Comentarios recientes

23 de enero de 2016

¿Las reformas afectarán a los órganos sensibles o no del país?







 Según el ingeniero civil y ex asesor de la Nueva Mayoría en el ministerio de Hacienda, Arturo Cinfuentes, Chile se jodió por los próximos diez años”. Más aún, había dicho, que “en medio del camino del desarrollo, Chile se extravió en la selva oscura”.

 Por otro lado, según el escritor Roberto Ampuero, lo peor de este Gobierno es que “no solo perjudica a los chilenos durante su administración, porque perjudica a los chilenos que vienen”.

 Para el investigador del Centro de Estudios Públicos (CEP), el think tank de los oligopolios y que han levantado al joven político de la extrema Izquierda, Giorgio Jackson, David Gallagher sostuvo “Con lo sucedido este año no puedo sino creer que la Presidenta es el chófer de la retroexcavadora”. No son los únicos que se han dado cuenta. Según el destacado economista y filosofo liberal francés, Guy Sorman, Y, fuera de que en el contexto latinoamericano puede ser diferente, Chile ya no es percibido como el país amigable que era para empresarios locales y extranjeros”.


 Una caricatura que hacen algunos intelectuales de Izquierda a la Derecha chilena, es que a ésta solamente le preocupa el orden y la propiedad. Eso es lo que piensa el profesor de Derecho y columnista, Agustín Squella. Pues bien, sostiene el Sorman en la entrevista que le hacen que “En Chile un principio básico y uno de los más importantes es la estabilidad”. Eso es lo justamente desprecian los progresistas chilenos, como si la estabilidad y el orden fuesen atributos cavernarios. Desde luego, que cuando se ponen en entredicho las instituciones, la clase política y el propio Presidente de la República, ahí vemos que los mismo que abominan la estabilidad, hacen a un llamado a la prudencia, ya que el sistema político se puede desestabilizar. Lo hemos visto a raíz de los casos Penta, Caval y SQM. La propia Izquierda llama a la estabilidad política para diferenciarla de la económica.

  Ahora bien, la inestabilidad para invertir en Chile se debe a “que los tributos y la regulación se han vuelto impredecibles.” Ejemplo de ello, es el cambio que le hicieron a la DL 600 que venía de 1974, con lo cual ahora el gobierno de turno puede cambiar las reglas cada cuatro años. Un robo legal.

 Luego el periodista le pregunta “¿Qué tan inestable es percibido Chile?” Guy Sorman responde: “Lo suficiente como para preocuparse, porque las consecuencias ya son visibles. La inversión se está desacelerando, al igual que el crecimiento”. Agrega: “De todas maneras se percibe que los inversionistas están un poco más reacios y que Chile ya no es un modelo económico para el resto de Latinoamérica”. A principios de los noventa éramos el modelo de América Latina, tan así que las reformas que hicieron los militares fueron copiadas. Los políticos de la ex Concertación les gustaba que los felicitarán en el extranjero, mientras al mismo tiempo se sentían culposos por meros administradores del modelo de los “Chicago Boy”, hasta que llego la Nueva Mayoría con su Revolución. No quieren ser administradores.

  El Programa de Bachelet era traernos de vuelta América Latina. El filósofo francés dice: “Ahora, la presidenta Bachelet está trayendo de vuelta a Chile a Sudamérica, así que ¡Bienvenido de regreso a Latinoamérica!”. Guy Sorman nos hace ver cuál es la diferencia entre el modelo estadounidense y América. ¿Cuál será la diferencia? “Chile el modelo nunca fue América Latina, sino Estados Unidos, mirando sus reglas, legislación y predictibilidad”. Por eso es fácil prosperar en el país del norte y hacerse rico en una generación. Los Padres Fundadores eran conservadores que detestaban la anarquía como asimismo el Gobierno. Cuando estaba en boga el comunismo, era típico escuchar o leer por boca de escritores de Izquierda la siguiente frase que se le atribuye a Porfirio Díaz Mori y vale para América Latina: “Pobre México, tan lejos Dios y tan cerca de Estados Unidos”. El otro es el responsable de nuestros infortunios, y no nosotros. Simplemente, hay que seguir sus reglas, legislación y asegurar que el entorno estará igual que el día anterior. Es muy modesta esa tarea para nuestros políticos, pues éstos les gusta ser como el Demiurgo platónico. Un buen ejemplo, es el socialista Ricardo Lagos y, naturalmente, los revolucionarios.

  Para Sorman es importante no mezclar la política y la economía: “Es importante no politizar demasiado la economía, porque el problema surge justamente cuando se mezcla política y economía”. Lamento decirle, pues eso es lo que paso en Chile. De allí que se haya desplazado al ministro de Hacienda tal como decía un columnista de Izquierda a modo de orgullos, de allí que dijeran que hablar de crecimiento eran cosas de neoliberales, de allí el principal obstáculo de la Nueva Mayoría es la Constitución que resguarda la propiedad privada. Proteger ésta última es una fantasía fascista pinochetista neoliberal. La Izquierda se cree que está en los sesenta del siglo pasado, peor aún entre los más jóvenes de ese sector.

 ¿Cuáles eran las ventajas que tenía el país? “En este contexto, la ventaja comparativa de Chile eran dos cosas: empresas, incluyendo pequeñas, de orientación a las exportaciones y su estabilidad y predictibilidad, que es justamente lo que está en entredicho en estos momentos”.

¿Cuáles son los obstáculos del país, según Sorman? “Uno es que la competencia interna es muy limitada, el mercado local está muy regulado por lo que resulta difícil entrar. Si quieres empezar un emprendimiento en Chile o una compañía pequeña es muy difícil conseguir financiamiento o cualquier tipo de apoyo. Así, el número de empresas y emprendimientos en el país es muy reducido. El segundo problema es que la mitad de la población vive en la pobreza. El mercado, que ya es pequeño, se reduce porque no todos están realmente en el mercado. La mitad de la población está en la periferia del mercado”. Si es que no equivoco, el segundo problema lo exagera demasiado. Tal como lo plantea él es exagerado.

  Según Guy Sorman, el gobierno tiene que  centrarse en la educación pública primaria para que las personas puedan acceder al mercado y no en la Educación Superior. Eso ya lo habían dicho los expertos de la derecha. Asimismo, traer la competencia a las escuelas, pues “Fuera de Santiago no hay ninguna escuela primaria pública decente, por lo que la gente se mantiene en la pobreza”. El diputado socialista, Carlos Montes hace dos años, en medio de la discusión de la Reforma Educacional sugirió, y finalmente, se aprobó que no se supieran los resultados de la prueba Simce. Así, los padres no sabrán cuáles son los mejores colegios.

  A propósito de la gratuidad en las universidades, él dice algo que vio en el Chile pre 1973, y que solamente benefició a las personas acomodadas: “La gratuidad universal terminará por beneficiar a jóvenes de ingresos altos o altos medios, que saben que su educación es una inversión”. Con la Reforma a la Educación Superior ocurrirá lo mismo.

 También señala cosas que nosotros ya sabemos: “ La regulación actual frena la entrada de pequeños empresarios. También hace falta un sistema de sistema de crédito para las micro empresas. Digamos que tienes 20 años y quieres abrir un negocio muy pequeño, debieras poder contar con apoyo de la regulación y del crédito. Esa es la forma en que muchas personas podrían salir de la pobreza”.

 Otro pesimista es el economista, Ricardo Caballero , quien comparo al Gobierno con la fiebre y no con la enfermedad: “Es una fiebre que ha causado daño, pero no sabemos todavía si ha afectado irreversiblemente órganos vitales o no”. Se equivoca Caballero cuando afirma: “Ahora, a lo que me referí la primera vez que hablé de fiebre, fue para recalcar que los temas de desigualdad sí son importantes en nuestro país”. Sólo un 26% cree en el igualitarismo, para el resto las desigualdades son naturales.

  Él compara al ministro de Hacienda demócrata cristiano, Rodrigo Valdés con los sherpas de los Himalayas. Según Cabello, la Nueva Mayoría no entiende a Valdés. Sin embargo, a diferencia de Cinfuentes y Gallagher no quiere reconocer que Bachelet es la responsable del descalabro: “No tengo evidencia de su responsabilidad, pero me parece inconcebible que no la tenga”.

  Por un lado, critica que las reformas hayan sido improvisadas. Por otro lado, afirma que "lo primero que debe hacer Chile es dejar de dispararse en el pie. Todo lo otro es secundario". Apoyar las reformas es dispararse en el pie.

  Antes no había que convencer a nadie a invertir en Chile como lo ilustra la entrevista al filósofo francés mencionado. Desde que asumió la Nueva Mayoría el Gobierno, el Presidente ha tenido que viajar al extranjero, su actual ministro de Hacienda. Y por último, se han fijado metas en cuanto al número de empresas que vengan al país. Así, apareció con grandes titulares en ‘El Mercurio de Santiago’ hace unos pocos días, que el oficialismo se ha propuesto traer 300 empresas.

 El banco de inversiones estadounidense JPMorgan asegura que Chile es mejor para invertir por sobre Perú y Colombia. Esa noticia apareció en el diario Cristián con el Síndrome de Estocolmo: “JPMorgan recomienda invertir en Chile, por sobre Perú y Colombia: Confía en que el país será, junto con México, líder en el mercado bursátil durante el presente año”. Creo sobornaron a los broker de esa institución norteamericana. Tengo un conocido que tiene un socio extranjero, y éste no quiere invertir en los proyectos del chileno.


 Llega ser para risa que la mandataria haya dicho: “Hemos declarado el 2016 como el año de la productividad”. Todos vaticinan una economía pobre.

 ¿La Nueva Mayoría afectará los órganos sensibles del país?

4

parcass dijo...

De,lo poco que conozco Chile,pienso que la cosa esta mejor que hace un año
En un año mas la sacan a patadas a esa gorda infame y toda su pandilla

Javier Bazán Aguirre dijo...

Parcas:
Si refieres al prestigio de Bachelet, está peor. Ya no sube en las encuestas.
En otro sitio leí, que un pitoniso aseguraba que Bachelet renunciaba y se iba a vivir a Europa.

Sergio dijo...

Está claro que no se queda a vivir en Chile ni otro lugar de Sudamérica donde tenga que demostrar que no robó lo que se robó.
Seguramente Cristina la asesorará debidamente.

carancho dijo...

Pobre Chile, tan cerca de Argentina...

 
Cargando...