19 de abril de 2008

Triste, solitario y final

Se acuerdan de López Murfi? Fue el protagonista del más rápido y estrepitoso operativo para aniquilar capital políticoque vio el país. Tercero en las elecciones presidenciales de 2003, convencido de su "destino sarmientino" y rodeado de una banda de adulones que le pronosticaba un futuro refundacional en la política argentina eludió candidaturas legislativas que hubierna formado la base de una fuerza creíble.
A él le bastaba con aparecer siendo el "líder de recrear".
Ya no más.
Pensar que antes de las elecciones de 2007 muchos bloggers se enojaron conmigo -y me sacaron de varios blogrolls- por opinar sobre la incapacidad palmaria de este tipo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

es una lastima, a mi rlm me parecia lo mejor que este pais podia ofrecer, es cierto que tal vez no se manejo muy bien en la politica, pero era el unico rescatable dentro de todo.

habra que esperar a ver cuel es su futuro, lamentablemente si es que lo tiene me lo imagina como integrante de la coalicion civica con una alianza con lilita, aunque lamentablemente estara en la vereda de enfrente para los que lo votamos creyendo en sus ideales.

El Bambi dijo...

López Murphy, por lo menos, tiene principios. Podrá ser torpe para hacer política, pero es un modelo público en ciertos valores que se han perdido. Y eso también es necesario. Para hacer política hay otros.

Max dijo...

LM es ideológicamente un grande, pero en la práctica es solo un profesor universitario. Charlando con un pariente mio se horrorizaba por los cuentos de lo que era la corrupción de la política en algunas provincias. Es un nene de pecho, yo diría que inviable en la política argentina.