6 de junio de 2014

Overlord


3 comentarios:

Mike dijo...

Hablando de invasión, me invade la desesperación al leer los comentarios a la nota de La Nacion sobre el D-Day. Un desastre.

http://www.lanacion.com.ar/1698960-aniversario-desembarco-normandia

BlogBis dijo...

Es un viaje que tengo pendiente.
La última batalla épica de la historia.
Gesta, más que batalla.

Y los aantinorteamericanos que dicen que los rusos hicieron la gran diferencia para tumbar a Hitler, se pueden ir bien a ... ¿a tomar por culo?

El Enmascarado dijo...

Bien dicho, BB. Tenés que ir sí o sí porque es una ocasión única de ver sobre el terreno, aunque está bastante cambiado, la magnitud del esfuerzo que tuvieron que realizar no tanto para pasar el Muro del Atlántico sino para conquistar Normandía quebrando la potencia alemana.

Los prorrusos parecen olvidarse que fueron los envíos militares de EE.UU. los que permitieron que, a partir de 1942, el Ejército Rojo contase con suficientes camiones, jeeps, botas, raciones, munición, equipos de radio y comunicaciones, mantas, elementos sanitarios, etc. como para enfrentarse en serio a los alemanes y poder pasar a la ofensiva.

Hasta tanques Sherman y Lee les enviaron y los emplearon en el el Frente, pero Stalin se cuidó muchísimo de no hacer público ni a su pueblo ni a sus soldados la ayuda americana. No recuerdo si es Max Hastings o Anthony Beevor el que señala que muchos soldados rusos creían que Jeep, Ford o GM eran palabras rusas o, simplemente, no tenían ni idea porque eran analfabetos.

El pueblo y el ejército ruso pagaron un precio altísimo en sangre parando a los alemanes a costa del sacrificio masivo de soldados. Sin el apoyo del poderío industrial americano y sin su ayuda no hubieran podido pasar a la contraofensiva.

Y antes de que salte algún prosoviético, le pido que no se pelee conmigo sino que lean a Hastings, Beevor o cualquier historiador bien documentado que analice las cosas con distancia, tiempo y fuentes.