Comentarios recientes

29 de noviembre de 2015

Propuesta numismática

Ya que anda en boga el tema de reconocer que el billete de mayor denominación apenas alcanza para comprar una picada y que por lo tanto es necesario romper el tabú idiota del kirchnerato sobre billetes de más de 100 pesos, y como obviamente iba a saltar el tema de cuáles caras adornarían los nuevos billetes, me puse a pensar en cómo rediseñaría yo las monedas y billetes del país, si me estuviera dado hacerlo.

Así que, sin más preámbulos, acá va.

Para empezar, creo que hay que eliminar las caras en los billetes. Creo que existe demasiado rencor en la sociedad como para impedir la tentación de consagrar a los propios y destronar a los otros en el papel moneda; el último intento de acercar posiciones y de lograr una convivencia medianamente sensata de íconos nacionales en los billetes fue con el peso convertible, en donde el nacionalista tuvo que aceptar a Mitre y Roca mientras que el liberal tuvo que hacer de tripas corazón y bancar a Rosas en el billete de 20. Ese intento aguantó hasta que llegó la quetejedi y nos metió primero a la bastarda de don Duarte y luego al pañal de Bonafini en donde iba Roca, y después al Gaucho Rivero en lugar del Cuyano Alborotador, y si ella hubiera podido, nos habría infligido la estampa narigona y virola de Él hasta en el papel higiénico.

Entonces, nada de jetas en el papel moneda.

¿Qué propongo a cambio? Que en el lado de los billetes donde están las caras, aparezcan paisajes y tesoros naturales del país, algo que me parece bastante neutro y poco susceptible de iniciar debates traumáticos.

Del otro lado, tal como vienen apareciendo hasta ahora, habría grandes monumentos y construcciones del país, con un agregado particular: el texto de ciertos artículos de la Constitución que nunca está de más tener presentes para evitar malestares. Así que, como un ejercicio para fomentar la conciencia cívica, estarían los textos de esos artículos para que al menos Doña Rosa se interiorice de ellos mientras revuelve la billetera para pagar las compras de la semana. Algunos pueden ser demasiado largos, así que habría que implementar algún tijeretazo, aunque preferiría que no para que no se preste a arbitrariedades.

Por último, y como creo que la Argentina debería conservar la actual denominación de la moneda y no enviar al peso que supimos conseguir al desván de fracasos donde fueron a parar el peso moneda nacional, el peso Ley 18.188, el peso argentino y el austral, haría algunos ajustes para reconocer de una vez por todas que la inflación nos tapó y que los valores de los billetes quedaron un tanto desactualizados.

En ese sentido, eliminaría los billetes de 2 y 5 pesos y los reemplazaría definitivamente por monedas, al tiempo que sumaría billetes de 200, 500 y 1000 pesos para no terminar ahogados con los de 100 o ir por la vida con carritos repletos de papel pintado como hacían los alemanes de entreguerras con sus Reichsmarks.

Dicho todo eso, va mi propuesta de cómo quedarían los billetes.



  • Billete de 10 pesos: en el anverso, Puente del Inca; en el reverso, el Palacio de San José y el texto del Artículo 1 de la Constitución ("La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa republicana federal, según la establece la presente Constitución.")
  • Billete de 20 pesos: en el anverso, las Cataratas del Iguazú; en el reverso, el Palacio del Congreso y el texto del Artículo 14 de la Constitución ("Todos los habitantes de la Nación gozan de los siguientes derechos conforme a las leyes que reglamenten su ejercicio; a saber: de trabajar y ejercer toda industria lícita; de navegar y comerciar; de peticionar a las autoridades; de entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino; de publicar sus ideas por la prensa sin censura previa; de usar y disponer de su propiedad; de asociarse con fines útiles; de profesar libremente su culto; de enseñar y aprender.")
  • Billete de 50 pesos: en el anverso, el Cerro de los Siete Colores de Purmamarca; en el reverso, o el Monumento a los Caídos en Malvinas o el Cementerio de Darwin, y el texto del Artículo 21 de la Constitución ("Todo ciudadano argentino está obligado a armarse en defensa de la patria y de esta Constitución, conforme a las leyes que al efecto dicte el Congreso y a los decretos del Ejecutivo nacional. Los ciudadanos por naturalización son libres de prestar o no este servicio por el término de diez años contados desde el día en que obtengan su carta de ciudadanía.")
  • Billete de 100 pesos: en el anverso, el Aconcagua; en el reverso, el Palacio de Tribunales y el texto del Artículo 18 de la Constitución ("Ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales, o sacado de los jueces designados por la ley antes del hecho de la causa. Nadie puede ser obligado a declarar contra sí mismo; ni arrestado sino en virtud de orden escrita de autoridad competente. Es inviolable la defensa en juicio de la persona y de los derechos. El domicilio es inviolable, como también la correspondencia epistolar y los papeles privados; y una ley determinará en qué casos y con qué justificativos podrá procederse a su allanamiento y ocupación. Quedan abolidos para siempre la pena de muerte por causas políticas, toda especie de tormento y los azotes. Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija, hará responsable al juez que la autorice.")
  • Billete de 200 pesos: en el anverso, Ischigualasto (el Valle de la Luna); en el reverso, el Monumento a la Bandera y el texto de los Artículos 121, 122 y 129 de la Constitución ("Las provincias conservan todo el poder no delegado por esta Constitución al Gobierno federal, y el que expresamente se hayan reservado por pactos especiales al tiempo de su incorporación", "Se dan sus propias instituciones locales y se rigen por ellas. Eligen sus gobernadores, sus legisladores y demás funcionarios de provincia, sin intervención del Gobierno federal" y "La ciudad de Buenos Aires tendrá un régimen de Gobierno autónomo con facultades propias de legislación y jurisdicción, y su jefe de gobierno será elegido directamente por el pueblo de la ciudad." respectivamente.)
  • Billete de 500 pesos: en el anverso, el Glaciar Perito Moreno; en el reverso, la Casa Rosada y el texto del Artículo 29 de la Constitución ("El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la patria.").
  • Billete de 1.000 pesos: en el anverso, el Lago Nahuel Huapi; en el reverso, la Plaza de Mayo y el texto del Artículo 16 de la Constitución ("La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento: no hay en ella fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley, y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas.")


Eso sí, soy demasiado choto como para dibujar cómo quedarían esos billetes.

En cuanto a las monedas, creo que la inflación ya hizo que las monedas de 5 y 10 centavos quedaran bastante inútiles, así que las eliminaría del repertorio al tiempo que sumaría definitivamente la moneda de 2 pesos y agregaría una de 5. Aunque parezca que me estoy desdiciendo de lo que dije arriba, en las monedas sí pondría efigies de próceres, aunque sólo dos que creo que no se prestarían a mucha discusión.

De esta manera, las monedas quedarían así: 

  • Moneda de 25 centavos: tal como está ahora, con el Cabildo de Buenos Aires.
  • Moneda de 50 centavos: tal como está ahora, con la Casa de Tucumán.
  • Moneda de 1 peso: tal como está ahora, con la Primera Moneda Patria.
  • Moneda de 2 pesos: la efigie de José de San Martín. Si hace falta poner alguna frase, bien podría ir aquella de “Cuando la patria esta en peligro, todo esta permitido, excepto, no defenderla.
  • Moneda de 5 pesos: la efigie de Manuel Belgrano. Si hace falta poner alguna frase, bien podría ir aquella de "Cuán execrable es el ultrajar la dignidad de los pueblos violando su Constitución."

Y así concluyo con este delirio gratuito. ¿Qué les parece? ¿Opiniones? ¿Sugerencias? ¿Puteadas?


7

Sine Metu dijo...

Hoy me dieron un billete de 50 con las malvinas en el super y pensaba justamente lo mismo. Nada de caras, pero claro, tampoco territorios extranjeros ni en litigio para no exacerbar los ánimos.

Gus VF dijo...

Habría estado bueno que Cristina hubiese acuñado una moneda con su propia efigie, para que cuando esté presa y haciendo trabajos forzados un día reciba un mísero jornal y tenga que decir “pensar que esta moneda la hice acuñar yo misma cuando era Presidenta de todos y todas”.

(Soñar no cuesta nada…)

Anónimo dijo...

Los articulos de la constitucion no hace falta limitarse a uno fijo por denominacion, se pueden hacer muchas variantes del mismo billete con diferentes articulos.

Beto dijo...

Lo que vos queres es un billete como el Euro.

El Euro tiene estilos arquitectonicos de diferentes epocas.

Adelante son portales y atras puentes, mas el mapa de Europa.

Pero tambien podes hacer como el viejo marco aleman, que tenia las caras de cientificos, musicos y escritores y atras del billete un objeto relacionado al trabajo de la figura.

Eso si, lo unico que pido si van a ser nuevos billetes, es que sean de buena calidad y con sistemas modernos de seguridad contra la falsificacion.

Saludos

Beto

carancho dijo...

Excelente idea, Mayor.
Sería bueno que llegara a oídos de aquellos que deciden.

Rolando el furioso dijo...

Acá en Chile tenemos monedas de $1 (que casi no se usan), de $5,$10,$50, $100 y $500. Los billetes son de $1.000, $2.000, $5.000, $10.000y $20.000. Auqnue como va la cosa,no me sorprendería que se emita una moneda de $1.000, con la imagen del chileno del siglo.

BlogBis dijo...

Don Rolando, y ese chileno vendría a ser el de las gafas astilladas??

 
Cargando...