Comentarios recientes

20 de mayo de 2015

Combatiendo la entropía (artículos traducidos)

En estos días de locura y barbarie epidémica en todo el mundo, que dan para leer una y mil veces aquel poema "The Second Coming" de Yeats ("(...) Things fall apart, the centre cannot hold / Mere anarchy is loosed upon the world (...)"), me crucé con un par de artículos de Richard Fernandez en PJ Media al respecto. Arrancan con lo que está pasando con el ISIS y de ahí hace algunas construcciones que se podrán discutir o tildar de alarmistas y/o pasadas de rosca, pero que por lo menos vale la pena leer porque como mínimo, hay que reconocer que el mundo entero está cada día más enfermo.

Como de costumbre, van los dos traducidos de la lengua de Chékspier al castilla, y puestos uno detrás del otro porque vale la pena leerlos en conjunto.

Saludos y disfrútenlos.
* * * * * * * * * *


Combatiendo la Entropía
Por Richard Fernandez

La mayoría de nosotros hemos visto películas en las que una misteriosa amenaza ataca a una comunidad que no sospecha nada. Puede tratarse de vampiros saqueando un pueblo en Alaska o una entidad amorfa devorando un pueblo. Típicamente los defensores, que están confiados al principio, pierden rápidamente las esperanzas cuando se dan cuenta de que las armas de fuego de la policía tienen escaso efecto en las criaturas. Con ese descubrimiento los personajes pasan de la complacencia a la desesperación en pocos minutos de cinta hasta que los acosados sobrevivientes se ven forzados por la desesperación a probar una teoría delirante formulada por un demente que tiene una peculiar perspicacia respecto de la naturaleza de los monstruos

A veces la vida real se parece a una película de terror, como en la presente situación en la que los Estados westfalianos descubren para su sorpresa que las balas asesinas de Estados que tienen en su arsenal no pueden matar al extremismo islámico. Quizás el epítome de tales armas sea el drone capaz de lanzar misiles de precisión o su equivalente, el equipo de asalto de fuerzas especiales dirigido por la brujería de inteligencia de señales de la NSA. Esta fuerza dirigida es como el relámpago de Zeus; es inconcebiblemente potente, casi inimaginablemente efectiva. Seguramente tal cosa puede destruir aquello contra lo que el presidente de los Estados Unidos decide apuntarla.

Los Estados Unidos han matado a Saddam Hussein, a Abu Mussab Al-Zarqawi, y a Osama bin Laden. Fueron cruciales en la muerte de Imad Mughniyad. Abu Bakr al-Baghdadi, el actual líder del ISIS, probablemente yace lisiado en alguna casa segura sin poder volver a caminar debido a los efectos de un ataque aéreo lanzado el 18 de marzo de 2015. Y ahora un equipo de operaciones especiales de los EE.UU. ha matado al siguiente de la lista, el jefe del negocio de tráfico de petróleo de ISIS, su "gerente financiero", un tunecino con el nombre de guerra "Abu Sayyaf".

Un funcionario norteamericano con conocimiento directo de la inteligencia y de la operación terrestre describió a Sayyaf como "gerente financiero de todo ISIS con experiencia en petróleo y gas" quien tuvo un creciente rol en las operaciones, la planificación y las comunicaciones. 
Ahora tenemos resmas enteras de datos acerca de cómo ISIS opera, se comunica y gana su dinero", el funcionario le dijo a CNN, en referencia a algunos de los elementos de comunicaciones, tales como computadoras, capturados durante la incursión.

Ahora que los EEUU han baleado el cuerpo, la cabeza y la billetera, seguramente todo lo que queda es ver morir a ISIS. El secretario de Defensa Ashton Carter cree que le han infligido un severo golpe. Pero hay otros que no están seguros: "Michael Weiss, autor de 'ISIS: Dentro del Ejército del Terror", dijo que Abu Sayyaf era en gran medida desconocido para los observadores cercanos de la organización." Matarlo no la lastimará más de lo que ya ha sido lastimada antes.


Weiss dijo que es escéptico acerca de que los EE.UU. arriesguen vidas para capturar a la cabeza de las operaciones petroleras de ISIS. El ISIS no ha conseguido fondos significativos de los campos petroleros capturados desde que los bombarderos norteamericanos comenzaron a atacar su infraestructura, dijo. 
Un vocero del Pentágono confirmó en febrero que el petróleo ya no es más una fuente principal de ingresos para ISIS. 
Puede ser que no haya sido el blanco primario de esta operación", dijo Weiss. "Los EE.UU. podrían haber estado tratando de matar o capturar a un líder de mayor importancia del ISIS que se creía que estaba en la misma ubicación. Pero tiene sentido exagerar la prominencia de Abu Sayyaf después del hecho dado que las vidas de los soldados norteamericanos estuvieron en juego aquí.

Pero como el monstruo de la película, ha recibido "¡tres mil millones de electrovoltios de energía y sigue acercándose!" ¿Por qué ninguno de los anteriores golpes duros ha detenido a ISIS o a cualquiera de los grupos rebeldes afiliados? ¿Por qué el organismo jihadista es inexplicablemente resistente a las perturbaciones de liderazgo, sean causadas por ataques con drones o por la labor asesina de rivales de otras facciones? ¿Cómo puede resistir contra el relámpago del Olimpo? Esta es una pregunta importante para responder.

Es resistente porque no es un Estado.

No, no está compuesto de "material nuclear sólido". Pero a diferencia de un Estado, encabezado por un Emperador del Japón o un Führer, la militancia islámica tiene la aparente habilidad de reconfigurarse a sí misma al vuelo; de extraer energía de catástrofes que deslegitimarían a instituciones estatales ordinarias. El escenario rebelde sirio es un ejemplo ilustrativo. Es una constelación de grupos que se fusionan y se separan con nombres fantasiosos tales como "Defensores de Jerusalén", "Caballeros de la Justicia", "Escudos de la Revolución", "Legión Sham", "Caballeros de Constantinopla" y "Volcán del Éufrates". Es una Legión del Mal ordinaria.

En este medio ambiente, un Al-Qaeda dañado evoluciona para convertirse en ISIS o engendra un al-Nusrah, como una hidra a la que le brotan cabezas o el agua que se abre camino en una pendiente. Los grupos están constantemente dividiéndose, consolidándose y capturándose unos a otros. En vez de morir bajo los golpes de la administración, el organismo colectivo muta; ya ha adquirido la inquietante capacidad de involucrarse en tácticas de "frente unido" con gobiernos y grupos armados rivales en Irak y Siria.

Según Waleed Rikab, un antiguo capitán en la unidad de inteligencia 8200 de la Fuerza de Defensa de Israel y jefe del Departamento de Investigación Estratégica de la empresa de inteligencia online Terrogence, le explicó a Business Insider, Jabhat al-Nusra ha pacientemente entrampado a sus competidores más seculares dentro de la oposición siria.
Hacen las cosas de una manera inclusiva. Están efectivamente haciendo lo que bin Laden recomendó: convertirse en una insurgencia que realmente está incrustada dentro de una lucha local", dijo Rikab. 
En un informe reciente que Rikab compartió con Business Insider, él registró cómo Nusra se ha estado aprovechando de otros grupos de oposición y de la guerra civil siria de manera más general. 
El grupo parece haberse reinventado a sí mismo, recuperándose de tiempos más duros en los que estaba eclipsado por Estado Islámico", escribe Rikab. 
Remarca que Nusra "se ha embarcado en la implementación de un modelo inclusivo para conducir la actividad jihadista, que está demostrando ser exitoso sin alienar a las poblaciones locales o a otras facciones rebeldes" y que "parece ser más exitoso que nunca en la colaboración con otros grupos rebeldes y en la ejecución de operaciones conjuntas". 
El grupo es efectivo en el campo de batalla, pero han tenido el cuidado de distinguirse del ISIS, incluso cuando ambos están hechos de la misma tela ideológica.

Es impresionante, considerando que Obama ni siquiera puede lograr que sus aliados asistan a una cumbre en Camp David.

Parte de la razón por la cual las balas mataestados de Obama no sirven es porque están diseñadas para matar algo que ISIS no es. El error es instintivo. Referirse a Abu Sayyaf como un "gerente financiero" o el "ministro de petróleo" de ISIS es un ejemplo concreto. No es nada por el estilo. El hombre probablemente no sea más que un contrabandista de fronteras glorificado. Mike Giglio de Buzzfeed describió el negocio del contrabando de petróleo en la frontera sirio-turca en gran detalle. Para ISIS es un negocio de un millón de dólares al día en el mejor de los casos, realizado con barriles, latas de plástico transportadas en camionetas y pick-ups o bombeada por oleoductos clandestinos a Turquía. En la escala de los asuntos mundiales, un millón de dólares diarios apenas llega a ser una operación petrolera mayor; es algo más apropiado para un gangster turco que para un magnate de la energía. Y sin embargo pensamos en él como un "ministro" porque los ministros no pueden pensar de otra manera.

Pero los no-Estados pueden operar con cambio y calderilla, y Obama no logra comprenderlo del todo. Las ciudades, las burocracias elaboradas, las constituciones, toda la parafernalia de un Estado westfaliano que Obama aprecia, son irrelevancias para las organizaciones como el ISIS. Armin Rosen destaca que Abu Bakr al-Baghdadi se estaba escondiendo en una aldea rústica en Irak con menos de 5.000 habitantes. Cuando el presidente Obama describió al ISIS como un "equipo de las inferiores", estaba siendo completamente sincero, incapaz de imaginar cómo un montón de barbudos con unas pocas camionetas serían capaces de resistirse al poder de Aquel Que Pasea en el Fuerza Aérea Uno y que Baila con las Estrellas, y cometiendo el clásico error de imaginar con el espejo.

Los no-Estados tienen diferentes necesidades y vulnerabilidades que los Estados westfalianos. Una analista que entiende esto es la ex analista de inteligencia del Ejército Jessica Lewis McFate, quien escribe: "ISIS es un rompe-Estados". No prospera con la jerarquía o el orden o las cumbres de la ONU. Prospera con el caos. Ella explica que la unidad básica de control jihadista es el territorio conquistado, que no es lo mismo que el territorio de un Estado. El territorio conquistado es la área actualmente disponible para el saqueo y puede cambiar según lo impongan las necesidades. Tales oportunidades se presentan únicamente en un colapso.

El control de las ciudades... no es, sin embargo, la medida por la cual se debe medir la derrota de la fuerza combatiente de ISIS. 
La habilidad de ISIS de continuar siendo un grupo violento, aunque con una imagen distinta, ya ha sido demostrada, dada la casi derrota de su predecesora AQI en 2008 y su resurgimiento sobre... un vasto dominio a través de Irak y Siria. 
En esta forma sumamente peligrosa, ISIS es un contra-Estado, un rompe-Estados que puede reclamar un nuevo dominio y nuevas fronteras después de capturar por la fuerza ciudades a través de varios estados, un precedente moderno inaceptable.

A pesar de su nombre, ISIS no vive para convertirse en un Estado westfaliano. Por el contrario, vive de destrozar Estados westfalianos. Obtiene su energía de los espasmos de un país moribundo: de rescates, saqueos, extorsión, contrabando, tráfico de personas, violaciones y pillaje. Es así que la decisión de Obama de desmantelar la hegemonía norteamericana en Medio Oriente, sin importar sus méritos, ha tenido el desafortunado efecto secundario de incrementar la entropía. Eso, sumado a las inimaginables consecuencias de la Primavera Árabe, ha sobrealimentado el auge de organizaciones similares a ISIS.

Alimentó a la bestia con un inmenso ingreso de caos y rápidamente, le dio otro impulso. Envíen a Arabia Saudita a cazarlo con su corrupto e incompetente ejército. ¿Qué podría salir mal?

Los jihadistas están tan gordos de combustible que apenas pueden masticar el banquete. Uno sólo podría imaginar lo que sucederá cuando la Jihad ingiera a un país regional mayor, los Estados del Golfo ricos en petróleo, incluyendo a Arabia Saudita. Se parecerá a Libia, sólo que mucho más grande. Cuando la Jihad se coma a Arabia Saudita brillará como una nova a partir de los nutrientes de una Casa de Saud en colapso. Y después apuntará a Europa. Ya está sobre la mesa. Los periodistas empiezan gradualmente a percibir que la oleada de migrantes a Europa no es más que otra rama recaudadora de la Jihad.

Grupos extremistas como Estado Islámico embolsan millones de dólares con el tráfico de personas desde Medio Oriente y África a Europa, reveló un reciente informe, agregando que unos 170.000 refugiados viajaron por mar a Europa en 2014. Frontex, la organización de vigilancia fronteriza de la Unión Europea, predice que el número será mayor este año. 
Funcionarios de África y de la Unión Europea han estado tratando de hallar maneras de prevenir la migración ilegal. The Guardian informó que Europa tiene planes para destrozar las redes libias de tráfico mediante el uso del poder militar.

Está sobre la mesa porque Europa es donde estará el botín después de que Medio Oriente y el Norte de África hayan sido exprimidos. La clave para entender la invulnerabilidad del extremismo islámico respecto de las balas ordinarias westfalianas es comprender que es algo parecido a una forma de vida, que no existe en el nivel del Estado, sino en pequeños grupos y clanes. Es autoorganizado, "disparado por fluctuaciones al azar que son amplificadas por retroalimentaciones positivas. La organización resultante es completamente descentralizada o distribuida a través de todos los componentes del sistema. Como tal, es típicamente muy robusta y capaz de sobrevivir y reparar por su propia cuenta daños o perturbaciones sustanciales.”

Para sobrevivir necesita una fuente constante de energía exterior para mantenerla funcionando y esa percepción es probablemente la razón por la cual Ashton Carter y las fuerzas armadas norteamericanas trataron de eliminar a su "ministro de petróleo", con la esperanza de que la pérdida le quitara energía al igual que un inhibidor de angiogénesis. Sin embargo, es poco probable que matar o capturar a Abu Sayyaf logre por sí mismo causar grandes daños al ISIS. Necesitamos otra clase de rayo para ponerle un coto, pero eso es para otro post.


Combatiendo la Entropía, Parte II

La razón por la cual la prensa ha estado tratando de arrinconar a los entrevistados para que "admitan" que George Bush se equivocó al derrocar a Saddam Hussein es la necesidad de asegurarse a sí mismos que la catástrofe en Medio Oriente no es realmente culpa suya. La necesidad constante de que se le diga a uno que no es por culpa suya es una forma de negación. Mientras más seguros estén de su torpeza, más necesitarán decirse a sí mismos que los sonidos que están escuchando no son las pisadas de la perdición.

Porque la alternativa es admitir la verdad y aceptar que para revertir la ola, el progresismo occidental del siglo XX tiene que morir o reformarse a sí mismo de manera radical. Ninguna de las personas que han construido credenciales mediáticas políticas y del establishment quieren escuchar eso, pero de todos modos...

Putin está preparando una nueva ofensiva en el verano. Adén está bajo asedio. Siria ha vuelto a usar armas químicas y la junta editorial del Christian Science Monitor dice que es hora de aceptar que muy pronto el país implotará. China está abriéndose paso a empujones en el Mar del Sur de China. ISIS ha puesto en desbandada a las fuerzas de seguridad en Ramadi, que están huyendo en desorden y dejando grandes cantidades de armas provistas por los EE.UU. para inundar los arsenales de la Jihad, según informa Hugh Naylor del Washington Post.

La caída de Ramadi representó una enorme victoria para Estado Islámico y un profundo golpe para el gobierno iraquí respaldado por los EE.UU., conducido por el primer ministro Haidar al-Abadi, y su campaña militar para expulsar al grupo extremista del país desgarrado por la guerra. Apenas 24 horas antes, Bagdad anunció que se habían despachado refuerzos militares para defender la ciudad, capital de la provincia más grande de Irak, contra un brutal asalto que comenzó el martes. 
Pero para el domingo, incluso los caminos hacia Bagdad, a ochenta millas al este, parecían ser vulnerables al avance militante. 
"Ramadi ha caído", Muhammad Haimour, un vocero del gobernador de Anbar, le dijo a Associated Press. "La ciudad fue completamente capturada... fue un deterioro gradual. Las fuerzas armadas están huyendo.”

El problema no son estas cosas en sí mismas sino el hecho de que nadie en el establishment parece entender cómo reaccionar a ellas y a otros desafíos. Tal como están las cosas, nadie sabe dónde acabará esta retirada. A pesar de sus bravatas exteriores, el progresismo norteamericano debe sospechar que bien podría terminar, al menos políticamente, en la redacción del New York Times.

ISIS se está adaptando muy rápidamente mientras el progresismo no se ajusta en absoluto. Al igual que la necesidad de recibir reaseguros sobre Irak, mientras menos exitosos resulten ser sus proyectos, más se ven forzados a repetirllos. Incluso ahora deben simular que el presidente Obama no le ha entregado todo a Irán en sus negociaciones nucleares. Pero vamos, saben que eso fue lo que hizo.

El último post de Belmont Club preguntó: ¿qué puede derrotar a ISIS? La respuesta es una civilización capaz de adaptarse más rápidamente que él; que pueda capturar energía libre más rápido que los actuales amos de la Jihad; una sociedad que pueda tomar la iniciativa y no conformarse simplemente con "liderar desde atrás" de manera reactiva. Eso elimina la ideología del status quo occidental, basada en la ideología socialista de la década de 1930, de la competencia. Eso jamás cambiará.

Sin embargo la única manera de sobrevivir a los desafíos de los años venideros es cambiar el status quo político existente. La buena noticia es que el cambio sucederá sin importar lo que pase. La mala noticia es que la izquierda, por ser la más movilizada, será la que probablemente lo inicie.

El mecanismo clásico izquierdista de defensa contra una amenaza es metamorfosearse en fascismo. Es altamente probable que conforme Occidente se vea presionado en Europa Oriental, Asia y Medio Oriente, la ideología del status quo se vuelva cada vez más represiva. Esto es probablemente inevitable. Pero es lo que vendrá después del eventual colapso del fascismo progresista lo que o salve al mundo o lo ahogue bajo la marea creciente de la barbarie. La fase que siga al colapso del fascismo occidental tenderá hacia una nueva "edad oscura" o conducirá a una nueva era de prosperidad y creatividad.

Por lo tanto el conjunto de soluciones consiste de aquellas acciones que maximizarán la salida de la fase fascista en las mejores condiciones posibles.

En los próximos años los partidos políticos de Europa Occidental y de los Estados Unidos tomarán medidas drásticas y duras en un esfuerzo para preservarse a sí mismos. Tratarán de resolver la cuadratura del círculo e improvisar un guiso de Frankenstein de corrección política, represión, disfunción y contemporización. Fracasará a lo grande, y cuando lo haga, se llevará con él al progresismo del siglo XX al basurero.

El desafío puesto ante las personas comunes y corrientes es unirse a acciones que ayuden a Europa y a América del Norte a abrirse paso a través de este inminente episodio de psicosis. Por lo general, se pueden ensayar tres salidas para sobrevivir a la locura:

  • Reformando al sistema mediante acciones políticas periódicas de manera similar a la forma en que los británicos pasaron del absolutismo a una monarquía constitucional. El viejo sistema se reemplaza a sí mismo con partes nuevas en un proceso más o menos pacífico
  • Creando "monasterios" de supervivencia mediante la creación de grupos de afinidad que preserven la cultura, la tecnología y los valores de su hundimiento bajo la ola de caos;
  • Huída a la frontera. Crear tecnología que permita a algunas personas escapar físicamente o ponerle un coto a la barbarie.

La reforma del sistema mediante la acción política es probablemente la respuesta más obvia y la que las personas emplearán más frecuentemente. Significa involucrarse en interacciones ingratas y frecuentemente infructuosas con la clase política generalmente deshonesta, pero si bien jamás proporcionará tanto cambio como uno imagina, jamás será completamente infructuosa. Consigue algo. Queda por verse si lo puede lograr a un grado suficiente como para permitirnos evitar la crisis por completo. Pero debería intentarse.

La creación de monasterios de pensamiento significa la plena amplificación del modelo de redes sociales mediante la creación en los grupos de afinidad de reemplazos para el Estado Westfaliano. Ya está sucediendo. Los ministerios de salud cristianos, los esfuerzos de educación en el hogar, los seguros contra secuestros y rescates, las universidades independientes e incluso las monedas locales son todos ejemplos prácticos de reemplazos limitados para el Estado que ya existen. Son los contenedores monásticos del mundo moderno.

Por ejemplo, el New York Post describe cómo Eva Moskowitz ayudó a miles de chicos a "escapar de las escuelas públicas" hacia sus Academias del Éxito en donde a los niños se les enseñan ciencias, matemática, físicas, programación con lenguajes de computación y a jugar al ajedrez. Uno puede pensar en numerosas instituciones similares. De la misma manera en que los monjes irlandeses salvaron el conocimiento occidental de los piratas y saqueadores, una vez más la preservación está en manos de monjes de nuestro tiempo.

La técnica del monasterio suele pasar desapercibida pero está más difundida de lo que creemos. En Irak o en cualquier otra área desgarrada por el conflicto, los grupos de afinidad (como por ejemplo los kurdos), las milicias tribales, el comercio por el trueque y los métodos informales de gobierno emergen espontáneamente para suplantar al Estado. Durante la Segunda Guerra Mundial en Europa surgieron instituciones similares. Los Estados Unidos, debido a su diseño federal, están en muchas maneras diseñados para operar en un nivel subsidiario. Si la acción política no es lo tuyo, intenta ser un monje moderno. En última instancia incluso las hordas mongolas fueron repelidas por tercos miembros de tribus o bandas de familias que plantaban resistencia en colinas empinadas.

El último método, la huida hacia la frontera, depende del hecho de que la tecnología disruptiva ha tenido un papel fundamental en la supervivencia humana. Es la antítesis creativa de la barbarie. El dominio de la navegación, la Revolución Verde, el descubrimiento de los antibióticos, la revolución informática, fueron en última instancia las maneras en las que la humanidad contuvo la demencia de los gobernantes y atravesó el valle de la sombra de la muerte. La robótica, la nanotecnología, las nuevas tecnologías energéticas e incluso el viaje a otros planetas podrían tener un papel igual de decisivo en el futuro.

Las personas siempre han huido hacia la frontera en tiempos problemáticos. Aún cuando al mundo ya no le queden fronteras nuevas sobre su superficie, todavía existen fronteras interiores y, desde luego, el cosmos.

La situación no es desesperada, ni siquiera es tenebrosa. No en el sentido histórico, de todos modos. Conviértete en una de estas tres cosas: políticamente involucrado, un monje o un hombre de la frontera, y tendrás algún reaseguro de que estarás contribuyendo a la supervivencia de tus hijos. Haz cualquiera de estas cosas y ayudarás a construir una civilización que pueda ganarle en evolución al ISIS o, de no lograrlo, dejar atrás esta vieja y triste Tierra y apuntar a las estrellas.

Tan sólo no te conviertas en algo parecido a los escritorzuelos y celebridades del progresismo que dan saltitos por nuestras pantallas. Ellos son el pasado. Dejémoslos ahí.


3

Gus VF dijo...

Tan interesante como inquietante. Gracias Mayor por la traducción!

Andy dijo...

Decime si no estoy loca, pero ¿no es casi el mismo accionar de la guerrilla y subversion marxistas en la Latinoamerica de los sesenta y setenta? No es como si la misma criatura hubiera salido del mismo laboratorio?

El Enmascarado dijo...

Mayor, muy buenos artículos con interesantes conclusiones y perspectivas, pero el fracaso militar en frenar al ISIS desde el aire antes de que tomase Ramadi y Palmira no es casual, creo, sino parte de la estrategia medio suicida de los chiítas iraquíes y de Obama en Siria.

 
Cargando...