Comentarios recientes

10 de octubre de 2016

Periodistas al servicio de la inhumanidad y la mentira







 
  Ya paso otro 11 de septiembre chileno. Me pregunto, ¿Cuando nuestros intelectuales van a demoler los siguientes conceptos manoseado por la Izquierda, a saber, impunidad, memoria, derechos humanos, entre otros? Son incapaces de rebatirle. A propósito de Colombia con Santos y las FARC, hay que recordarles a los chilenos que no estamos en paz.

  Bueno, antes de que llegase esa fecha entrevistaron al periodista Sergio Campos , quien recibió el 2011 el Premio Nacional de Periodismo. Para el 11 de septiembre de 1973 trabajaba en la Radio Corporación. Presencio el bombardero a La Moneda. La radio donde trabajaba la cerraron: "La radio fue clausurada, muchos de mis compañeros fueron detenidos y llevados al Estadio Nacional".

   Lo llevaron a la Academia de Guerra Aérea, donde fue torturado, según él. Cuando hablan de tortura, no les creo nada. Después de todo, los mismos que hacen gárgaras de las supuestas torturas de los militares, le hace la vista gorda a las torturas que hacía la Policía de Investigaciones a los opositores de la Unidad Popular.

  No deja repetir frases al servicio de la Izquierda como por ejemplo, cuando se refiere al Gobierno Militar: “en el que el 45 por ciento de la población vivía en la pobreza extrema y la gente comía directamente en la basura". Se olvida que en tiempos de la Unidad Popular, la pobreza en el país de era 80 por ciento, y que precisamente el nuevo modelo económico saco a 7 millones de la pobreza, tal como dijo José Piñera. A Sergio Campos no le importaba las JAP de Allende, ni el desabastecimiento provocado por el propio gobierno a igual que en la Venezuela de Chávez y Maduro.

   Luego en 1978 vuelve a Chile e ingresa a trabajar a Radio Cooperativa: "Todo el equipo periodístico estaba volcado en conseguir espacios de libertad, aunque fueran milimétricos". Luego agrega: "La tarea fue difícil y arriesgada, las brutalidades de la dictadura fueron impresionantes. El temor siempre estaba latente, pero seguíamos bregando para recuperar la democracia". Se olvida que durante la Unidad Popular querían cerrar las radios opositoras.

  Según él, en el país no hay pluralismo en la prensa:"Donde no hay prensa pluralista, la democracia está enferma. Chile padece esa enfermedad y yo espero que se cure con más democracia y una nueva Constitución", Como ven cree que dando más poder a los políticos, pues eso significa la expresión “más democracia” y apoyando una nueva Constitución en la propiedad tenga función social por arte de magia tendremos diversos medios. Además, ¿qué alega, si todos los periodistas son de Izquierdas? Actualmente están los siguientes medios progresistas: El Ciudadano, El Siglo, Cambio21, Punto Final, Le Monde Diplomatique y Clinic. ¿No es pluralismo? En una entrevista a Cambio21, da entender que no le importa que los llamados ‘profesionales o profesores’ muertos por los agentes del Estado, hayan pertenecido al FPMR.

   No encontré una opinión de lo pensaba Campos sobre la censura que hizo el Colegio de Periodistas al inserto de la Cámara de Diputados de agosto de 1973 en septiembre del año pasado.

  Un día antes del 11 de septiembre de este año, en un programa de entrevista de un canal abierto, una periodista le pregunta al investigador Felipe Portales sobre el mito de que Chile antes de esa fecha, que fue una democracia ejemplar en el contexto latinoamericano, hasta que vino el pronunciamiento. Recién publicó el libro Historias desconocidas de Chile.Desde luego, que la periodista culpaba a los militares, olvidándose que fue la Izquierda la que tiro por la borda el sistema político. Me asombro la ignorancia de la periodista e igualmente del profesor. Una palabra que se usa poco en su sentido originario es, pues, necio o necedad. ¿Cuál es la diferencia entre ignorancia y necedad? En que la primera se tiene la información a mano. ¿Dónde está la información? En la red.

   La periodista no busco en internet la declaración de principios del grupo terrorista Mir de septiembre de 1965, donde dice: “El MIR rechaza la teoría de la "vía pacífica" porque desarma políticamente al proletariado y por resultar inaplicable, ya que la propia burguesía es la que resistirá, incluso con la dictadura totalitaria y la guerra civil, antes de entregar pacíficamente el poder. Reafirmamos el principio marxista-leninista de que el único camino para derrocar al régimen capitalista es la insurrección armada”.

  Y la declaración del Partido Socialista en el Congreso de Chillán de noviembre de 1967: “1. El Partido Socialista, como organización marxista- leninista, plantea la toma del poder como objetivo estratégico a cumplir por esta generación, para instaurar un Estado Revolucionario que libere a Chile de la dependencia y del retraso económico y cultural e inicie la construcción del Socialismo.2. La violencia revolucionaria es inevitable y legítima. Resulta necesariamente del carácter represivo y armado del estado de clase. Constituye la única vía que conduce a la toma del poder político y económico y, a su ulterior defensa y fortalecimiento. Sólo destruyendo el aparato burocrático y militar del estado burgués, puede consolidarse la revolución socialista”.

   En ese fin de semana, me entere del inserto que puso el ex parlamentario y escritor Hermógenes Pérez junto con Fernando Martínez en el diario La Tercera y de la polémica que generó: “A 43 años de la gesta libertadora, chilenos agradecidos de sus Fuerzas Armadas y de Orden no olvidan", donde aparecían los uniformados muertos por el terrorismo entre abril de 1978 y mayo de 1986. Hubiese puestos las víctimas del terrorismo  antes de 1973 hasta 1990. Después supe que los propios periodistas que trabajaban ese medio sacaron una declaración oponiéndose a ese inserto. Eso lo último. Si yo fuese el dueño de ese periódico, los despidos. Los periodistas sacaron una declaración que decía: "A los que ejercemos el periodismo cada día nos resulta inconcebible que nuestro diario se preste para publicar ese tipo de propaganda antidemócrata”. Si fuera no por el Gobierno Militar, no tendrían su trabajo ni sus vidas de pequeños burgueses. ¡Qué humanitarios! Parafraseando a Orwell, hay víctimas o muertos más importantes que otros. ¡Los periodistas apoyando la censura! Dicho sea de paso, El Mercurio de Santiago se negó publicar el inserto. La banalidad del mal.

   El Catón de la república, el rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña esta vez no dijo nada sobre la mencionada inserción a diferencia del año pasado en que El Mercurio de Santiago insertaron el Acuerdo de la Cámara de Diputados de agosto de 1973. En esa oportunidad, abogado salió con el típico argumento de la Izquierda. El inserto no significa que se justificará las llamadas ‘violaciones a los derechos’ ocurridas después del 11 de septiembre. Asimismo, el rector polemizo con el Colegio de Periodistas a cargo de una comunista que censuro el inserto. ¿Para Carlos Peña esas muertes se justifican o se justifican? ¿No son para él violaciones a los derechos humanos?El silencio otorga en el lenguaje leguleyo. Quizás si hubiera escrito algo, tal vez lo hubieran asesinado al terminar su jornada académica en la universidad tal como lo hicieron con el senador Jaime Guzmán. Es un cobarde.

  Por el blog de Hermógenes Pérez de Arce supe la reacción del intelectual de Izquierda, Alfredo Joignant sobre el mencionado inserto: “Un pequeño escándalo tuvo lugar el 11 de septiembre recién pasado. Tras varios años de silencio, el pinochetismo criollo, hoy exótico, publicó un inserto de dos páginas en un diario de la plaza”. Burlándose de la expresión “chilenos agredecidos”, como si fuese “lenguaje extraño, casi irreal”. Agrega: “a repetición pesadillesca de un lenguaje en desuso no muy distinto de la lengua muerta”. Según él, la reacción de los periodistas como de las redes sociales de debe a que el general Pinochet representa el mal. Alude a recopilación de caricaturas en diversos medios del mundo. O sea, funcionó la propaganda de la ex Unión Soviética antes de que se derrumbara. Según él, el historiador Gonzalo Rojas está lejos de ser un historiador. ¿Se habrá tomado la molestia de leer el libro Chile eligió la libertad? Joignant no se cree ni las propias fantasías que la Izquierda sobre Allende “el demócrata” y la UP. De lo contrario, tomaría un boleto sin retorno al paraíso comunista de Venezuela. Lo que es exótico es el allendismo y el culto a la personalidad del mandatario marxista. Desde luego, que él no se va atrever cuestionar, por ejemplo, que el l Partido Comunista que desea volver a las condiciones económicas y políticas previas al 11 de septiembre de 1973. Tratar de revivir unas políticas fracasadas. Se nota que no es intelectualmente honesto. No se puede ser esto último si se es de Izquierda. ¿Quiere decir las declaraciones del PS y el Mir mencionadas más arriba son mentiras y que la UP no quiso llevar a una dictadura del proletario? 

Tanto la actitud de los periodistas de La Tercera como las palabras de Alfredo Joignant confirman que no vale la pena sentir compasión por los ex revolucionarios marxistas leninistas del UP y los terroristas. Después de todo, eran unos matones y los víctimarios.

  Para entender lo anterior, basta recordar las célebres palabras de Allende sobre el periodismo: “La objetividad no debería existir en el periodismo, porque el deber supremo del periodista de izquierda no es servir a la verdad, sino a la revolución”.
 
Cargando...