Comentarios recientes

25 de junio de 2015

Destruir las Naciones Unidas







 El último viaje de Michelle Bachelet a Europa, en particular a Francia e Italia da para escribir muchos post. Sabemos que fue al Viejo Continente atraer inversiones, porque el país no crece como la Nueva Mayoría creía primero con la Reforma Tributaria y luego con la Reforma Laboral y el cambio a la Constitución, que resguarda la propiedad privada. Si los empresarios chilenos no invierten, menos invertirán los empresarios extranjeros, pues el sueño de la coalición oficialista es, pues, despojar a los chilenos de todo. Lo único que impide eso, es la Constitución de 1980.

 Bachelet estuvo en la sede la FAO. Durante su primer gobierno en el 2009 esa institución la premió con la medalla Ceres destinada a quienes se destacan en la solución de problemas relacionados con el aumento de la producción de alimentos y en la solidaridad con los millones de personas que sufren hambre”. ¿Alguien conoce sus propuestas?


 En realidad, quien debió haber recibido esa medalla es, pues, el doctor Fernando Mockeberg, quien creó el Inta (Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos)en la Universidad de Chile, en tiempos de la UP y la Corporación de la Nutrición Infantil Conin sin fines de lucro durante el Gobierno Militar. El mencionado médico creo 33 centros capacitados para hospitalizar y tratar a 50 lactantes. Hasta el 2001, la corporación había tratado a más de 100 mil lactantes. “Esto influyó directamente en el notable descenso de la mortalidad infantil, observada entre 1970 y 2000”.


 Ella en esa ocasión dijo:Chile redujo la prevalencia de la subalimentación de un 9% en los años 90 a menos de un 5% en 2011-2013. Estamos orgullosos de este gran avance y muy conscientes de que debemos aplicarnos en erradicar ese 5%, que como todos sabemos no es sólo una cifra, sino que representa a hombres, mujeres y niños que no cuentan con lo mínimo necesario para su sustento cotidiano”.

 El año pasado la FAO en Chile de nuevo premio a Bachelet. El ministro de agricultura, Carlos Furche sostuvo que “A mediados del siglo pasado había casi un 40% de chilenos desnutridos, ante lo que el gobierno puso en marcha varias políticas y ejes”."Estamos arando" le dijo la mosca al buey.

 En esta segunda oportunidad Bachelet dijo que desde 1996 el país ha avanzado desde la alimentación básica y la subalimentación. No se quiere acordar de la Unidad Popular, donde no había alimentos como en Venezuela actualmente. Si ella y las personas de la Izquierda chilena no acabaron con el flagelo que tenía el país hace más de cuarenta años, esto es, la desnutrición infantil, sino el Gobierno Militar. El problema actual del país es la obesidad infantil. Como de costumbre, a la mandataria le encanta mezclar varios conceptos a la vez: "Hemos asumido como una prioridad del Estado la lucha contra la desigualdad, el hambre, la pobreza y la injusticia".

 Luego dijo: "Los resultados de nuestra política están a la vista". Como todo hubiese dependido de las políticas de Estado y no del sistema económico. El paciente mérito que recibe la mujer indigna. Ella atribuyéndose méritos de otros.


 Sin embargo, antes había dicho que el objetivo de la ONU es reducir la subalimentación para el 2015. Esto último me lleva a una política que contradice a esa burocracia internacional.


Para Christiana Figueres, Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), el problema es que hay muchas personas en La Tierra. La funcionaria dijo: “Debemos hacer todo lo posible para despoblar el planeta”. Desde luego, que ella se excluye de quitarse la vida por las buenas o por las malas con tal de salvar el planeta.
 ¿En qué quedamos: acabar con el hambre o con la humanidad?
Además, cuando lee la declaración mencionada, uno se pregunta si esta señora es humana o pertenece a otra raza que siempre ha despreciado la humanidad.

 Sostuvo que el objetivo CMNUCC de este año es acabar con el capitalismo. Y pasar a “una completa transformación de la estructura económica del mundo”. La retroexcavadora de la Nueva Mayoría está en consonancia con la ONU.

 Igualmente ha sostenido que una dictadura al estilo Chino es la mejor forma de combatir el cambio climático que el sistema constitucional de los Estados Unidos. ¿Qué les parece?

 Asimismo, Figueres es partidaria de las políticas chinas como abortos forzados, el infanticidio y la esterilización obligatoria tal como se hace en China. Cabe señalar que esos actos están penalizados desde el Juicio de Nüremberg.


 Ahora bien, según el principal asesor del primer ministro Australiano, Maurice Newman , la ONU está usando el ardid del cambio climático para fundar un gobierno autoritario y acabar con la democracia. Agregó: “Es un secreto bien guardado, pero el 95 por ciento de los modelos climáticos nos dicen que está demostrado el vínculo entre las emisiones humanas de CO2 y el calentamiento global catastrófico, después de casi dos décadas de estancamiento de temperatura, están equivocados”.

  Bachelet que estuvo en cargo ONU-Mujer podría explicar si comparte las políticas de extermino que tiene en mente esa organización internacional, y si es partidaria de una dictadura comunista a nivel mundial. Quizás responda: “Acabemos con esta lesera”.

 Cuando el Presidente de la República estuvo en esa burocracia internacional que tanto le gusta al progresismo Occidental, entre otras, como la Cepal, la OEA, me pregunté qué pensaba la FAO de lo que ocurría en Venezuela. A Michelle Bachelet  le parece horroroso que esté lleno un almacén con productos, pues lo “normal”, es el racionamiento y las colas. Al poco tiempo tuve la respuesta a través del periodista Andrés Oppenheimer, quien escribió el artículo “El escandaloso premio a Venezuela”.

 Según el periodista argentino, “Parece un chiste, pero no lo es: Venezuela, un país con una alarmante escasez de alimentos, donde la gente tiene que hacer largas colas para encontrar leche, harina o carne, acaba de recibir un premio de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO) por sus supuestos logros en la lucha contra el hambre”.

 La agencia de la ONU premio a 72 países entre los cuales estaba Chile, Brasil, República Dominicana, Argentina, Nicaragua y Perú, entre otros.

Según cuenta Oppenheimer, los argentinos serios se murieron de la risa al ver que premiaba a su país. En una entrevista telefónica que le hizo al director de estadísticas de la FAO, Pietro Gennari, éste le respondió “Basamos nuestros cálculos en los datos proporcionados por los países, y por sus oficinas nacionales de estadística”. Y agrego: “Estas estimaciones a veces son un poco viejas. No podemos tener en cuenta los últimos acontecimientos en cada país”.

 El futuro de la humanidad y de las libertades pasa por destruir a la ONU.

3

carancho dijo...

Qué nota interesante. Y completa, como siempre.
Gracias, Javier.

Rolando el furioso dijo...

Y pensar que cuando fue creada, su fin era representar a los paises que lucharon por defender la libertad. Y ahora, sus funcionarios pregonan terminar con la libertad para preservar la igualdad.

Javier Bazán Aguirre dijo...

Rolando:
Haría una salvedad, si le hubiese importado la libertad, no hubiera permitido dictaduras comunistas en la organización.

Más que la igualdad es la ecología.

 
Cargando...