad esperando que el Presidente Bachelet, los recibiera . A los únicos que recibió fue a los graduados de las Academias de Guerra y Politécnicas de las Fuerzas Armadas. El empoderamiento ciudadano sólo vale a las personas que crean conflictos artificiales como los llamados Movimientos Sociales, fachadas del Partido Comunista, que llevaron por segunda vez a Bachelet al gobierno.


 El Presidente de la República manifestó que primero, según su intuición femenina, se debió partir con la Reforma Educacional, que genera rechazo en la ciudadanía antes que con la Reforma Tributaria, que también fue rechazada por los comunes de este país. Está en empeñada en llevar a cabo la Reforma Constitucional. El país no necesita esas reformas. El orden de los factores no altera el resultado. ¿Cuál es el producto de los factores? El desastre. Da lo mismo por cual hubiesen empezado, pues la Nueva Mayoría todavía no se convence de que son minorías.

  Evidentemente, tanto el Presidente como los políticos e intelectuales de la coalición que la apoya desprecian a los comunes, del mismo manera que lo hizo el rey Jacobo I y su hijo Carlos I de Inglaterra. Más bien, son la copia exacta. Lo que digan los sostenedores de los colegios particulares subvencionados como los apoderados no les importa. Bachelet actúa como el Protector en la distopía Nosotros, ella es la más sabia entre los sabios. La historia del mencionado rey Carlos I es por todos conocidas, que por despreciar a los comunes perdió la cabeza y el trono. Pero eso es otro post.

2

carancho dijo...

Interesantísimo, Javier.
Demoledor el último párrafo.
Saludos.

Javier Bazán Aguirre dijo...

Gracias.
saludos.

 
Cargando...