21 de mayo de 2017

Reescribiendo la historia, southern style



Ayer empleados municipales de Nueva Orleans bajaron de su pedestal la estatua del general Robert Lee. Hace unos días había corrido la misma suerte la del presidente confederado Jefferson Davis.
Previo a la operación de desmonumentización se había discutido si las estatuas eran un homenaje a la tradición sureña o un ícono racista.

Ahora ya está, Big Easy sin sus monumentos centenarios va a ser una sociedad tolerante, sin divisiones de raza, credo o religión y con igualdad de oportunidades para todos, seguro.

Seguramente para decidir la despedestalización de los personajes de la Confederación los políticos nawlineses estudiaron el manual de reestructuración estatuaria escrito por el comandante Chávez, el mismo que fundamentó el reemplazo del genocida Colón por la patríotica y boliviana  Juana Azurduy.


14 comentarios:

Pablo dijo...

Va a estar jodidos los Dukes de Hazzard cuando les prohiban usar el General Lee.

BlogBis dijo...

Buen punto, Pablo!

El Enmascarado dijo...

El problema es que Lee y Jefferson Davies fueron traidores a la Unión y, pa pior, perdieron!!!

Y en torno a sus figuras y a sus banderas, se ha discriminado y matado a muchiiiisimas personas. De romántico el Sur esclavista no tenía nada y fueron una bosta.
Y perdieron, reitero.

BlogBis dijo...

Enmas, te imaginarás que no defiendo en nada a la Confederación, pero la changa de bajar estatuas para hacer como que las cosas no pasaron me parece de un infantilismo terrible.
Y eso que celebro los olvidos deliberados de la historia, pero esos deben ser inmediatos, como hacían los romanos. Si alguien no merece ser recordado (pongamos, la Tilinga) su inmersión en el olvido debería ser inmediata. Delenda memoriae est!
Ahora no solo parece que quieren tachar la existencia de Lee et Alt, sino a la generación que consideró que merecía estar en una estatua, y a todas las generaciones sucesivas que no vieron nada de malo en mantenerla.
El año pasado estaba yo en GB cuando se armó un toletole importante porque en la Universidad de Oxford, cuando estudiantes africanos exigieron el retiro de la estatua de Cecil Rhodes, que los brittons decidieron dejar en su lugar.

Anónimo dijo...

http://i.imgur.com/W3wKMUD.gifv

Gatienso dijo...

No me imagino al Intendente de Roma dinamitar el coliseo porque allí se cometieron actos atroces, la historia sucede y punto; lo bueno , lo malo, todo merece recordarse eso de andar bajando estatuas que llevan 100 años en ese sitio me parece que no ayuda a nada. Distinto caso es bajar estatuas de dictadores (o megalomanos) recientes que a todo lo que hacían le ponían su nombre.

Sine Metu dijo...

Fueron 30.000
El General Lee no existe
¿O quiere una bala en la nuca?

Sine Metu dijo...

Bueno, Enmascarado, ahora veo un libro que no leeré de un tal brienza que trata a Urquiza de traidor.

Sine Metu dijo...

Y los Dukes de Hazzard era una serie libertaria. Jaja!

El Enmascarado dijo...

Brienza es una bosta kirchnerista, pero no es el único que ha llamado traidor a Urquiza. Hubo unos entrerrianos q lo amasijaron en su casa en San José por esa razón. Y hubo muchos federales q pensaron lo mismo desde antes.

Anónimo dijo...

Entonces estás a favor de prohibir al partido demócrata que fueron los que apoyaron la esclavitud, crearon las leyes Jim Crow y de paso fundaron el KKK? Digo si vamos a prohibir todo lo que recuerde al racismo podríamos empezar por ahí.

BlogBis dijo...

No leí a Brienza (ni Dios permita) pero asumo que lo tilda de traidor en base a que don Justo se levanta contra su ex jefe político, al que seguramente el escriba kernerista idolatra, divisa punzó incluída.
En ese sentido la acusación de traición es la misma de la derecha católica ultraacionalista, y radicalmente diferente a los motivos por los que el jordanismo lo acusaba de traición, que era por no continuar la guerra contra Mitre

Sine Metu dijo...

Esa, profesor, es la causa por la que también nuestro común conocido pequeñito lo detesta

El Enmascarado dijo...

BB, has explicado brillantemente varias de las razones por las que Urquiza fue acusado de traidor. Los porteños contemporánea de Bartolo Memitre (en porteño) agregarían la falta de cooperación en la prometida entrega de caballada para el Ejército Nacional durante la Triple Alianza.