Comentarios recientes

3 de junio de 2015

Inconsecuencia y delirios de Fernando Atria







 Mientras leo el libro La Constitución tramposa del jurista constitucional de Bachelet, Fernando Atria, que desea cambiar la Ley Fundamental “por las buenas o por las malas”, él menciona otros libros de su autoría referentes a otros temas como la educación y cómo es vivir en el sistema de economía de mercado. Sus libros son Mercado y Ciudadanía en la Educación (2007) y Veinte años después: Neoliberalismo con Rostro Humano (2013).

 Cuando vi solamente los títulos de mencionados, simplemente me morí de la risa. Durante la última campaña presidencial del 2013, el sitio El descueve mostró que los asesores de la campaña de Bachelet decían una cosa y hacían otra. En efecto, el señor Atria fue partidario de la nefasta reforma educacional que puso fin al lucro, la selección y al copago de los colegios particulares subvencionados. La Nueva Mayoría dijo que iba mejorar la educación pública que se da en los colegios municipalizados. No fue así. Palabras de Atria sobre los colegios particulares subvencionados : “Creo que empezar por corregir la educación pública es un profundo error. El gran problema de la educación pública es la educación particular subvencionada”. Ya sabemos de dónde saco el ministro de Educación, Nicolás Eysaguirre la idea de quitarle los patines. El profesor de la Universidad de Chile y de la Universidad de Adolfo Ibañez del Campo tiene a sus hijos en el colegio exclusivo particular pagado Santiago College, en la comuna de La Dehesa, que tiene una mensualidad de $536 mil pesos y una cuota de incorporación de $4 millones de pesos. Entre tantos colegios que hay en el barrio alto, eligió ese, él que se opone al mercado. No se le ocurrió meter a sus hijos en e Liceo Victorino Lastarria de Providencia o en una escuela de la comuna de Maipú. Apostaría a que se emociona con la película Machuca. No metió a sus hijos en una escuela estatal para que conocieran otra realidad. Lo que vale para Atria también vale para Bachelet, quien educó a su hijo Sebastián Dávalos en un colegio particular pagado, que selecciona y lucra. Y por tanto, excluye. Se nota que no vio el titular del principal diario del país, en decían que en diez años se había retirado medio millón de estudiantes de la enseñanza municipal (estatal) a la particular subvencionada.

 Según Atria: “lo que está en discusión es cuál es la estructura institucional del sistema educacional. Todos los padres tienen que tomar decisiones respecto de qué es lo mejor para sus hijos, dadas las reglas del sistema. Pretender que la óptica con la cual uno discute la correcta organización del sistema educacional tiene que ser la misma en la cual cada uno decide qué hacer, no tiene mucho sentido”. Otro personaje de la Izquierda chilena que no se entero que uno grupo apoderados ya eligió y tomaron una decisión al cambiar a sus hijos de los colegios municipalizados a los colegios particulares subvencionados. Supone que los apoderados son tontos menos él y al grupo oligárquico al que pertenece. Una frase dicha por él lo confirma: “Es extraño que los apoderados reclamen diciendo ‘que nos cobre”.


   Él afirma: "El mercado es el criterio de distribución de la educación en Chile”. ¿Qué tiene de malo? Son los apoderados eligiendo un colegio y los diversos establecimientos ofreciendo diversos proyectos educativos.

  Al ver título del segundo libro mencionado, también me causo risa: Veinte años después: Neoliberalismo con Rostro Humano. Pues, da la impresión de que el sistema económico que los militares colocaron sólo es comparable a un leprosorio de la época de la Jesús. Más bien, habría que decir la economía de mercado o el capitalismo humanizo a la ex Izquierda marxista leninista, a excepción del asunto de los militares presos en Punta Peuco, donde el progresismo revela su falta de humanidad, por excelencia. Ser de Izquierda es ser inhumano. Según él, “la Concertación humanizó el neoliberalismo”. ¿Humanizó el libre intercambio de bienes y servicios? Agregó:la Concertación le puso rostro humano al neoliberalismo inhumano que heredamos de Pinochet y lo humanizó con un discurso socialdemócrata”. Si califica de inhumano al sistema capitalista, significa entonces, que su opuesto es humano, esto es, el comunismo. Se nota que se paso por el aro, los 100 millones de muertos que dejó el comunismo en el siglo pasado. Califica de inhumano al modelo que le permite financiar el Programa absurdo de la Nueva Mayoría. Personas como Atria es expropian y no crean nada. El asesor jurídico de Bachelet desprecia la inteligencia, siguiendo a Ayn Rand, ya que todo lo que usa y tiene lo hizo otra persona. Él no se fabrico los lentes que usa, por ejemplo. Tiene que ser una experiencia traumática para este iluminado entrar a una tienda, ir a un restaurante, pedir comida china o japonesa desde la casa, entrar a un mall, o simplemente ir a la feria o el mercado de la capital y pedirle a la cacera (o) un kilo de manzanas solo comparable a la experiencia que tiene un vampiro al ver la luz del día o ser rociado con agua bendita.

  Hay una noticia del 2014 que dice así : “Mientras hacienda le hace guiños al empresariado, Ominami, Vallejo, Jackson y Atria entre los VIP del mundo progresista en seminario de la FEN”. Como dice el viejo refrán: “Dime con quién andas y te diré quién eres”. Atria como es hipócrita como Bachelet no se confiesa comunista. Ese evento fue organizado por la Fundación Chile 21 y la Fundación Progresa, siendo anfitriona la Facultad de Economía y Negocios (FEN) de la Universidad de Chile con el tema “Crisis en la sociedad de mercado, propuestas para un Chile neoliberal”, donde escucharon al economista francés, Robert Boyer. El mercado no está en crisis, ni tampoco la sociedad tal como entiende la Izquierda, pues los llamados Movimientos Sociales que lidero Vallejo fueron creados para crear conflictos artificiales. Más bien, si se trata de crisis de sociedad, es la consecuencia de los veinte y cinco años en que el progresismo ha socavado los cimientos de aquélla. La solución del progresismo es más Estado y menos libertad. Mansa novedad. Ya no está el ministro de Hacienda, Arenas.

Y esto me lleva a Camila Vallejo, quien participo en un seminario en Buenos Aires, Argentino, en el verano pasado sobre La Emancipación y la Igualdad, una alternativa al neoliberalismo. Allí la diputada comunista se codeó con Noam Chomsky de Estados Unidos, Cuauhtémoc Cárdenas de México, Ignacio Ramonet de España y con el filósofo italiano Gianni Vattimo, entre otros. La ministra de Cultura de Argentina, Teresa Parodi dijo: “Además, las ponencias y discusiones que se desarrollen esos días serán una nueva oportunidad para debatir sobre los cambios en curso en Europa y los actuales intentos de socavar los procesos democráticos latinoamericanos con el evidente propósito de restaurar el statu quo neoliberal". Pues bien, en el último foro estuvo la diputada con el tema “La nueva generación ante la disputa del presente”. La diputada comunista gana un sueldo millonario de $ 5898375 más asignaciones de $5088600 de pesos y su pareja, el cubano es asesor del ministerio de Salud con sueldo de 6 millones de pesos. La guinda de la torta fue que el padre de la comunista se gano la licitación para la calefacción de La Moneda, por un monto de 300 millones de pesos . Esa es la famosa “Alianza Público-Privada” que defiende el Presidente de la República. En otras palabras, empresarios amigos o parientes de la coalición gobernante hacen sus negocios. Las primeras palabras de Vallejo al saber que su padre ganó la licitación fueron, ella escribió en su cuenta twitter : “Viejas tácticas de la derecha; Miente, miente que algo queda…”. Después dijo: “Qué ociosidad!, ahora inventan que mi padre ganó licitación de La Moneda. Obsesionados con dañar mi imagen y la de mi familia. Que los perros ladren…”. Ser un personaje público tiene su precio. La tonta pensó que era gratis. Ni siquiera sobreviven, sino que viven de los más bien en el denostado sistema económico liberal. En vez de llevarlos a la isla Dawson como hicieron los militares con los jerarcas de la Unidad Popular, encontré un mejor castigo. Lo ideal sería botarlos en una selva de la Amazonia, de la Guyana francesa, en la selva de Panamá, en los manglares de Luisiana, en la sábana africana y en una isla tropical cerca de Indonesia empelotas, pues todo lo que tienen y usan los fabrico alguien producto de la división del trabajo. Por tanto, no merecen los beneficios del sistema capitalista. En resumen, tienen que ser despojados de todo y que empiecen como Adán y Eva.


 Asimismo, el doctorado por la Universidad de Edimburgo, Escocia, no aprendió nada de los países anglosajones, en primer lugar. Y en segundo lugar, de la llamada Ilustración escocesa que frecuentemente los intelectuales de derecha contraponen a la Ilustración francesa. Así, por ejemplo, el economista argentino, Carlos Rodríguez Braun escribe sobre las dos : “ Una fue plural y otra colectivista. Para los escoceses, en efecto, no hay fines colectivos sino personales: la sociedad no tiene fines y por tanto no debe tenerlos el Estado”. De la Ilustración escocesa proviene Adam Smith, David Hume, James Mill, Francis Hutcheson, Adam Ferguson. Además de poetas, historiadores, novelistas, científicos e ingenieros como James Watt. La Nueva Mayoría a la pertenece el abogado constitucionalista sigue los pasos de la Ilustración francesa.


 Como creo que es culto el abogado Atria, él conocerá la célebre frase Ferguson: “La diferencia más importante entre un salvaje y un hombre civilizado es que el salvaje no reconoce los derechos de propiedad”. Ya sabemos dónde se encuentra el profesor universitario. Y así y todo, quiere pasar la retroexcavadora a la propiedad privada tal como está protegida por la Constitución de 1980.
 
Cargando...