Comentarios recientes

19 de febrero de 2015

De tal palo a tal astilla







 




Viendo un comentario en el noticiero de MSN sobre el Nueragate, las personas ligadas al oficialismo gobernante quieren volver al Pentagate. En efecto, un forista decía más o menos así: “Ya se hizo el negocio, volvamos al caso Penta”. Al hijo de Michelle Bachelet, Sebastián Dávalos habría que acusarlo de violar la igualdad ante ley y por discriminar o segregar al resto de los clientes del Banco Chile. Además de la codicia.

 Los chilenos nos equivocamos al acusar al ex presidente, Sebastián Piñera con el mote El Lobo de Wall Street como lo señalo un diario Izquierdista, por sus negocios turbios desde sus comienzos con las tarjetas de crédito hasta los que realizo durante su mandato apelando a terceros. El ex militante de Renovación Nacional que destruyó a la derecha chilena con el comentario ‘cómplices pasivos’ siempre ha actuado ha escondida, si se trata de los negocios. No juega limpio. Tampoco en la político. Ahora estamos interesados en los negocios. El verdadero Lobo de Wall Street es el Master en Ciencia Política, Sebastián Dávalos, quien aprovechando el apoyo que le brindo el hombre más rico de país, Andrónico Luksic, pues él junto con los grandes banqueros y del multi gremial Sofofa (Sociedad de Fomento Fabril) financió a Bachelet, tuvo acceso a él por la puerta ancha. Los grandes empresarios.

 El día en que renunció a su cargo de “Primer Damo”, el ex ministro de Bachelet de su primer gobierno, Sergio Bitar sostuvo: “Espero que Dávalos perciba el daño al Gobierno y a la Nueva Mayoría, y espero que renuncie”. Esas palabras estaban puestas en la columna izquierda de la primera plana y no en la columna central.


El Superintendente de Bancos afirmó “no ha detectado infracciones legales” al crédito por $6.500 millones de pesos otorgados a la empresa Caval Limitada. Este funcionario es designado por el Presidente de la República.

 En el momento en que renunció Sebastián Dávalos, la empresa Caval gana $2.500 millones de pesos. Cuando se inició la transacción, en la cabaña que está en el lago Caburga, estaban los tres protagonistas: Bachelet, Natalia Compagnon y el hijo.


El diario de Cristián Edwards, El Mercurio de Santiago también sostuvo que la “Escritura de compraventa del terreno en Machalí se firmó un día antes de la transacción saliese a la luz pública”. Por el titular que apareció apenas se supo la noticia, se puede inferir que Luskic le daba el crédito, si ganaba Bachelet: “Banco de los Luksic otorga crédito por 6500 millones a nuera de Bachelet un día después de ganar la elección”.

La actual mandataria tiene tres ministros que trabajaron en las empresas de Luksic. Si él no hubiera financiado a la ayudante del FPMR, Dávalos no habría pedido una conversación con Andrónico.

 Es peor que Piñera, porque lo hizo a luz pública. El gobierno durante toda la semana defendió a Sebastián Dávalos, arguyendo que fue legal y que no hubo aprovechamiento de fondos públicos. Sin embargo, lo que se perdió fueron las formas. Si las formas no le interesan a la Nueva Mayoría. Basta ver cómo va vestido el diputado de Revolución Democrática, Gabriel Boric. En el homenaje al escritor Pedro Lemebel, se le ve pantalones y las mangas de camisa remangada. ¿Cómo alguien así le va preocupar la educación? No ha sido pasado a la comisión del congreso que se encarga de velar por las buenas costumbres de los parlamentarios, entre ellas ir conforme a la etiqueta. Puesto que el hijo de Bachelet hacía el papel de la Primera Dama, salió a colación el famoso adagio popular: “La mujer de césar no sólo debe serlo sino parecerlo”.

 Los estudiantes de MBA a lo largo del país estarán más envidiosos del nuevo hombre de negocios que forjó Dávalos. Cómo su negocio sólo es comparable cuando el joven Bill Gates le ofreció a IBM un sistema operativo que no tenía. Estoy seguro que las siguientes Escuelas de Negocios le van a pedir charlas: la Universidad Adolfo Ibañez, La Universidad Católica de Santiago, La Universidad del Desarrollo y la Universidad de los Andes. Los directores de esa escuelas se lo van pelear. En una de esas, quizás salve a la Pontificia de la capital de expropiación con sus manejos. Más aún, este año lo van invitar a Icare o Casa de Piedra colocándolo al lado de esos expertos o gurúes en negocios norteamericanos: Michael E. Porter, Tom Peters, Gary S. Becker, Gary Hamel, Stephen R. Covey, el multimillonario inglés Richard Branson, entre otros. La revista Capital lo va a calificar “el hombre del momento” y a su mujer, Natalia Compagnon, la revista Paula la va designar “la empresaria del año”.

 Fue legal, más irregular.

 Ya sea que no dé explicaciones o que dé Michelle Bachelet, va ir picada. Si dice “Paso” como ocurrió en una entrevista, está perdida.

 Hasta el diario izquierdista New York Times se escandalizó con el negocio de Dávalos, que puso las siguientes palabras : “la controversia puede dañar la imagen de Bachelet, debido a que ella ha promovido la lucha contra la inequidad". Si equidad significa repartir cada uno misma proporción, entonces, habría por criticar el sueldo millonario que recibe el mandatario y su jubilación, la cual en sí, es un insulto al sueldo promedio de los chilenos. Este diario se preocupa de la imagen, igualmente el senador opositor Juan Manuel Ossandón y varios políticos de la Nueva Mayoría salieron a defender la imagen, como si fuera importante. El senador de Renovación Nacional dijo: "Dávalos no calcula el daño de imagen que le provoca a la Presidenta y al país". ¡Qué me interesa la imagen de alguien que desea quitarnos las libertades!

   

 El hijo es copia de la madre. Después de todo, está ese video de Bachelet sacándose fotos para la campaña presidencial 2013 , donde la no médico dice: “Usar delantal blanco en Chile es Grito y Plata! ”. Luego se pone a bailar. El progresismo, la Iglesia Católica y la masonería tienden a mezclar equidad con igualitarismo, como si fuesen lo mismo.

 El año pasado, el Contralor de la República, Ramiro Mendoza señaló para disgusto del oficialismo, que las políticas públicas que convino la ex Concertación y la Alianza de Derecha para la Alta Dirección Publica no había servido nada, pues la coalición Demócrata Cristiano Socialista había colocado a parientes. Los concursos públicos eran, simplemente, parte del espectáculo.

 Se dice ahora que Dávalos Bachelet pertenece al 1% más rico de la población con el negocio que hizo con su esposa. Con todo, hay que decir que ya el presidente ya pertenecía al 1% más rico del país al juntar los sueldos que recibió de ministra, el sueldo de Presidente de la República, el sueldo por ser ex mandataria. Y por último, su sueldo del cargo ONU-Mujer. Todo a costa de doña Juanita que tiene una panadería y de don Juan que posee una franquicia de una marca importante. Y así todas esas pequeñas y medianas empresas. Los mismo que vociferan contra la desigualdad de ingresos, son los mismos que se llenan los bolsillos con sueldos que no encontrarían en el mundo privado, a menos que fuese millonario o multimillonarios. Los mismos que denunciaron el abuso de las grandes empresas en el gobierno de Piñera, son los mismos que ordeñan a la pymes que hay a lo largo del país.


La fortuna de Bachelet es de $ 958.836.852 antes de su segundo mandato.

 El bloguero Ciro Cárdenas  del blog Libertad o Socialismo escribe primero a propósito de Michelle Bachelet: “Recuerden que fue ministra y que en esa calidad cobró sobresueldos ilegales y que, más encima, nunca fueron declarados al SII ni pagó el respectivo impuesto a la renta que pagan todos los chilenos”.

 Luego Ciro hace el siguiente alcance: “Cuando tuvo que declarar patrimonio e intereses antes de su primer período, me llamó la atención que hubiera acumulado activos por dos millones de dólares de la época, un llamativo capital para una persona que tuvo escaso trabajo remunerado y cero actividad comercial o empresaria conocida”.

  Ahora bien, sobre cómo el hijo entró a la administración pública dice algo parecido que uno ha leído en sitios web: “Fue ella la que inició a su hijo en el negocio cuando lo metió a la Dirección de Comercio Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores, siendo —aparentemente— un recién egresado de la Universidad Central en una especialidad que no pega ni junta con la de ese departamento”.

 Agrega: “Y él no fue el único favorecido con el empujoncito de mamá. Cuando estalló el escándalo de las asesorías brujas con las que se remuneraba la nomenclatura UP/DC en el servicio de Gendarmería, se supo que su hermana estudiante figuraba también en la nómina de esos "asesores"”.

 Cuando asumió Bachelet en su primer mandato, tomo un vuelo que lo llevo a Asia, específicamente a Tailandia y Malasia ,. Realizó 11 viajes a esa región entre el 2006 y 2007 en representación del Estado de Chile. Apenas 10 meses después de trabajar en la Dirección General de Relaciones Económicas.

 Asimismo, en los dos primeros años paso en comisión servicio en el extranjero, donde realizó 11 viajes a 6 países: Japón, Suiza, Tailandia, Argentina, Malasia y Vietnam. Por esos viajes recibió en viáticos 17 mil 868 dólares. Casi 10 millones de pesos.

 Al destaparse el tráfico de influencia, acceso información privilegiada y el abuso de poder por el Nueragate también ha salido a la luz el nepotismo que ha reinado en estos 25 años.

1

carancho dijo...

Muy completo, Javier.
Gracias.

 
Cargando...